Traemos aquí un ejemplo de cómo ciertos grupos políticos pertenecientes a los sectores mas duros del nacionalismo español influyen en los corresponsales internacionales para dar una visión deformada, parcial e incluso falsa de qué está pasando en Euskadi.

El mecanismo es sencillo, por definirlo de alguna manera. Por un lado, los grandes medios e comunicación españoles, siempre dispuestos a aportar su grano de arena a la construcción de la nación española (que ellos entienden como la deslegitimación de cualquier otro sentimiento de pertenencia diferente del españo que pueda existir en e Reino de España) dedican grandes espacios a permitir que aquellos que trabajan creando opinión en favor de esos sectores del nacionalismo español puedan explicar a gusto sus teorías, suposiciones y opiniones. envolviéndolas, como en el caso presente de un aura de respetabilidad científica que hacen que sis opiniones se presenten como fuera de cualquier discusión. Porque, después de todo, ellos son profesores universitarios e investigadores de las mejores universidades, así que sus opiniones no son opiniones, sino realidades evidentes. De otro lado, los responsables políticos de los principales partidos españoles se dedican en Madrid a transmitir sus puntos de vista con toda diligencia a los corresponsales extranjeros, con el objetivo de que transmitan, como realidades, lo que en verdad son las opiniones personales y los intereses políticos de dichos partidos. No podemos menos que poner como ejemplo de eso la serie de artículos publicados por el Frankfurter Allgemeine Zeitung  y  que hemos ido recogido en nuestra web.

De tal forma que, en su mayor parte, los periodistas que escriben para medios internacionales usan, para su documentación previa y para la estructuración de sus artículos o reportajes, las fuentes que esos grandes medios españoles o internacionales, dando por buenas las tesis que en ellos se recogen, como si fueran las verdades inmutables que explican la realidad del conflicto o de la política vasca.

Un claro ejemplo lo tenemos en este artículo de Terra Brasil, en el que la periodista, Érica Chaves, ni se ha planteado buscar otro punto de vista. No le ha pasado por la cabeza, porque, después de todo, eso que escribe es lo único que ha estado oyendo y leyendo en los últimos años. Se dan por verdades absolutas asuntos muy discutibles, como la financiación de  ETA con dinero de organismos legales como AEK (que es la tesis que defiende machaconamente Mikel Buesa hasta el punto de que a veces da la impresión de que cuenta los ingresos que va a tener Bildu por sus resultados electorales o por los ingresos de sus cargos políticos, como dinero disponible para ETA) o el absurdo de afirmar que si ETA dice que ahora la violencia no es necesaria, es que justifican la violencia anterior (claro, si no, no la habrían utilizado). Eso sin entrar en la inmoralidad de la afirmación que realiza todo un profesor de Ciencias Políticas al afirmar lo siguiente:

Batasuna, com o novo nome de Sortu, encenou uma separação do ETA com a única finalidade de que os políticos do partido pudessem pagar os custos militares da organização.

(Batasuna con el nuevo nombre de Sortu, escenificó su alejamiento de ETA con la única finalidad de que los políticos del partido pudieran pagar los costos militares a la organización.)

Esa afirmación es una opinión  que para que sea una certeza se tiene que demostrar. Pero el mero hecho de que sea un profesor de ciencias políticas el que la haga, le otorga un valor  que, para un lector lejano al conflicto, la transforma en evidencia indiscutible.

En definitiva, pocos son los periodistas que se plantean analizar los problemas desde otro punto de vista. Y no nos estamos refiriendo a la moralidad, o no, del uso de la violencia ya que, desde todo punto de vista su uso e inmoral (pero en todos los casos). Nos estamos refiriendo a entender qué esta pasando en realidad en Euskadi, qué esta pasando en ETA y en los grupos que conforman el movimiento independentista radical, para que se estén dando los pasos que se están dado.

Nos preguntamos lo siguiente, ¿Cuánto le habría costado a esa periodista hablar con otras fuentes? ¿Nadie le ha explicado en la facultad donde curso sus estudios la necesidad de confrontar diferentes opiniones? Seguramente si, pero el peso especifico de la opinión monocorde y monolítica que los grandes medios de comunicación españoles (y una buen número de medios extranjeros) hacen creer que esas opiniones (parciales, sesgadas y con un claro interés político), son algo así como leyes de la naturaleza: incontestables. Para esos medios de comunicación y, a través de ellos, para muchos de los periodistas  que se acercan al problema vasco, es tan indiscutible la ley de la gravedad, como que no hay nacionalista vasco bueno. Son tan indiscutibles los principios de la termodinámica, como el axioma que presentan como indiscutible: ETA es independentista y ETA mata, luego todos los independentistas matan , o tienen por la pata (es decir, son cómplices).

Si no hablan mas que con ellos, con los representantes del ultranacionalismo español, es muy difícil que se den cuenta que la mayor parte de los nacionalistas vascos, no sólo no son cómplices de ETA, sino que son victimas de ETA y, además, ha sido desde hace mucho tiempo víctimas de los elementos más violentos del nacionalismo español unificador.

Terra Brasil – 18/8/2011 – Brasil

Após décadas de terror, Espanha testa promessa de paz do ETA

O ETA (Euskadi Ta Askatasuna, ou Pátria Basca e Liberdade, em basco) não é mais um perigo para a Espanha. Não oficialmente, depois que o grupo separatista disse não ao terrorismo no dia 10 de janeiro deste ano. Mas há quem duvide de que a palavra deles seja lei. Afinal, por muitos anos atentados terroristas e emboscadas contra representantes de opositores mataram mais de 800 pessoas e assustaram a muitos outros.

(sigue)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2