La agencia de noticias Reuters acaba de publicar esta mañana una información que ya desde el título nos ha dado una alegría: Analysis: Basque economy has lessons for Spain (Análisis: La economía vasca tiene lecciones para España). Es difícil explicar la sensación que sentimos cuando nos enteramos de que una agencia del prestigio y categoría de Reuters, envía a todo el mundo un artículo como el que incluimos aquí.

Reuters recoge las claves de la capacidad de los vascos de resistir mejor que su entorno la crisis que nos está golpeando, y sus consecuencias: una economía que es capaz de enfrentarse a la crisis; una calificación crediticia mejor que la del Reino de España; un paro menor; el alejamiento de la economía del ladrillo; la existencia de una economía basada en sectores productivos; la calidad de su tejido industrial, basado en pequeñas y medianas empresas y en cooperativas; la apuesta por la innovación y la internacionalización; o su capacidad de control del déficit (a pesar de los tres últimos años de Gobierno Vasco). Todo esto es lo que Reuters presenta ante el mundo sobre la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Pero tampoco se olvida de hablar del fin de la violencia de ETA, o de la mayoritaria voluntad de los vascos de decidir sobre su propio futuro. Todo ello escrito por Amanda Cooper, desde un pequeño municipio encajado entre las montañas que es conocido en todo el mundo: Mondragón.

Solo tenemos que hacer un apunte a su espectacular crónica de lo que somos los vascos desde el punto de vista económico: Ya no somos ricos en recursos naturales, nuestro mineral de hierro hace años, muchos años, que dejó de salir del corazón de nuestras montañas. Ahora, nuestros únicos recursos son, nuestra cultura del trabajo, la preparación de nuestros ciudadanos, y el compromiso de nuestros empresarios. Unido, claro está, a nuestra capacidad de decidir, aunque sea en parte, sobre nuestro futuro. Sin duda, y este es un convencimiento profundo que tenemos, sin Autogobierno y sin Concierto Económico, la corresponsal de Reuters habría tenido que escribir una crónica muy diferente. Por lo tanto, no es difícil imaginar lo que habríamos podido llegar a conseguir con más capacidad de decisión sobre nuestro futuro.

Por último un lamento. El que nuestros hermanos de Navarra y de Iparralde no estén incluidos dentro de esa crónica. Evidentemente no es culpa de la periodista, sino de divisiones ajenas a los vascos y, también, de nuestra histórica y pertinaz incapacidad de trabajar en conjunto, como nos quejábamos, amargamente, en una entrada anterior.

Reuters – 28/6/2012 – USA

Analysis: Basque economy has lessons for Spain

Spain’s dash into tourism in the 1970s and its property boom last decade largely passed by the Basque region, a cool, damp corner of the north with a reputation for separatist violence. Instead the Basques stuck with industry, by force of circumstance. Euskadi, the Basque name for the hilly province of 2 million bordering France, now outshines the rest of Spain with a better credit rating than central government, the lowest regional unemployment and borrowing costs half those of other areas. The success of Mondragon Assembly, one of the world’s top producers of solar-panel manufacturing equipment, reflects the region’s ability to weather a euro zone debt crisis that has forced Spain to ask for up to 100 billion euros of EU aid for its banks. In a factory set in a forest, a multi-armed robot hisses behind a glass screen, lights flickering as it prepares to take in cobalt-blue tiles to stitch into solar panels. The machine could be shipped anywhere, from Germany to Kazakhstan, and business is flourishing.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2