El escritor Fernando Savater ha sido entrevistado por Leila Sterenberg en el programa Milênio que se emite por la cadena de televisión brasileña GloboNews.

Como no puede ser de otra forma, está en su naturaleza, el escritor ha hablado del nacionalismo vasco (y catalán). Partiendo de un falso posicionamiento de un “no nacionalista” que observa y describe a los “infectados” por ese “mal”.

Una pretensión falsa, porque el es un “nacionalista español”. Un “nacionalista español” de libro, porque basándose en la comodidad que da sentirse protegido por el estatus quo, niega que lo sea. Algo habitual entre los suyos. Después de todo les basta con sacar el DNI y mostrar que son eso, españoles.

De ahí su explicación de lo que es el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos y su oposición al concepto de ciudadania. Para él la ciudadania la da en DNI y como el DNI dice “español” todos lo somos sin posiblidad de discusión. 

Nuestro donostiarra de pro se habría divertido mucho, a principios del siglo XIX, combatiendo a los patriotas sudamericanos y habría insultado, sin ningún miramiento a Bolivar o San Martin, llamándoles de todo menos “bonitos”. Lo haría, eso sí, con el respaldo poderoso, con el certificado de poseedor de la “verdad absoluta” que le daría la “Constitución de Cadiz” , que en su artículo primero declaraba que “La Nación española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios“. Siempre, eso sí, que no fueran esclavos o hijos de esclavos. Que, después de todo, la ciudadanía española es algo que no se le puede otorgar a cualquiera.

Decimos lo de que se habría divertido mucho, porque tenemos grabado a fuego cuando este señor dijo que con el terrorismo se “había divertido mucho“. Sí, aunque parezca increíble así lo afirmó, entre risas, en una entrevista en TV.

Curiosamente en Brasil remarca la persecución sufrida en las propias carnes, mientras que en Madrid viene a decir que “personalmente no ha sufrido lo que otros por la violencia etarra“. Él sabrá el porqué de los dos discursos.

Luego ilumina a los televidentes brasileños con su reflexión sobre las razones que explican la existencia del movimiento independentista catalán, justificándolo por la corrupción de los políticos catalanes y, parece que, en la estupidez de los ciudadanos de Cataluña que se dejan engañar por esas manipulaciones.

Pero no podemos dejar pasar lo que nos ha parecido lo más absurdo. la mayor “savaterada” de la noche (porque la entrevista era nocturna). No sabemos si esto lo dijo entre risas, como lo de que le había divertido el terrorismo, porque solo tenemos el artículo. Pero a la pregunta-afirmación de la entrevistadora:

Você nasceu e viveu em San Sebastián, uma terra de cozinheiros incríveis.

El responde:

Tem cozinheiro demais lá. Estou farto deles (hay demasiados cocineros,estoy harto de ellos)

Así, sin pestañenar. Uno se pregunta a que viene esa “coz” y parece que el siguiente binomio pregunta-respuesta puede ayudar a entenderlo.

Mas também de nacionalistas ferrenhos. (pero también hay nacionalistas obstinados/intransigentes)

A lo que el contesta

E, muitas vezes, os cozinheiros e os nacionalistas são os mesmos. Mas acho que você prefere os cozinheiros. Prefiro quase qualquer coisa aos nacionalistas. (y muchas veces cocineros y nacionalistas son los mismos. Pero creo que usted prefiere los cocineros. Prefiero casi cualquier cosa a los nacionalistas)

Evidentemente el intelectual Savater, se refiere a los nacionalistas vascos o catalanes y no a los españoles, brasileños, o norteamericanos. Todos ellos pueden defender la existencia de su nación y de su DNI (ese que da lo derechos) menos los nacionalistas (vascos o catalanes) cuyo nacionalismo es imbecilizante (¿se habrá mirado el Sr. al espejo?).

Es decir, los cocineros donostiarras tienen que saber que para el Sr. Savater son, en muchos casos, unos cocineros-nacionalistas-imbecilizados. Eso es saber ser transigente, moderno, abierto, demócrata y experto en hacer amigos.

En definitiva eso es ser Fernando Savater.

Consultor Jurídico – 8/2/2016 – Brasil

“A ética é uma reflexão sobre a nossa própria liberdade, não a dos outros”

Basco e separatista são duas palavras que costumam andar juntas no noticiário. Fernando Savater é basco, mas não é separatista, e sim um crítico de nacionalismos e segregacionismos em geral. Ele é autor de dezenas de livros e artigos sobre política, ética, educação e literatura, além de obras de ficção. Escreveu também sobre Voltaire, iluminista francês que ele considera o primeiro intelectual, porque queria não apenas compreender, mas também transformar o mundo.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2