Ampliación: No se pierdan estos artículos publicado en la misma web


Celine Cordero
es la directora de Relaciones Externas  de la organización Los Angeles World Airports, creada por el Municipio de Los Angeles para optimizar los beneficios que ofrece a la ciudad tener ese Aeropuerto Internacional. Pero es también parte de la German Marshall Fund of the United States, una fundación creada para recordar y honrar el plan de reconstrucción de Europa que puso en marcha los USA tras la Segunda Guerra mundial y que busca, como dice en su propia web:

fortalecer la cooperación transatlántica ante los cambios y oportunidades que se dan en el ámbito regional, nacional, y  global dentro del espíritu del Plan Marshall.

El Secretario de Estado de los USA GEORGE C. MARSHALL en boceto en su conferneica en 1947 en la Universidad de Harvard los elementos esenciales del conocido como Plan Marshall que ayudo a la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Pues bien ella ha visitado el País Vasco este verano dentro de una visita por Europa organizada por  esta Fundación. De ese viaje nos escribe en el blog de esta Fundación sobre un lugar concreto de los que ha visitado: La Ciudad Sagrada de los Vascos, la Ciudad Mártir de Gernika, y lo hace para comentar a los lectores lo mucho que le impresionó la visita al Museo de la Paz de Gernika. Un lugar donde entendió en toda su profundidad como esa población había sido capaz de convertir su desgracia en un elemento de un valor absoluto indiscutible. Habla del bombardeo y de cómo sus habitantes han sido capaces de dar la vuelta a la desgracia:

Gernika is not unique. Many nations around the world that have experienced tragedy at the hands of another. This was part of what many of fellows learned as we traveled throughout Europe.

Yet Gernika is unique, in my view, in that it is not only a symbol of strength and recovery, but an example of how remembrance of a tragedy can be sustained with an overtone of peace and reconciliation. This spirit drove the establishment of a museum of peace in the town.

(Gernika no es única. Muchos países de todo el mundo han experimentado tragedias a manos de otro. Esto fue parte de lo que muchos de los becarios aprendido, ya que viajamos por toda Europa.

Sin embargo, Gernika es única, en mi opinión, ya que no sólo es un símbolo de fortaleza y recuperación, sino un ejemplo de cómo el recuerdo de una tragedia se puede sostener con un trasfondo de paz y reconciliación. Este espíritu llevó a la creación de un museo de la paz en la ciudad.)

 Aunque nos apena que en el texto no se refiera de una forma más clara a la importancia simbólica que esta ciudad tiene para los vascos.

También nos apena, aunque esto no es culpa de ella, que recoja como cifra valida de asesinados en el bombardeo la de 250 personas, cuando para muchos de nosotros es evidente que la cifra fue varias veces superior, tal y como en su momento lo comentaron tanto el Gobierno Vasco, como los corresponsales extranjeros que acudieron a la ciudad, antes de que esta cayera en manos de los insurgentes.

Recomendamos repasar toda la información que hemos ido recogiendo sobre el Bombardeo, pero no podemos menos que reproducir parte del artículo que escribó Noel Monks, el corresponsal del Daily Express después de visitar Gernika

“Volví al pueblo ennegrecido al amanecer. Las llamas se habían apagado pero las ruinas ardían lentamente. Vi más de ochocientos cadáveres. Otros trescientos cadáveres no eran reconocibles como tales porque no eran cuerpos, eran solo manos, piernas, brazos, cabezas y pedazos de carne humana. Muchos cuerpos tenían heridas de bala, balas de las ametralladoras de los aviones”.

Pero sin duda se trata de un texto que recoge con mucha sensibilidad lo mas importante que su autora se encontró en Gernika: La memoria, sin odio, y la voluntad de colaborar para que lo ocurrido en Gernika y en otras muchas ciudades de todo el mundo, deje de repetirse.
GMFUS – 30/10/2012 – USA

Gernika As a Symbol of Peace, Not Destruction

I was honored to visit the beautiful Basque country in Spain as part of my Marshall Memorial Fellowship trip. While in Bilbao, we were exposed to a perfect blend of culture, food, politics and economics. The Basque are proud people. They exuded pride for their food, language, culture, and art. They spoke with respect and reverence for the past and anticipation of a bright future. There were many beautiful aspects about my visit to Bilbao, but I was most struck by a small but powerful message of peace while visiting the Gernika Peace Museum.

(Sigue) (Traducción Automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2