Estos dias Rioja alavesa está recibiendo atención en los medios de comunicación portugueses gracias a un matrimonio de presuntos delincuentes de Baños de Ebro. Este matrimonio se dedicaba a traer trabajadores de Portugal  que,  atraídos con falsos contratos y mantenidos en condiciones de vida infrahumanas, ofrecían como mano de obra par las labores de la vendimia o la recolección de fruta a agricultores o empresarios de la zona.

Sabemos que  en la inmensa mayoría de los casos, se cumple una normativa estricta y que existen importantes actuaciones para asegurar que la estancia de esos trabajadores se realiza en las mejores condiciones. Pero aun se nos presentan casos como el que aquí recogemos, en el que parece que el interés económico, la búsqueda de un mayor beneficio, se hace perdiendo los principios más elementales de la dignidad humana. No nos referimos a la dignidad de los explotados, sino la de los explotadores, que cuando actúan de esa forma pierden toda la dignidad e incluso su “Humanidad“.

Curiosamente, y casi como una excepción, nos encontramos con una mala noticia en la que los protagonistas, culpables, son vascos y no se resalta esto en la información. Puede ser que en este caso esto se deba a que en términos generales los portugueses tienen una larga lista de malas experiencias con los “españoles”. Por lo que a todo malo que venga de la otra parte de la Península Ibérica recibe, automáticamente, la etiqueta de “español”.

Correo da Manha – 11/10/2014 – Portugal

39 portugueses livres de terror

Um dos locais onde pernoitavam os trabalhadores
Um dos locais onde pernoitavam os trabalhadores

Trinta e nove emigrantes portugueses estão entre as vítimas de um casal de empresários espanhóis, que foram constituídos arguidos pelo Ministério Público da província do País Basco. Foram seduzidos por falsas promessas de trabalho na área agrícola, tendo acabado a viver em condições miseráveis.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2