The Huffington Post  ha publicado una entrevista  realizada por Alison Spiegel al chef Jonah Miller , responsable del restaurante neoyorquino de inspiración vasca Huertas, (de que hablábamos hace poco).

Una entrevista interesante, positiva y bienintencionada. Pero que recoge algunos de principales problemas de imagen con la que los vascos se encuentran a la hora de “andar por el mundo”.

Empezando por la dificultad de la definición de lo vasco. Resulta llamativo, al menos, que un artículo sobre gastronomía vasca empiece haciendo referencia a Ferran Adria e indicando que la gastronomía vasca es menos conocida que el resto de la española. No debe haber cocineros vascos en la “lista de los mejores del mundo”, como para ser referencia en un reportaje sobre gastronomía vasca para los norteamericanos,…. Ni debe quedar claro que los 40 restaurantes con Estrellas Michelin a los que se refiere la autora, están todos  ellos en tierra vasca, pero no todos están en territorio del Reino de España.

Algo que, pensamos nosotros, es consecuencia de otro problema: la dificultad de definir lo que es vasco, como algo con nombre propio, no dependiente de una realidad superior, que lo engloba y le da una personalidad determinada. No queremos imaginar la cara que podrían los vascos bajo administración francesa. los de Iparralde, si se les dice que su cocina es “española”. Igual a la que podrían los vascos bajo administración española , los de Hegoalde,si se les dice que su cocina es francesa.La conclusión es evidente. Si la cocina vasca de Hegoalde no es francesa. Si la cocina vasca de Iparralde no es española. Si la cocina de Iparralde y de Heogalde es la misma y es vasca. si todo eso es verdad, que lo es, la conclusión es simple. La cocina vasca, ni es española ni es francesa, es….vasca.

restaurantes-vascos-estrella-michelin
Los vascos, presentados como son: vascos. Sin más fronteras que las de su realidad como cultura (euskoguide)

Cuando los franceses hablan de cocina vasca, afirman que es cocina francesa. La misma apropiación hacen los españoles, arrimando el ascua a su sardina. Es cierto que la gastronomía, como muchas otras expresiones de la cultura popular, no se ven limitadas por las divisiones administrativas. Pero por esa misma razón los estados debieran ser muy cuidadosos a la hora de apropiarse de elementos culturales que pertenecen a sociedades seccionadas por fronteras no elegidas por ellos. La razón por lo que lo hacen es evidente. eliminar la existencia de cualquier realidad diferente a la suya.

Los Vascos, no controlan la proyección de su propia imagen. No lo hacen porque están incrustados en dos Estados con una imagen muy potente y poderosa. Pero no lo hacen, además, porque cuando hablan de sí mismo, se empeñan en reproducir esas mismas limitaciones geográficas, como si fueran naturales.  Ver un mapa como el que recoge de referencia este artículo del The Huffington Post y en el que podemos ver un mapa de los restaurantes con Estrellas michelín de todo El País de los Vascos, es una acontecimiento extraordinario, que merece que todos reflexionemos.

¿Cómo se venden mejor los vascos? ¿Separados, o juntos?. La respuesta es tan evidente que parece increíble que los responsables de las diferentes entidades públicas y privadas de ambos lados de los Pirineos, no se hayan sentado a pensar mecanismos eficaces de colaboración.

Incluso en el Reino de España, los enemigos de los vascos, incluidos los internos, se han dedicado a dividir a los vascos. Las tradicionales e históricas relaciones entre los vascos de Hegoalde, han sido dinamitadas en los últimos 30 años por los “regionalistas navarros” que están empeñados en acabar con todo lo que sea “vasco-navarro”. Para ello no se han detenido ante nada, incluso han preferido perder  Caja Navarra, a permitir que se uniera a sus cajas hermanas con las que conformaban la Federación Vasco-Navarra de Cajas de Ahorro. Una voluntad de división que llega a lo más local, fomentando por parte de los hermanos políticos en la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) de los “regionalistas navarros” (es decir la derecha española de la CAPV y sus medios de comunicación), las divisiones entre alaveses, gipuzkoanos  y bizkainos, aprovechando cualquier oportunidad que tienen.

Una nación sin estado, un sociedad dividida en tres entes administrativos diferentes, un proceso permanente de eliminación de lo vasco para convertirlo en español o francés,……. ¿Cuándo van a espabilar los vascos y presentarse ante el mundo de una forma coordinada? La oportunidades que están perdiendo por esa incapacidad de colaborar, son de un valor incalculable.

Eso sí, resulta apasionante ver cómo un chef no vasco (de nacimiento), se ha enamorado tanto de la gastronomía vasca, que es definido como Chef vasco en el diario norteamericano.

The Huffington Post – 18/7/2014 – USA

Here’s Why You Have To Try Basque Cuisine, According To A Basque Chef

Thanks to Ferran Adrià, tapas and a fascination with all things pork — from chorizo to chicharrones — Spanish cuisine has been a star in the food world in recent years. But a less familiar part of Spanish cuisine is Basque — considerably unique and different from the broader Spanish cuisine that has been exported across the globe. Basque cuisine is worth getting to know, however, and with an influx of Basque-inspired restaurants in food-forward cities like New York, it appears that this culinary tradition is gaining the foothold it deserves.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2