Ver también: Subditos españoles Vs Ciudadanos europeos (II)… Pero ¿Quién gobierna Europa? O la invisibilidad de los ciudadanos europeos

Ese principio absurdo es el que defienden los autores de este artículo publicado en la web EUobserver. Es decir, según su increíble planteamiento, son los Estados, unos entes intangibles, los depositarios de los derechos de ciudadanía y es desde esos Estados desde donde, con una magnanimidad más propia de una monarquía que de un sistema de ciudadanos libres, ese derecho se distribuye entre los súbditos de ese estado (ya sea este una república o una monarquía).

Eso es lo que nos dicen los Estados y las Instituciones europeas que así viven libres de controles. ¿Quién controla a las instituciones europeas? Los Estados miembros (ja!). ¿Quién las mantiene? Los ciudadanos a través de su impuestos. Menudo negocio tienen montado. Así nos va en Europa. Unas instituciones que consideran a los ciudadanos como “no sujetos de soberanía“. Algo muy cómodo, porque así siguen mantenimiento su poder incontrolado, desde organismos que viven al margen de las decisiones y de la fiscalización de los ciudadanos.

Para los organismos Europeos, (por simplificar, para los funcionarios europeos) los ciudadanos europeos que vivimos en territorios que conforman Naciones sin Estado en Europa somos algo parecido, y perdonen la comparación, a los ciudadanos españoles del Sahara español de los últimos años del franquismo. Ciudadanos con DNI y habitantes de un territorio soberano de la España tardo-franquista, que de la noche a la mañana, con la invasión de la Marcha Verde marroquí,  dejaron de ser responsabilidad de las autoridades franquistas, y que, por lo tanto dejaron de ser ciudadanos de la España Una-Grande-Libre, para convertirse en extraños, por no decir extranjeros. El Ejercito español garante, entonces como ahora, de la indisoluble unidad del Sagrado Territorio Nacional, salió con el rabo entre las piernas (¿la cabra de la Legión tiene rabo?) abandonando tanto a decenas de miles de súbditos de aquel Reino de España en Estado de Regencia del General golpista Franco, como a aquel sagrado Territorio patrio, en manos del moro.

Esto es lo mismo. Si somos malos, no les va a temblar el pulso en dejarnos fuera de la UE, porque eso es el interés de sus dueños, que son los Estados (y sólo un poco) y no los ciudadanos europeos. Ellos que viven de nuestros impuestos sin pagar impuestos y sin control ciudadanos de sus salarios; que toman las decisiones a espaldas del Parlamento Europeo y de los intereses de los ciudadanos; que son como los monarcas absolutistas del Todo para el Pueblo, pero sin el Pueblo; no pueden permitir que cambien el Status Quo. Ya se sabe, se empieza por la estructura de los Estados y se puede acabar atentando contra su poder absoluto de reyes de facto,  sin más responsablidad que la que les pueda pedir Dios, en su caso.

También pueden ser comparados con la Iglesia de siglo XII: hay lo que hay, es decir lo que dictan los líderes de la Iglesia oficial (escogidos a traves de un sistema endógeno y corrupto) y los que no comulguen, sólo pueden esperar ser declarados herejes y acabar en la hoguera. Es verdad, ahora lo de la hoguera no tendría buena prensa. Así que la tranforman en la amenaza de dejarles fuera del Paraíso de la Unión, donde sólo les esperará el rechinar y crujir de dientes.

¿Qué es de la idea de Europa de los Padres fundadores ?(porque sí, Europa también tiene Padres fundadores, por mucho que los funcionarios y representantes de los Estados nos lo quieran hacer olvidar). No nos cuesta mucho imaginarnos a aquellos estadistas, látigo en mano, recorriendo los pasillos de la Comisión y de las oficinas de la UE echando a todos los mercaderes y falsos creyentes del corazón de Europa, para devolverle a Europa a sus auténticos dueños: los europeos.

Europa, señores golpistas de la Europa de los mercados y de la Europa de los mercaderes, la conformamos los ciudadanos europeos y nuestro derecho a ser ciudadanos de Europa no es algo que ustedes puedan decidir. Es algo que nos corresponde por derecho, no por concesión. Porque somos ciudadanos y nos súbditos. Y a  aquellos ciudadanos europeos que se alegran de oir que sólo son Súbditos de Europa, perdón, Ciudadanos de Europa, los ciudadanos de los Estados miembros actuales, que no se olviden que esa alegría que sienten ahora, se pueden convertir en la tristeza de mañana. Dar el poder a unos pocos para decidir quiénes son y quiénes no son poseedores de derechos, es un error que a la larga lo pagamos todos.

Sólo un comentario más. Prometemos que el último en esta entrada. Los partidos a los que se refiere el desafortunado artículo que estamos comentando, no son partidos regionalistas. Escocia, Cataluña o Euskadi, por poner algunos ejemplo, son naciones europeas desde hace muchos siglos. Unas naciones que seguirán existiendo mucho después de que esa idea de la Europa de cartón-piedra que defienden los actuales irresponsables dirigentes funcionariales de Europa,  haya dejado de existir. Escribir esto no es otra cosa que una evidencia práctica de los problemas que tienen los que no saben de qué hablan.

EUobserver – 8/10/2012 – Europa

EU regionalist parties – speech is silver, silence is golden?

“A new state, if it wants to join the European Union, has to apply to become a member of the European Union like any state” European Commission President Barroso said mid-September. He was replying to a question on whether an independent Scotland would automatically remain in the EU. This was bad news for the Scottish National Party (SNP) which claims Scotland would retain its EU membership after seceding from the UK.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2