Hemos tenido en el congelador durante unos dias este articulo del Scotsman. ¿La razón de ello? Queríamos dar unas vueltas a las opiniones y percepciones que su autora, Jennifer Dempsie , una  ex-asesora del primer ministro  de Escocia, proyectaba en su amplio artículo sobre la situación del nacionalismo vasco y catalán. Teníamos claro que debíamos referenciarlo en nuestra web, tanto por el medio en el que se publica, como por la importancia intrinseca que le otorga estar firmado por quien esta firmado. Pero tampoco queríamos publicarlo sin algunos comentarios que, pensamos, debiamos aportar al texto.

El primer ministro escoces Alex Salmond y Jennifer Dempsie

En relación con Euskadi, es evidente que la autora del artículo, Jennifer Dempsie, ha quedado deslumbrada por el efecto BILDU (un efecto muy espectacular pero que aporta poco de nuevo a  la escena política vasca, si no es la desaparición de la moribunda EA), ya que se dedica a transcribir literalmente las afirmaciones habituales de los principales integrantes de esta formación, es decir la Izquierda abertzale (IA). Unas afirmaciones que han repetido a lo largo de los últimos 30 años, de forma reiterativa  desde la comodidad que da no tener responsabilidades de gestión de administraciones públicas mayores que las correspondientes a municipios de tamaño medio. Es decir, en el campo de la gestión real del pais, en el mejor de los casos, se han sentado en los bancos de la oposición para decir lo mal que lo hacen los que gobiernan.

Ahora las cosas han cambiado. Tienen ahora la responsabilidad de dirigir la Diputación Foral de Gipuzkoa (DFG), con una mayoria minoritaria en las Juntas Generales que les va a obligar a negociar. Eso va a cambiar las cosas, bueno en realidad las están cambiando. Resulta chocante oir al Diputado General de Gipuzkoa decir que asuntos de enorme transcendencia no son de la responsabilidad de la DFG, cuando hasta hace poco, cuando no gobernaban, reclamaban a esa misma institución una posición de clara oposicion. Resulta llamativo oirles decir, por ejemplo, que es posible que las posiciones de BILDU y PSOE podrían permitir colaboraciones de ambos grupos en cuestiones de materia fiscal, cuando ellos hacian creer, hasta hace poco, que el acordar con el PSOE era venderse a España. Estar en la oposición es cómodo, el otro siempre lo hace mal. Gobernar, tomar decisiones, es algo muy diferente. Pero aun están el el início del proceso de toma de contacto con la realidad de la gestión, así que aún pueden mantener ese discurso que, con tanta habilidad, ha copiado nuestra visitante escocesa.

Aplicando el refrán popular, la primera en la frente. Jennifer Dempsie afirma que el PNV :

EAJ-PNV party has led the Basque government since the devolution of Basque autonomy in the early 1980s until 2009. Despite its pro-self determination leanings in all its years of office it has not been in any rush to move towards adding to the fiscal powers already held by the three Basque territories.

En primer lugar. La CAPV, que es de lo que parece que nos habla, no es el País Vasco. Es parte. pero obviando esto y entrando en lo que afirma. El PNV ha sido el ÚNICO partido empeñado en el incremento de las competencias transferidas y en negociarlas en las mejores condiciones posibles. Es más, se ha convertido en una triste tradición en la capital del Reino de España que el partido gobernante pacte con el PNV la trasferencia de algunas de las competencias recogidas en el Estatuto de la CAPV a cambio de su apoyo en el Parlamento. O dicho de otra manera, el cumplimiento de la ley se condiciona a la aportación de los votos, por parte del PNV, a las propuestas del gobierno de turno. Esto lo ha hecho tanto el PSOE y el PP, y habla muy poco de la calidad democrática de estos partidos y de su respeto a la legalidad. La IA, en cambio, no ha movido un dedo por avanzar en ese camino de incremento de la capacidad de autogobierno, escudándose en la cómoda posición del irresponsable todo o nada.

Porque, de mientras que el PNV negociaba y peleaba a lo largo de todos estos años, la IA, se ha dedicado a decir que aceptar un Estatuto de Autonomía era traicionar al Pueblo Vasco, que la única opción aceptable era la soberanía y la territorialidad. Nada podía plantearse por debajo de eso. Nada, hasta que descubrieron al conjunto de los vascos, que sí era aceptable un Estatuto Nacional de Autonomía. En su camino del todo o nada al pragamismo , nos descubrieron el secreto que hacia que un estatuto fuera bueno o malo: colocar el termino “nacional”en el título. Con eso ya era diferente, a pesar de que usaba el término Nacional y dejaba fuera a Iparralde.

