Un acontecimiento histórico, del que no teníamos conocimiento, ha sido incluido en Wikipedia (versión en inglés) en estos días. Nos referimos a la Guerra Vasco-Vicuña que se produjo por el control de Potosí (actual Bolivia) entre 1622 y 1625. ¿En que consiste? No vamos a extendernos en relatar lo que tan bien recogen los documentos que adjuntamos, pero sí nos gustaría dejar algunos datos que expliquen la importancia de este lugar en el mundo del siglo XVII.

Potosí es una ciudad situada al sur de Bolivia y se encuentra en una altitud de 4.067 metros sobre el nivel del mar (una de las tres ciudades de mayor altitud del mundo. Su existencia se debe a las extraordinarias reservas de plata que se acumulaban en el cerro del que tomo su nombre: Potosí, y que se convirtió en el gran  productor de riqueza del Imperio español durante casi dos siglos, hasta el agotamiento de las vetas argentíferas. En 1650 esta ciudad era la más grande de América y una de las mas grandes del mundo, con 160.000 habitantes (más que Londres o París). Pues bien, aquella ciudad y aquella riqueza estaba bajo el control de vascos hasta el punto que:

El trabajo organizado, constante y tenaz de los vascos y su consecuente poderío económico, despierta la envidia en otros grupos étnicos españoles y en los hijos de españoles nacidos en América (criollos), que bajo el liderazgo de Alonso de Ibáñez (1.617) se rebelan contra el orden establecido, provocando la guerra entre vicuñas (criollos) y vascongados. (Bolivia en la red. Departamento de Potosí)

Así es, los españoles y los criollos hijos de estos, se rebelaron contra el control que los vascos tenían de las minas y de las instituciones de la ciudad. Ese control lo habían logrado a través de su capacidad de control de las minas, su capacidad de organización como “nación vascongada” (la primera Cofradía de Aranzazu de toda América nace en Potosí), y la hábil utilización de las capacidades que les daba su condición de hidalgos. Todo ello hacia que, en un tiempo sin igualdad de derechos (incluso para los propios conquistadores), los vascos obtuvieran una posición muy favorable a pesar de su escaso peso cuantitativo en relación con el total de la población colonial.

No estamos hablando, por tanto, de una lucha entre “buenos y malos”. Se trata del intento de los líderes de toma de control por parte un grupo de los colonizadores, los Vicuñas, que en población era mayoritario, y que no aceptaba que una comunidad vasca, muy pequeña en cantidad, hubiese conseguido la preponderancia absoluta en la producción minera y la posesión de buena parte de los cargos en el cabildo.

No era una lucha de obreros y patronos, sino de grupos de poder que querían el control de los medios de producción y de los puestos en el poder municipal. Puede que la cuestión principal pase por entender las diferencias de actitud y de capacidad que se dieron y que permitió que la comunidad vasca para conseguir esa posición de prevalencia.

Los vascos no «conquistaron» las minas, crearon los negocios que las explotaban y las hicieron rentables para ellos, y para la Corona, para la que tener la garantia de una capacidad de extracción y transformación de las riquezas que salían del Cerro del Potosí, eran fundamentales para sus planes de expansión y de supremacía en Europa. Los vascos como empresarios y comerciantes brillaron en las colonias americanas.

Hablamos de enfrentamiento entre españoles y vascos, porque entre estos últimos también había vascos de Iparralde (se sabe que muchos vascos de Iparralde pasaban al lado sur y se hacían pasar por vascos de ese lado, para poder emigrar América del Sur). El enfrentamiento duró tres años y se resolvió con el mantenimiento por parte de los vascos de su posición y la transformación de los líderes “vicuñas” en proscritos.

Dos datos curiosos:

  • En el bando de los Vascongados, se encontraban, junto a los «miembros de la nación vascongada« (alaveses, bizkainos, gipuzkoanos, navarros y montañeses) los catalanes.
  • Como dato clarificador de la situación y de los objetivos de la revuelta, vemos como , en mitad de la guerra, uno de los líderes de los Vicuñas, Juan Fernández de Tovar decidió tomar los hábitos. Parece que en tan repentina conversión, tuvo mucho que ver su deuda de 20.000 pesos (una fortuna) a la que no podía hacer frente. Puede que el no poder tener un rápido acceso a las riquezas de los vascongados, que le habría librado de la deuda, le hizo ver la luz y unirse a la orden religiosa de los Franciscanos.
Representación del Cerro del Potosi
Representación del Cerro del Potosí

Como les decimos, es la primera información que hemos encontrado sobre este acontecimiento histórico, pero no nos ha costado mucho encontrar más referencias a este enfrentamiento, que les vamos a incluir en esta entrada por si este asunto ha encendido su curiosidad (como a nosotros).

Esperamos que les guste este curioso, e interesante, asunto.

Nota: en el blog y tenemos una entrada sobre una novela de José María Esparza en torno a estos acontecimientos.

Wikipedia  – 28/8/2011 – Enciclopedia (edición inglesa)

Basque-Vicuña war

The Basque-Vicuña war (Spanish: Guerra de Vicuñas y Vascongados) was an armed conflict in Alto Peru, present-day Bolivia, that lasted between June 1622 and March 1625, fought between Basques and “Vicuñas” (an informal term for non-Basque Spaniards, a name obtained through the habit of wearing hats made of vicuña skins).Competition over the control of the silver mines in Potosí, Lípez and Chichas surged in the early 17th century, pitting Basques and Vicuñas against each other.[2] The Vicuñas had initially employed legal and political measures attempting to block the Basque attempts to monopolize control over the Cabildo (municipal government) of Potosí and the silver mining sector. However, these efforts did not yield results. Violent incidents began in 1615, and escalated in 1622 following the assassination of a Basque of a street in Potosí.

(Sigue) (Traducción automática)

—————————

Google Books

El espíritu emprendedor de los vascos

Escrito por Alfonso Otazu,José Ramón Díaz de Durana

(Sigue)

————————-

Revista de Estudios Americanos. – 2002

La “nación vascongada” y sus luchas en el Potosí del siglo XVII.

Escrito por Jurgi Kintana Goiriena

La “nación vascongada” y sus luchas en el Potosí del siglo XVII
(Sigue)