Nos lo cuenta el diario alemán Thueringer Allgemeine un grupo de 23 jóvenes, entre vascos de Ordizia y galeses de Llandudno, en el norte de Gales, han pasado unos días en Worbis, una preciosa población alemana que durante la división de este país tras la Segunda Guerra Mundial, formó parte de la RDA, la Alemania oriental.

Todo ello dentro de un programa de intercambio apoyado por el Programa Comenius. Una actuación de la Unión Europea que  tiene por objeto reforzar la dimensión europea en el campo de la educación infantil, primaria y secundaria, promoviendo la movilidad y la cooperación entre centros educativos.

El centro anfitrión ha sido la Escuela Estatal  Marie Curie.

La verdad es que parece todo una acumulación de símbolos llenos de significado que se reúnan jóvenes de tres puntos tan diferentes de la Unión Europea para conocer mejor las diferentes realidades que existen en nuestro continente. Un encuentro que se produce en una parte de Europa que se ha convertido en un ejemplo tanto de la división como de la capacidad de unión que existe entre los ciudadanos europeos, y en un centro que lleva el nombre de una premio Nobel polaca.

Thueringer Allgemeine – 3/5/2013 – Alemania

Interkulturelle Woche in Worbis

ordizia-alemania
Das Erinnerungsfoto entstand vor der Ohmberghalle in Worbis.

 

m Rahmen des Comenius-Projektes, einem europäischen Schülerpartnerschaftsmodell, verbrachten zehn baskische und dreizehn walisische Jugendliche mit ihren Lehrern eine Woche im Eichsfeld, um gemeinsam mit Schülern ihrer Worbiser Partnerschule den seit 2011 bestehenden multilateralen Austausch und ihre gemeinsamen Aktivitäten fortzuführen

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2