Tenemos que reconocer que éste es un asunto que nos ha costado más de una discusión en las cenas de amigos/as. En algunas de ellas, sale el tema de los desequilibrios sexistas que se dan en todas las sociedades, incluida la vasca (podríamos hacer el chiste de que en este caso los hombres son los que salen perdiendo, pero es un chiste que entienden mal un buen número de mujeres, cosa que, viendo los informativos, también comprendemos).

Pero, volviendo a hablar en serio, uno de los planteamientos que más revuelven a ciertos sectores de nuestras interlocutoras, es la afirmación por nuestra parte de que eran las propias mujeres las que ayudaban a perpetuar esos roles a través de la educación en casa. Ese convencimiento que teníamos, totalmente intuitivo y sin ningún apoyo “científico” no era del agrado de algunas de nuestras contertulias que nos acusaban de cargar la responsabilidad del problema en las víctimas. Evidentemente nuestros intentos de explicar que esa no era la intención que nos guiaba, sino que sólo queríamos definir los puntos débiles de la cadena educativa y del proceso de socialización, que permitían que esos problemas de desigualdad continuasen.

Parece que este estudio de la UPV/EHU, realizado por Maite Garaigordobil y Jones Aliri , ratifica de forma científica esa intuición que tantos disgustos dialécticos nos ha costado. No nos alegra sólo por darlos la razón (que también, para que lo vamos a negar), sino, sobre todo, porque este tipo de constataciones pueden ayudar a crear mecanismos que compensen o corrijan esos errores y consigamos una sociedad más justa para todos.

El estudio recoge otros aspectos interesantes, como la relación entre nivel sociocultural de la familia y la transmisión de valores sexistas, o la fatal atracción que sienten entre sí hombres y mujeres educados en los mismos principios sexistas. Lo que podría dar lugar a una especie de guetos de sexismo en un futuro.

The Telegraph -1/10/2011 – Gran Bretaña

Mothers to blame ‘for sexist children’

The study analysed the sexism levels of 1,455 sons and daughters aged between eleven and 17 - The Telegraph - Photo: ALAMY

A study of almost 1,500 children found it is the woman of the household who is to blame for the development of discriminatory behaviour – even though she herself is more likely to be a victim of sexism. The phenomenon could be explained by children spending more time with her, the household chores she encourages them to do, the gifts they are given and the roles they infer and the important role she plays in the transference of values.

(Sigue) (Traducción automática)

———————————

UPI – 1/10/2011 – USA

Moms may transfer sexist attitudes to kids

A family’s socioeconomic and cultural level are associated with sexism but mothers’ attitudes may be most influential in promoting it, Spanish researchers said. Study co-authors Maite Garaigordobil and Jones Aliri of the University of the Basque Country said mother-daughter, mother-son and father-son relationships appeared to be associated with the transference of discriminatory behavior from one generation to the next.

(Sigue) (Traducción automática)

——————————

Red Orbit -1/10/2011 – USA

Moms More Likely To Pass Sexist Attitudes On To Kids

Children are more likely to learn sexist behavior from their mother, researchers at the University of the Basque Country in Spain have discovered.In the study, the findings of which were published earlier this month in the journal Psicothema, Dr. Maite Garaigordobil and Jones Aliri analyzed 1,455 children between the ages of 11 and 17, as well as their parents (764 mothers and 648 fathers).

 (Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2