Esa es la conclusión que sin duda sacaran los lectores del artículo de Peter Stefan, publicado por la edición on-line  de BZ-Berlín. Está claro que ha disfrutado de su estancia en Bilbao y en Donostia. Lo mismo que está claro que la ha llamado la atención la calidad de vida que mantiene la sociedad vasca. Estamos seguros de habrá habitantes de esta parte de El País de los Vascos, a los que no les parecerá tan idílica la situación. Pero también es verdad que, teniendo en cuenta la imagen que proyecta el Reino de España a nivel internacional, debe ser llamativo para los que visitan a los vascos del lado sur de los Pirineos comprobar la situación real en la que se vive.

Sin duda nos ha gustado mucho lo que cuenta sobre lo que ha vivido en tierras vascas y estamos seguros de que mchos lectores tendrán ganas de visitar Euskadi. Pero hay cosas que nos han llamado la atención.

Sin duda no se le ocurriría intentar hacer fotos en un museo alemán en el que se indicase que está prohibido. Puede que su extrañeza se deba a esa percepción que tienen muchos turistas, que cuando van de vacaciones a lo que ellos consideran el “permisivo sur de Europa” están convencidos de que las reglas no son para ellos.

Nos deja impresionados su afirmación final de que la información en internet sobre Bilbao, Donostia o el País Vasco en su conjunto es escasa o difícil de conseguir ya que, en su mayor parte, está en euskera o es castellano. Nosotros hemos hecho una prueba en algunas páginas de información turística. Veamos algunos ejemplos y si disponen de versión en inglés:

  • Comunidad Autónoma del País Vasco:
  • Bilbao:
  • Getxo:
  • Puente Colgante:
  • Donostia – San Sebastián:
  • Guía turística de la CAPV para Android e Iphone:

Sin duda habrá páginas que no estén en inglés, pero muchas sí lo están. Páginas en las que, ademas, se realiza un importante esfuerzo de actualización.

BZ-Berlín – 8/6/2013 – Alemania

Bilbao: Über diese Brücke musst Du gehen!

reise1_BZ-Berlin

Massenproteste in Madrid, Straßenschlachten in Barcelona, die Wirtschaft am Boden. Ich hatte mich bei meiner Spanien-Reise nun nicht unbedingt auf ein Land im Chaos vorbereitet, aber in Bilbao auch keine höhere iPhone-Dichte als in Mitte erwartet. Die Stadt (350.000 Einwohner) brummt. Was nicht längst saniert ist, wird noch hübscher gemacht, viel Grün, alles ist sauber und gepflegt (ohne gleich übertrieben clean zu wirken). Einkaufsstraßen und Kaufhäuser sind voll, in den Bars und Restaurants sitzen gut gelaunte Menschen. Bettler? Sehen wir in fünf Tagen exakt drei.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2