Terri Colby, el enviado especial del diario norteamericano Chicago Tibune, ha visitado Donostia, y algún punto más de El País de los Vascos ( en su reportaje hay referencias y fotos a Bilbao y una foto del Parador de Hondarribia), para publicar el artículo “The ultimate fast food in Spain” en el que habla de las gastronomía de la ciudad, pero en el que se centra en los pintxos.

Creemos que se puede decir que valora injustamente la gastronomía de Donostia, ya que considera a los pintxos comida rápida. Cuando no se les puede aplicar ninguna de las característica básicas que definen a ese tipo de comida: Ni se venden en locales que preparan sus productos a base de productos precocinados ni pre-calentados, ni estos tienen un bajo tiempo de preparación. Es verdad que un pintxo se come “rápido” pero eso se debe al tamaño de la porción y no a la necesidad de que sea así, además de porque se está ya pensando en el siguiente.  Aunque, es cierto, entendemos la idea que quiere transmitir a sus lectores. Es muy difícil explicar la filosofía del poteo en culturas diferentes a la vasca.

Pero también consideramos que se puede decir que valora injustamente la gastronomía de Donostia, al circunscribir su referencia de comparación al Reino de España. La gastronomía vasca en general y la donostiarra en particular, está en estos momentos situada en la cúspide de la gastronomía mundial y los pintxos no son otra cosa que esa tradición gastronómica presentada en pequeñas porciones. Una gastronomía que, incluso en sus formas más “simples” pude llegar a ser “divina”. Nadie que haya tenido la suerte de probar las tortillas de patatas del Nestor, puede decir que ese plato simple y popular no es una de las obras cumbre de la gastronomía mundial.

Eso si, sabemos que Terri Colby ha tenido la mejor experiencia culinaria porque ha sido guiado por Gabriella Ranelli

Chicago Tibune – 27/272014 – USA

The ultimate fast food in Spain

CT  XX Basque513.JPG
Crusty bread is often used as a base for pinxtos, the ultimate finger food.
(Fotografía: Terri Colby, special to Tribune Newspapers )

 

In this glitzy seaside resort town in Basque country, locals in black berets mingle with tourists along the narrow stone streets edged by the gleaming Bay of La Concha, just 12 miles from France. You know it’s a mecca for foodies because there are five Michelin-starred restaurants in this city of fewer than 200,000 people, including Arzak and Akelarre, both honored with the premier three stars for 2013.

(Sigue) (Traducción automática)

————————————

Galería fotográfica

anuncio-productos-basque-728x85-2