Un vasco de ascendencia alemana, escribe en una de las secciones de participación de los lectores del diario alemán Die Zeit, para contar la historia de dos fotos, tomadas en el mismo lugar, la cumbre del Ganekogorta, en las que aparece un miembro de la familia Maurer, pero con casi 90 años de diferencia.

La primera foto, tomada a mediados de los felices ’20, se ve a un joven alemán, el primero de su familia que se instaló en Euskadi, en la tradicional postura del medigozale que acaba de hacer cima. La segunda foto nos muestra a otro Maurer (Johann Maurer  es el hijo del primero), que, en 2012 y con 80 años, decidió subir a la cima de ese monte bocinero de Bizkaia para reproducir la foto que se había hecho su padre casi 90 años antes. La instantánea, la segunda, la tomo la tercera generación de esa familia bávaro-vasca que vive en nuestro país: el nieto de aquel joven que, en 1925, subió a uno de los montes más importantes de Bizkaia (por su función histórica) portando una txapela (beret basque).

Una hermosa historia

Die Zeit – 9/1/2012 – Alemania

Zeitsprung

aleman-ganekogorta

Das linke Bild zeigt meinen Vater auf dem Gipfel des 998 Meter hohen Ganekogorta bei Bilbao. Es dürfte um 1925 entstanden sein. Mein Vater war kurz nach dem Ersten Welt­krieg nach Spanien ausgewandert, hatte dort meine Mutter kennengelernt und geheiratet und arbeitete in der familieneigenen Drucke­rei. Obwohl er gebürtiger Bayer war, trug er alsbald eine Baskenmütze, die auch auf dem Foto zu sehen ist.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2