El diario El Universal de Venezuela publica una información en referencia al 10 aniversario del la muerte de uno de los vascos más universales: Eduardo Chillida. De paso, y por razones obvias se habla en dicho artículo de la triste situación del museo Chillida Leku, cerrado desde hace ya demasiado tiempo.

Nosotros ya escribimos en su momento sobre esta desgracia para la cultura  y la proyección internacional de nuestro Pais. Una situación que no acabamos de entender y en la que, lo reconocemos, la familia del artista está tomando una actitud que no nos acaba de gustar.

Hace un tiempo les hablábamos del ultimatum que los herederos del artista habían lanzado a las instituciones vasca. En un tono y con un mensaje soterrado, que nos pareció, como poco, incorrecto. Hoy, en la información de El universar se recogen las declaraciones de un hijo del artista que nos hace pensar que las cosas no han cambiado mucho.

Las negociaciones entre los sucesores del artista y las instituciones públicas para intentar reabrir el museo han sido infructuosas. En el homenaje al escultor no habrá ninguna representación oficial. “Nadie ha contactado con nosotros, así que no estarán”, dijo a dpa Ignacio Chillida, uno de los ocho hijos del escultor.

La verdad es que no nos imaginamos que los presentes en el evento hayan tenido que llamar para enterarse de si se iba a realizar dicho acto, o de si iban a poder asistir. Las cosas no funcionan así, eso es una evidencia indiscutible.

Por eso usar esa razón, o excusa, para explicar al ausencia en el acto de  representantes de las instituciones vascas, nos parece, como poco pobre e incluso un poco malintencionada. Pero sobre todo nos parece que es el reflejo de un desencuentro del que, pensamos, nadie sale beneficiado.

El Universal – 18/8/2012 – Venezuela

Hace diez años, Chillida dejó de escribir con el hierro

El “Peine del viento” es una de las obras más conocidas del escultor vasco GOOGLE

Metros por encima de la que quizá sea su obra más conocida, el Peine del viento, en su casa del Monte Igueldo de San Sebastián, el escultor español Eduardo Chillida murió el 19 de agosto de 2002, a los 78 años. Ha pasado una década desde entonces. Diez años desde que el País Vasco y España perdieron a un referente del arte del siglo XX, al referente de la escultura monumental. Familiares y amigos se reunirán mañana para homenajearlo en el aniversario de su desaparición en el Museo Chillida, uno de los sueños que el escultor del hierro hizo realidad cerca de la localidad vasca de Hernani.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2