El periodista David Gardner del Financial Times tiene una ardua labor dentro de su medio, escribir con criterio sobre asuntos que ocurren a lo largo de todo el mundo, incluyendo temas vascos. Ya hemos recogido en dos ocasiones artículos escritos suyos sobre este pequeño rincón de Europa y vemos que ha tenido un “poco de todo“, sobre todo por su “patinazo” con la entrevista a la entonces candidata a Lehendakari por Bildu, Laura Mintegi.

En esta ocasión vuelve a hablar de asuntos relacionados con los vascos. Bueno. con vascos, escoceses, catalanes, británicos y españoles.

La verdad es que en términos generales el planteamiento general de su artículo nos parece interesante. Ante el conflicto entre tres nacionalismos en el Reino de España: el catalán, el vasco y el español (o entre dos en Gran Bretaña: el escoces y el británico) propone una solución federalista. Se puede estar de acuerdo, o no, con esa propuesta, pero sin duda ofrece un avance ante las posiciones de absoluto inmovilismo de los nacionalistas españoles y muy poco flexible de los británicos.

Pero en lo que patina es el el análisis que hace de una parte concreta del autogobierno vasco. De una parte muy concreta pero muy fundamental: la fiscalidad.

Patina de pleno,  porque:

  • se “olvida” de que en Navarra, la peninsular, los que la han  gobernado desde la muerte del dictador Franco, se alinenan  totalmente con el grupo de los “nacionalistas españoles”.
  • Se “olvida” de que los vascos peninsulares siempre han recaudado sus propios impuestos, los han legislado y han decidido su uso. Incluso en tiempos de la dictadura lo hicieron en Araba y en Nafarroa. No lo hizo en ese periodo Bizkaia y Gipuzkoa por su oposición mayoritaria al levantamiento insurgente.
  • Se “olvida” del sistema de funcionamiento del Convenio y el Concierto, las leyes que regulan las relaciones tributarias y financieras entre los territorio forales y el gobierno del Reino de España. Las únicas leyes que, junto a los tratados internacionales, se presentan a Congreso y Senado para su ratificación o rechazo, sin dar la oportunidad a sus miembros a presentar propuestas de modificación.
  • Se “olvida” que para saber lo que un territorio aporta, no basta con saber el dinero que “sale” del territorio hacia las arcas comunes, sino, también, hay que tener en cuenta el que circula en sentido opuesto, para saber cuál es la aportación neta. Decir que los territorios vascos aportan mucho menos que otros a la “caja común” dice muy poco si no se contabiliza lo que dicha “caja común” aporta en sentido contrario.
  • Se “olvida” del principio de “responsabilidad unilateral” que tienen las haciendas vascas para con sus aportaciones a la “caja del Reino de España” y con respecto a su responsabilidad exclusiva de hacer frente a los costos de sus competencias sin posibilidades de “pedir” a esa “caja común”, ya que no forma parte de ella.

Se “olvida” de unas cuantas cosas. Fundamentales para que sus lectores entiendan lo que es y lo que significa el autogobierno vasco. Afirmar que:

Basque leaders, who feared a reopening of their advantageous deal, heaved a sigh of relief when Mr Rajoy dismissed the Catalan idea.(Líderes vascos , que temían una reapertura de su acuerdo ventajoso , dejó escapar un suspiro de alivio cuando el señor Rajoy rechazó la idea de catalán)

Eso es, por ser suaves, no entender nada. ¿Acuerdo ventajoso?. El mismo acuerdo ventajoso que tiene Gran Bretaña con respecto a Grecia; o Alemania con respeto a Rumanía. Son Haciendas diferentes, que tienen que hacer frente a necesidades diferentes, y a estructuras diferentes. ¿Algún día se entenderá que en el Reino de España hay cinco sistemas fiscales y cinco Haciendas diferentes?.

Nosotros le lanzamos una propuesta (profundamente positiva constructiva)  al Sr. David Gardner. Si quiere tener la seguridad de que lo qué escribe en relación a estos temas es lo correcto, le ofrecemos la oportunidad de organizarle un encuentro con quienes se lo pueden explicar con claridad. Sabemos que los vascos pueden parecer que no son más que la pequeña sociedad de un pequeño rincón de Europa. Pero él, lo mismo que nosotros y otros muchos, sabe que eso no es así.

Por eso, creemos, que merece la pena que dedique dos días a aprender un poco de la historia y de la realidad de lo que son los vascos, su soberanía y su autogobierno. Le ayudará a él a explicarlo y sobre todo le ayudara a sus lectores a entenderlo.

Financial Times – 6/3/2014 – Gran Bretaña

Spain and Britain need not fear the F-word

financial-times-federalismo

It is probably not accidental that the two EU countries facing the most imminent challenge from separatists within their borders – the UK from the Scots, and Spain from the Catalans and Basques – are old, proud, post-imperial nations whose unionist integration was essentially the enterprise of monarchy. The eventual answer to this problem does not have to be either separatism or unionism (monarchy is a secondary issue). It could as well be a creative form of federalism, even though federalism as a word, let alone a formula, sends semantic shivers up the political spine of both countries.

(Sigue)
Traductor de Google. The Financial Times no admite el sistema atomático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2