Las personas necesitamos  Esperanza. La hemos necesitado estos últimos años, cuando nos hemos enfrentado  a lo que podemos definir, sin equivocarnos, como un largo Annus horribilis que se ha prolongado tanto en el tiempo, que parece que siempre ha estado con nosotros.  2012,  2013 y 2014 han sido capaces de sacar lo peor y lo mejor de nosotros mismos: nuestra desesperanza y nuestra voluntad de luchar; nuestros miedo al futuro, y nuestra solidaridad; nuestro terror al cambio, y nuestra capacidad de adaptarnos y mejorar. Aunque tanbién es verdad que el año que acaba, el 2014, parece que nos deja a su marcha unas poco mejores “perspectivas de futuro“.

Aun así, este año que acaba ha sido un año difícil. Hace ahora un año, cuando acababa el terrible 2013, os deseábamos a todos  vosotros un nuevo año  cargado de un mayor grado de esperanza y de posibilidades. Parece que, al final y aunque sea un poco, las cosas han ido algo mejor. Al menos en términos generales.

Ahora, a las puertas de 2015,  volvemos a transmitiros nuestros mejores deseos para el año que estamos a punto de iniciar. Que las “cosas” vayan mejor, y que esa mejoría que se perfila en términos “macro” (esa palabro que parece que se usa para indicar que las cosas mejoran sólo para los que tienen mucho)  se convierta en un mejoría real  en la vida de cada unos de nosotros. Eso es lo que esperamos, pedimos y deseamos.

Como parece que el trabajo de nuestro admirado Alan Lomax , nos ha sido propicio, queremos recuperar la grabación que usamos el año pasado para felicitar a todos las Fiestas de Fin de año.  Por eso volvemos a recurrir a una muestra de su trabajo de recopilación de los sonidos del Pueblo Vasco (que pueden conocer mejor aquí) y por eso re-utilizamos, además, un autentico clásico: Olentzaro, grabado el 1 de enero de 1952 en Tolosa.

También repetimos la imagen usada el año pasado.  Una imagen cargada de simbolismo: Un Eguzkilore.

Esperamos que estos dos símbolos nos ayuden a tener un 2015 mejor para todos. Un  Eguzkilore, clavado en la puerta de todos nosotros, y en las “puertas de nuestro País“, para que nos proteja de los malos espíritus; y un Olentzero que nos traiga la Luz que necesitamos para encontrar el camino adecuado para que 2015 sea un gran año.

Pero, sobre todo, confiamos en que con nuestro trabajo, el de todos, seamos capaces de construir un mundo más justo y solidario. Además de conseguir construir para nuestro Pueblo,  una Patria Libre de Hombres Libres.

A todos, Zorionak eta Urte Berri On.

Horra, horra gure Olentzaro (Tolosa, 1952)

 

zorionak 2014

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2