La Curia General de la Compañía de Jesús, de los Jesuitas, está analizando la posibilidad de  solicitar la beatificación del Padre Pedro Arrupe, 28 de Superior General de la Orden, que murió en Roma el 5 de febrero de 1991. Para ello la Compañía ha pedido el envío de testimonios que ayuden a determinar si el Padre Arrupe posee “una verdadera reputación de santidad vivida en una parte importante del pueblo de Dios” para justificar la introducción de la solicitud para la apertura de un proceso de beatificación.

La verdad es que, como dice la nota de Radio Vaticano, el Padre Arrupe que nació en Bilbao en 1907, fue un líder de la adaptación de la vida religiosa después del Concilio Vaticano II, un puente cultural entre Oriente y Occidente, avant-garde un diálogo con el mundo y las ideologías, y sobre todo una persona apasionada de Jesús de Nazaret. El Padre Arrupe murió convencido de que la fe no puede entenderse sin un compromiso con la liberación de los pobres y marginados de este mundo.

El padre Arrupe, recibiendo la bendición de Pablo VI

No estaría de más que en estos tiempos un defensor de la Iglesia de los pobres, la de Jesus de Nazaret, pudiese llegar a los altares, en este tiempo en que la jerarquía Iglesia católica parece dispuesta a desandar un camino del Concilio Vaticano II iniciado en el potificado de Juan XXIII, y desarrollado en los de Pablo VI y el, en la práctica inexistente, de Juan Pablo I. Muchos católicos, y no católicos, se alegrarían.

Radio Vaticano -25/11/2011 – Estado Vaticano

Companhia de Jesus discute eventual beatificação de Pe. Pedro Arrupe

A Cúria Generalícia da Companhia de Jesus reflete sobre uma eventual causa de Beatificação de Pe. Pedro Arrupe, 28° Superior Geral da Ordem, falecido em Roma, em 5 de fevereiro de 1991, vítima de uma trombose cerebral. Pe. Arrupe nasceu em Bilbao, na Espanha, em 1907. Foi líder da adaptação da vida religiosa depois do Concílio Vaticano II, uma ponte cultural entre Oriente e Ocidente, um vanguardista do diálogo com o mundo e as ideologias e, sobretudo, um apaixonado pela pessoa de Jesus de Nazaré. Pe. Arrupe morreu convencido de que a fé não pode ser entendida sem um compromisso pela libertação dos pobres e marginalizados deste mundo.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2