Una de las cosas de las que más orgullosos se muestran los italianos en general y los genoveses en particular es el el origen transalpino del que es considerado por los libros de historia como descubridor de América: Cristóbal Colón.

Por eso es del todo extraordinario que, incluso en una página gastronómica, un diario italiano, Il Messaggero, plantee siquiera que el los europeos que llegaron primero a esa parte del mundo, fueron los vascos y no su navegante genovés. Persiguiendo ese pescado increible y sabroso que se llama bacalao.

pesca-en-terranova
Pesca del bacalao en Terranova

Algo que no nos extrañaría mucho, ya que hace tiempo que los portugueses reconocieron la paternidad vasca del bacalao salado.

Esto ocurre en un artículo sobre las más recomendables recetas de bacalao que se pueden encontrar en la capital de Italia. No que decir tiene que, con todo nuestro respeto para la gastronomía hebraica, si un italiano quiere conocer los más excelsos platos de bacalao, debe dirigirse a las fuentes, es decir a la gastronomía de los vascos.

Il Messaggero – 8/6/2o13 – Italia

Voglia di baccalà, la top ten a Roma

Forse la scoperta dell’America va retrodatata e levata alla gloria del nostro Cristoforo Colombo e consegnata ai pescatori baschi. Complice il merluzzo, pesce di straordinarie proprietà nutritive inseguito fino ai grandi banchi intorno all’isola di Terranova. I pesci si prestavano a essere conservati. Essiccati al vento (gli stoccafissi, “pesci bastone”, come rivela l’etimologia), o conservati in salamoia (il baccalà), i merluzzi conquistarono subito un vasto mercato cui contribuì non poco anche il nostro Paese. Fu infatti l’aristocratico veneziano Pietro Querini, membro del Maggior Consiglio Veneziano che, in viaggio da Candia verso le Fiandre, a causa della rottura del timone della sua imbarcazione, si trovò a vagare per mare fino alle isole Lofoten norvegesi.

(Seguir) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2