Justo Irazabal nació el 26 de mayo de 1927 en Pehuajó, Buenos Aires, y a pesar de ello, sus feligreses y la sociedad argentina le conocieron como el “cura vasco”. Hemos leido, en la reseña de su fallecimiento, el resumen de su vida. Si es que la vida de alguien de su calidad moral, su valentía y su compromiso, se puede recoger en unas líneas.  Ciertament, nos hemos sentido a la vez impresionados y cercanos a su figura.

Proveniente con toda seguridad de una familia acomodada, como nos lo insinúa que empezó los estudios de medicina en una época a la que sólo las familias acomodadas podían mandar a sus hijos a la Universidad, dejó sus estudios y entró en el seminario para escoger el camino de la Iglesia de los pobres, de la Iglesia de Jesus de Nazaret. Ejerciendo su ministerio (religioso, moral y social) en un barrio marginal, que con su trabajo y su impulso, se convirtió en un lugar digno para vivir, defendió a los pobres, a la Libertad y a la Dignidad.

Tuvo el coraje de decir en alto lo que muchos católicos pensaban en voz baja: denunció en voz alta a la Iglesia Católica Argentina por no haber hecho nada por los desaparecidos durante la última dictadura militar. Además,  afirmó que el prelado riojano Enrique Angelelli, su maestro y amigo, fue asesinado porque “los obispos lo dejaron solo”. Ese fue el papel que decidió tomar la mayoria de la jerarquia argentina en su dictadura. Pero eso ni es nuevo ni sorpresivo, es el que ha decidido tomar la mayoria de las jerarquias católicas en todas las dictaduras de derechas.

No nos extraña que le llamaran el cura vasco. Mantuvo su compromiso con los desfavorecidos, con la Justicia y la Libertad. Como muchos curas vascos durante la Guerra Civil, los duros años de la Dictadura y los tristes años de la democracía imperfecta que nos ha tocado vivir, en que los déficits de libertad y la miseria terrorista han acabado con muchas ilusiones y vidas. Como muchos de los misioneros vascos que han realizado su labor en Sudamérica, creando y difundiendo la Teología de la Liberación, devolviendo a los pobres, a los desfavorecidos, lo que era suyo: la Iglesia de Jesus de Nazaret.

El día 7 de enero, cuando se enteraron de su muerte, algunos habrán respirados más tranquilos, pensando que se ha callado una voz  que les colocaba ante sus faltas y miserias. Otros muchos, los que vivieron con el, los pobres y los injustamente perseguidos, habrán llorado su marcha. Esperemos que su trabajo y su ejemplo haya enraizado y su labor, y sus ideales tengan muchos y adecuados seguidores.

Goian Bego

 

Cadena 3 – 9/1/2012 -Argentina

Último adiós al sacerdote Justo Irazábal, conocido popularmente como el “Cura Vasco”

El sacerdote Justo Irazábal, conocido como el “Cura Vasco” y referente de compromiso con los más pobres, murió a los 84 años en la ciudad de Córdoba.  El “Cura Vasco”, que pasó gran parte de su vida en Villa Angelelli, un asentamiento de la periferia sur donde viven unas 750 familias, falleció el sábado alrededor de las 18 en el Hogar San Camilo, donde vivió en los últimos años por problemas de salud, ya que padecía cáncer.

(Sigue) (Traducción automática)

——————————-

Día a Día Córdoba – 7/1/2012 -Argentina

El “Cura Vasco” nos dejó a sus 84 años

Justo Irazábal, el "cura vasco"

Justo Hilario Irazábal, más conocido como el “Cura Vasco”, dejó de existir ayer cerca de las 18 en el Hogar San Camilo de Argüello, en donde residía desde hace cinco años por problemas de salud. “Estaba dormido, tranquilito, acompañado por amigos”, dijo a Cadena 3 Rosa Cativa, amiga personal del padre, a quien acompañó hasta su muerte: “gracias a Dios yo estaba a su lado”. También estaba ahí el sacerdote Víctor Acha, inseparable del “Vasco” desde que fueron juntos al Seminario Nuestra Señora de Loreto.

(Sigue) (Traducción automática)

———————-

La Voz – 7/1/2012 – Argentina

A los 84 años murió el “cura Vasco”

usto Hilario Irazábal, más conocido como el “cura Vasco”, murió esta tarde a los 84 años en el Hogar San Camilo y mañana a las 11.30 se realizará una misa en la capilla de barrio Comercial de la ciudad de Córdoba. El religioso, quien se encontraba en el Hogar San Camilo, un geriátrico de barrio Argüello, falleció cerca de las 18, según manifestó su amiga, Rosa Cativa.

(Sigue) (Traducción automática)

———————-

Clarín – 8/1/2012 – Argentina

Murió Justo Irazábal, el “Cura Vasco”

Tenía 84 años y pasó gran parte de su vida en Villa Angelelli, un asentamiento cordobés. Hace una década, había levantado polvareda al afirmar que la Iglesia “no hizo nada frente al drama de los desaparecidos”.

(Sigue) (Traducción automática)

———————-

La Voz – 8/1/2012 – Argentina

Murió el Cura Vasco, ícono del compromiso social

Justo Irazábal, el Cura Vasco, falleció ayer a los 84 años en el Hogar San Camilo, el geriátrico donde vivía. Hoy, a las 11.30, se realizará una misa en la parroquia de barrio Comercial, donde inició su vida como sacerdote. “Estaba enfermo. Falleció a las 18. Estaba dormidito, tranquilito, serenito digamos. Murió acompañado de los amigos del Hogar San Camilo”, señaló su amiga Rosa Cativa a Radio Cadena 3. Tenía cáncer.

(Sigue) (Traducción automática)

———————-

 

anuncio-productos-basque-728x85-2