Hoy vamos a incumplir nuestra norma de escribir sobre lo que dicen de los vascos medios internacionales dos veces. Los dos incumplimientos van a estar inter-relacionados y los dos van a estar relacionados con medios que se sigue habitualmente de Iparralde. Creemos que, como decimos muchas veces, las normas se crean para que se puedan rompan de vez en cuando y pensamos que tanto el interés de la información como el objetivo buscado justifican la excepción.

La causa de esta auto-rebelión la tiene una vaca vasca, o mejor dicho, la raza de vaca vasca por antonomasia: Betizu. Una raza de una gran importancia a lo largo de la historia para los vascos y que ahora se encuentra en una situación cercana a la del peligro de extinción ya que al ser semi-salvaje y poco productiva, cada vez le resulta más difícil encontrar espacios donde vivir.

Les hablamos de esta raza, porque la cadena de TV pública France 3-Aquitanie le ha dedicado un espacio en la parte de su web dedicada a la información sobre el Pays Basque y que ha sido incluida en su Magazine du Pays Basque. En él se cuenta cómo esta raza mítica casi ha desaparecido en la zona norte del Pirineo, es decir en la zona del País Vasco bajo administración francesa.

Existe interés por parte de “algunos apasionados” de  esa raza en Iparralde, de recuperarla en su parte del Pirineo y para ello se han La solución parece fácil: usar las de Hegoalde para impulsar esa recuperación. Pero como siempre para en estos casos no todos parecen estar contentos. Después de todo estas vascas son, por definición, salvajes y viven en libertad. Algo que no a todo el mundo le resulta atractivo.

Resulta curioso que esta raza de vaca, tan importante para los vascos como para formar parte de su mitología, pueda ser uno de los elementos “cohesionantes” de los vascos de los Pirineos.  Tenemos vacas betizu en la montaña de la Comunidad Foral de Navarra, en los montes de la Comunidad Autónoma del País Vasco y en las laderas pirenaicas de Iparralde.

Lo natural es que, como ha pasado por miles de años, estos animales pudieran seguir viviendo en su entorno natural, sin preocuparse, ni reconocer, esas fronteras impuestas por autoridades que nunca les preguntaros si estaban de acuerdo. Como decimos, es lo natural.  Lo mismo que durante siglos los vascos de uno y otro lado se movían a través de esa frontera que ellos no pusieron (como tan bien nos relata Orson Welles en su documental The Land of the Basques en los años ’50 del pasado siglo).

Ahora con la desaparición de las fronteras en Europa y con la voluntad de la Unión Europea de favorecer la creación de Euro-regiones y Euro-ciduades, los vascos tienen una oportunidad única de recuperar lazos que se han ido rompiendo o desgastando a lo largo de los siglos de esas fronteras que no eran propias sino ajenas.

Pero para eso, deben empezar a conocerse mejor, a “saber del otro”. Una labor que es la mejor forma de empezar ese camino juntos. Algo que se está realizado a ciertos niveles, como es el caso de la Camara de Comercio Bihartean, pero que exige un mayor conocimiento en el día a día. Y ese será el segundo incumplimiento de las reglas de hoy.  Pero esa es otra entrada.

France 3 – 29/11/2014 -Francia/ Iparralde

Bétiso : la vache transfrontalière du Pays basque

Un ejemplar de la raza vasca Betizu en su ambiente natural
Un ejemplar de la raza vasca Betizu en su ambiente natural

Si cette vache mythique avait presque disparu en France, côté espagnol en revanche elle a toujours fait partie du patrimoine grâce à une politique de maintien. Une espèce sauvage, caractérisée par ses cornes élégantes, qui aujourd’hui fait l’objet d’un suivi spécifique des deux côtés de la frontière.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2