La familia Chillida ha enviado una carta a lo partidos políticos que tienen representación en la Comisión de Cultura, en la que se afirma que si en seis meses no se llega a un acuerdo que garantice los principios que ellos defienden como innegociables, tomaran otro camino, en el que se parece insinuar la posibilidad de la ubicación en otro lugar del museo.

Es curiosa la situación, que se podría resumir de la siguiente manera: la familia Chillida le dice a las instituciones vascas que cualquier solución pasa por respetar la voluntad de Eduardo Chillida es decir el Carácter monográfico del espacio, unidad permanente de la colección en los actuales terrenos y responsabilidad sobre el legado de Eduardo Chillida. De no conseguirse esto, la familia del escultor puede, incluso, decidir llevarse las obras a otro lugar. Pero, ¿Eso no es contrario a los deseos del creador, que escogió Chillida leku como el lugar para exponerlas?. Es decir, según parece, sólo tienen la obligación de cumplir los deseos del Chillida las instituciones vascas, la familia puede hacer lo que le parezca más oportuno, incluyendo saltarse los deseos del artista. No es muy fácil entender esto.  A nosotros esa carta no nos suena sólo a ultimatun, tiene un cierto tufillo a chantaje. Lo cuál, lo reconocemos, no nos gusta nada.

Creemos que las instituciones vascas y los herederos del escultor tienen, obligatoriamente, que entenderse. Un entendimiento que pasa por que cada parte llegue a comprender las necesidades y limitaciones de la otra parte. Por contra, aquí da la impresión de que la familia del escultor ha decidido elegir el camino del o como yo digo, o te vas a enterar. Una actitud poco inteligente, a no ser, claro está que sea la forma de romper los compromisos y ataduras, para buscar una excusa que le permita explicar la decisión de llevarse la obras a un lugar diferente (¿Quizás Alemania?)

Público -4/10/2011 – Portugal

Herdeiros de Chillida fazem ultimato ao Parlamento Basco

A família do artista Eduardo Chillida enviou uma carta em forma de ultimato ao Parlamento Basco através da qual pretende saber qual será o destino do Museu Chillida-Leku, encerrado desde o dia 31 de Dezembro de 2010. A missiva interpela directamente a Comissão da Cultura do Parlamento questionando: “Acreditam que há interesse e vontade de procurar um futuro [para o museu]?”.

(Sigue) (Traducción automática)

Analítica  – 4/10/2011 – Venezuela

En el País Vasco la familia Chillida lanza un ultimátun al Parlamento vasco

En el nuevo capítulo del culebrón político/cultural de Chillida-Leku, la familia del escultor recurre a la vía parlamentaria para llegar a las instituciones y poner de nuevo sobre la mesa el presente y el futuro del museo. Los herederos han enviado una carta a los grupos de la Comisión de Cultura del Parlamento Vasco -PP, PSE-EE, UPyD, PNV y Aralar- en la que se les plantea la siguiente cuestión: “¿Creen ustedes de verdad que hay interés y voluntad de buscar ese futuro?”. Además, la familia del escultor marca seis meses de plazo para recibir una respuesta. “No pretendemos que nos deis hoy una respuesta, entendemos que hay que tratarlo en el seno del Parlamento. Pero tampoco vamos a dejar pasar el tiempo sin más”, indican en el texto.

(Sigue)

—————————-

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2