El diario económico hindú Mint ha publicado un articulo del periodista Salil Tripathi en el que este reflexiona sobre Gernika, el bombardeo que sufrió la ciudad mártir y sus significados visto desde la actualidad.  Tenemos que reconocer que, como no es difícil entender, no conocíamos su curriculum que es, simplemente, abrumador.

Su reflexión nos ha parecido muy interesante y pensamos que merece la pena ser leída con atención. Pero en ella hay elementos que, sinceramente, merecen una puntualización o una reflexión complementaria. Así que, como somos unos osados y a lo largo de estos años ya hemos ido escribiendo muchas reflexiones y comentarios sobre artículos referidos a esta ciudad y su destrucción, vamos a intentar realizar esa labor.

destroying hundreds of buildings (70% of the town, according to Basque authorities)
(destruyendo cientos de edificios (70% de la población, según las autoridades vascas))

Las autoridades vascas habrían sido por si mismas fuentes fidedignas y de confianza para determinar el daño causado, como lo fueron para determinar el número de muertos durante el bombardeo (algo que ya comentaremos más adelante). Pero es que las fuentes de las fuerzas franquistas y el gobierno insurrecto, lo reconocen de la misma manera.

Existen unas fotos muy clarificadoras del daño ocasionado por el bombardeo, y los planos de necesidades de reconstrucción del gobierno ilegal franquista, así lo demuestran:

Mapa de los daños sufridos por Gernika (plano hecho por el gobierno franquista)
Mapa de los daños sufridos por Gernika (plano hecho por el gobierno franquista)

And killing several hundred people (estimates range from 126-1,600)
(Y matando a varios cientos de personas (las estimaciones oscilan entre 126-1.600)

El número de víctimas superó ampliamente las 1.600 personas. Como lo afirma el propio Gobierno Vasco, (1.654 víctimas), como asegura el periodista del Daily Express Noel Monks, o como concluye el estudio realizado por el historiador Xabier de Irujo (Gernika, 1937: The Market Day Massacre o El Gernika de Richthofen: Un ensayo de bombardeo de terror )

No hay que olvidar que Franco y los suyos negaron en principio el bombardeo y luego, ante la imposibilidad de negar la evidencia, han intentado minimizar los daños producidos por el mismo hasta hoy en día.

The other, perhaps cynical, explanation is that Franco’s Nationalists were the bad guys; in Hiroshima and Dresden, the Allies were bombing the bad guys,
(El segundo, quizás cínico, la explicación es que los nacionalistas de Franco eran los malos; en Hiroshima y Dresde, los aliados estaban bombardeando a los malos,)

No pensamos que esa sea la razón. No creemos que el Bombardeo de Gernika causara esa impresión porque lo hacían “los malos”, mientras que Hiroshima y Dresde eran “obra de los buenos”

El insurrecto Franco era visto con muy buenos ojos en USA, en Gran Bretaña y en muchos países occidentales. Después de todo era un freno a las “hordas comunistas”. Eran “gentes de orden” que sólo querían defender la “civilización occidental”.

Ni The Times, ni el New York Times, ni el Daily Express eran diarios de “izquierdas”. Así que la difusión de las crónica de Steer o Monks no estaban guiadas por un intento de desprestigio de Franco. Lo que pudo ocurrir es que ambos periodistas primero conocieron el bando insurrecto y luego llegaron al frente vasco, donde al revés que con los sublevados, tenían libertad de movimiento. En un lado, el fascista, se les intentaba decir lo que tenían que contar a sus lectores, mientras que en el otro, el vasco, se les decía, “contad lo que veis“.

Sin duda el impacto del Bombardeo de Gernika nace de la novedad. La población occidental, al contrario que 7 años después, no estaba acostumbrada a que una ciudad abierta y llena de población civil quedase convertida en escombros y su población diezmada por las nuevas maquinas de la guerra total.

Además, las poblaciones francesas, británicas (a lo largo de todo su imperio), norteamericanas, holandesas, polacas,… no estaban perdiendo a los “suyos” en esa guerra. Aquella guerra, era una guerra de esos españoles locos, que no había aprendido nada de los desastres de la Gran Guerra europea. Unos años después, con Dresde y después con Hiroshima, el mundo estaba lleno de cadáveres y lo único que contaba era hacer el mayor daño al enemigo y acabar la matanza cuanto antes.

I wasn’t expecting ruins, but as we travelled through the Basque country, there was nothing to set it apart from other towns along the road from Bilbao.
(No me esperaba ruinas, pero ya que viajamos por el País Vasco, no había nada que lo distinguen de otros pueblos a lo largo de la carretera de Bilbao.)

Gernika es una población sin casco antiguo, sin apenas edificios anteriores a 1940. No sabemos lo que el autor ha visitado de El País de los Vascos. Pero Gernika es muy diferente al resto de poblaciones del entono. Por la sencilla razón de que nada queda de su historia de siglos. Nos encontramos ante una ciudad reducida a escombros llenos de cadáveres, sobre los cuales se levantó la nueva ciudad, convertida, en sí misma, en un cementerio y en un monumento a la barbarie.

Sin duda Gernika no es la excepción, sino una muestra más de lo que es la crueldad y la barbarie que pueden desarrollar los seres humanos. Pero Gernika, a pesar de su pequeño tamaño y de ser “sólo” la ciudad sagrada de un pequeño pueblo aborigen europeo, y no una gran cuidad o capital de un imperio, se ha convertido en el símbolo que nos recuerda esa barbarie.

Dos puntualizaciónes finales. La primera, la Villa de Gernika se llama así, Gernika. La segunda, es que los franquista no eran nacionalistas, eran insurgentes, o simplemente fascistas.

Agradecemos a  Salil Tripathi su visita a nuestro país, y esperamos que vuelva pronto. El País de los Vascos es un lugar que merece la pena ser conocido.

 

Mint -5/9/2015 – India

The meaning of Guernica

We reached Guernica in the afternoon—the time when most sensible folks in Spain go to sleep, particularly during its harsh summer months. The sun is not as pitiless here as in the south, but heat is heat. We walked from the bus stop, ascending the slopes of the city slowly, and headed for the oak tree, which has been the symbol of continuity of Basque identity.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2