Financial Times acaba de incluir en su web sobre las tensas relaciones entre el Gobierno del Reino de España y Cataluña Es, sin duda una editorial impagable, que va a levantar ampollas y nosotros la recogemos por dos razones.

La primera, porque no hemos podido que reírnos a carcajadas imaginándonos la cara que estarán poniendo los responsables políticos del Gobierno español y del partido que lo sustenta, al leer esta frase del editorial:

With Mr Mas being led by proliferating grassroots movements for Catalan “sovereignty”, and Mr Rajoy and his rightwing Partido Popular (PP) serving as their recruiting sergeant, the prospect of finding common ground looks remote. Yet both sides should make the effort. This is a political problem that requires a political answer. ( Con el señor Mas siendo guiado por la proliferación de los movimientos de base a favor de la “soberanía” catalana , y el señor Rajoy y su derechista Partido Popular (PP) actuando como su sargento de reclutamiento, la perspectiva de encontrar un terreno común se ve a distancia. Sin embargo, ambas partes deben hacer el esfuerzo. Este es un problema político que requiere una respuesta política.

Nos imaginamos que la idea de que desde un medio como el Financial Times definan al presidente Rajoy, y a su gobierno como intransigentes, será algo que no les haga mucha gracia. Ver como se les recuerda la necesidad inexorable de que negocien con lo que ellos consideran como unos “separatistas traidores a España”, les irritará en sobremanera. Pero que les definan como sargentos de reclutamiento del nacionalismo catalán, es algo que les hará subirse por las paredes.

Diada Catalana 2014
Diada Catalana 2014

Pero es que es verdad. Cada vez que se hacen declaraciones por parte de Rajoy, de alguien de su gobierno, de su partido, del PSOE, o de la mayoría de las instituciones del Reino de España, desde su “cabeza”, en Cataluña y en Euskadi aumenta en número de nacionalistas (vascos o catalanes).

Pero al responsable de la editorial se le olvida indicar que esa colección de slogans de defensa de la “unidad patria” y de denuncia de la “traición que están intentando llevar a cabo unos malos españoles que no respetan la legalidad“, no están pensados para convencer a catalanes o vascos.  Unos y otros están ya “descontados” de los cálculos del los partidos unionistas y en especial del partido gobernante. Ellos cuentan con la adhesión a esos “principios fundamentales” de la mayoría de los súbditos del Reino de España que tienen derecho a  voto en la “indivisible nación española”, que define  la Constitución que nació del régimen de Franco.

Esas son sus cuentas. Ni todos los vascos y catalanes suman más que los “buenos españoles”,  con lo que esta garantizado el bloqueo de cualquier “intento sedicioso de esas regiones de España”. Rajoy no ser un responsable político, Rajoy quiere ser un lider patriótico. Su incapacidad como estadista, o como buen gobernante, la quiere suplir  acaudillando a los defensores de la patria.

Por cierto, acusar al nacionalismo catalán de “poco dialogante“, o de intransigente, o de “aventureristas“, es una falta de ecuanimidad por parte de Financial Times. Entendemos que el autor de la editorial quieran parecer equilibrado y neutral en sus consideraciones. Pero acusar de eso a los catalanes, es parecido a acusar a los primitivos cristianos de poco razonables, por querer abandonar el Coliseo  por no querer ser devorados por los leones. Los Nacionalistas catalanes llevan décadas intentando encontrar puntos de compromiso con “España”. Todos sus intentos han sido inútiles, excepto en los casos en los que, como les ha ocurrido  los Nacionalistas vascos, eran necesarios sus votos en las Cortes generales. De esa forma cambiaban sus votos por, por ejemplo, la transferencia de competencias que la ley ya decía que eran suyas.

Esa esa es una situación que no puede soportarse de forma indefinida, como así ha sido.

La segunda razón, tiene que ver directamente con los vascos peninsulares, aunque sea de una forma indirecta.

The financial crisis added to a sense of grievance. Catalonia is a big net contributor to Spain’s budget whereas the Basque country, the other nation Spain needs to accommodate, raises nearly all its own taxes. (La crisis financiera añadida a un sentimiento de agravio. Cataluña es un gran contribuyente neto al presupuesto de España, mientras que el País Vasco, la otra nación que España necesita para acomodar,, gestiona a casi todos sus propios impuestos)

Sólo por puntualizar. Cataluña no tiene un sistema de Concierto Económico porque los dirigentes catalanes que negociaron el Estatuto de Cataluña, no lo quisieron. La idea de responsabilidad unilateral, o de ser la cara de la hacienda ante sus ciudadanos,  no les sedujo mucho. Lo que hizo que prefirieran que otros recaudaran y que luego les dieran el dinero. Por contra, los vascos dijeron que entre recibir “la paga” o ser mayores de edad, preferían lo segundo. Para bien y para mal, querían ser los dueños y responsables de sus decisiones.

Es cierto que Cataluña perdió todas sus estructura de autogobierno a principios del siglo XVIII, mientras que los vascos peninsulares, a pesar de todo la soberanía sustraída desde el Reino de España, habían conservado el Concierto Económico. Un residuo de Soberanía que les hacía estar acostumbrados, al contrario que a los catalanes, a ser los responsables de legislar, recaudar y gastar sus propios recursos.

También es de interesante que el Financial Times incluya a Navarra entre los territorios vascos que deben encontar acomodo en el Reino de España.

Financial Times – 5/10/2014- Gran Bretaña

Spain must steer away from a collision course

The tug of war between Barcelona and Madrid about how or whether Catalonia fits into the Spanish state has reached a climax which threatens to engulf Spain in a devastating crisis. Paradoxically, Scotland’s referendum last month, in which 55 per cent of those who voted preferred to stay in the UK, has probably made Spain’s situation worse, despite Madrid’s relief that the separatists lost.

(Sigue) (traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2