Dicho de otro modo, la Izquierda abertzale, la que domina ahora BILDU, lleva 30 años diciendo que el PNV no quiere profundizar en la soberanía, porque negocia las transferencias del Estatuto de Gernika en Madrid y eso es aceptar el Status Quo de la pertenencia al Reino de España. Curiosamente ahora, en su nueva etapa pragmática, esto se ha transformado en la afirmación de que  el PNV no se ha preocupado en incrementar el nivel de transferencias. Porque si esa idea no ha salido de las conversaciones de nuestra visitante con BILDU, ya me dirán de donde ha salido.

A partir de aquí vamos, como se suele decir en estos casos, sin frenos, cuesta abajo.

All that may be changing with the success of an organisation called Bildu at May’s Basque local elections. It is a newly formed coalition of pro-independence parties that, like the majority of the public, rejects violence and enthusiastically aims to strengthen the democratic process. It is a people’s party, which finds itself holding several key positions in office such as Mayor of San Sebastian, who is a doctor and new to politics.

Cuentan que Juan de Ajuriaguerra dijo a finales de los años ’70 a un parlamentario de UCD, que hasta hacía poco formaba parte de del Establishment de la Dictadura y que en ese momento daba lecciones de democracia, aquella famosa frase suya de los conversos a la cola. Si hay un partido nacionalista, que ha realizado movimientos concretos para avanzar en el camino hacia la soberania (como el Plan Ibarretxe, por ejemplo) y que se ha opuesto a todas las violencias, es el PNV. No se puede menos que dar la bienvenida a club de los que rechazan la violencia a aquellos que no formaban parte de el. Pero se el miembro más joven del club no puede ser visto como un plus, sino que se debe ver como la mera aceptación de haber mantenido un aposición equivocada hasta ese momento.

Luego, Jennifer Dempsie, usa una de las expresiones mágicas, uno de los mantras que se repiten y no se sabe muy bien que quiere decir, entre otras cosas porque para cada uno significa una cosa diferente: el proceso democrático. Afirma que la presencia de BILDU, o mejor, la incorportacion de la IA a esa coalición, va a reforzar el proceso democrático. Sin duda. Pero no por lo la razón que se insinua en el texto, sino porque la aceptación de unas reglas democráticas básicas por parte de una significativa parte de la población, y sus dirigentes, siempre refuerza cualquer democrácia (aparte de servir para que duerman más tranquilos muchos ciudadanos).

BILDU It is a people’s party. Así lo dice, como si tuviese el sello para decir que partido es un partido del pueblo y cual no lo es. Sin comentarios. ¿Qué se quiere decir con eso?, ¿Qué hace que un partido sea un un partido del pueblo, o no lo sea? ¿Es que acaso el PNV, por ejemplo, no lo es? ¿ Por qué, en su caso, no lo es?

Jennifer Dempsie, se admira de que un partido como Convergencia tenga 50.000 afiliados en Cataluña. Es decir, le llama la atención de que el 0,67% de la poblacion de Cataluña esté afiliada a este partido nacionalista, extremadamente cercano al PNV y poco coincidente con muchas de las bases ideológicas de BILDU. Si le ha llamado tanto la atención esto, ¿Por qué no ha resaltado lo mismo la afiliacion del PNV? . El PNV  tiene 32.000 afiliados, es decir, tiene una base de afiliacion que supone el 1,06% de toda la población de Euskalherria, y más del 1,52% de la CAV.

Un nivel de afiliación extraordinario para cualquier partido europeo. Como extraordinario es que: esté conformado por más de 230 organizaciones locales repartidas a lo largo de toda Euskadi ( e incluso en el extranjero) que tienen poder decisión en todos los asuntos; que tenga un claro sistema de separación de cargos publicos y cargos internos; o que tenga un compromiso histórico de sus miembros (carcel, destierro, deportaciones, fusilamientos, asesinatos, persecución….) por la auténtica libertad de los vascos. La nacida de la soberania, la libertad, la justicia, la paz y la democracia.

Si ahora existe en Euskadi ese movimiento social y popular por la soberanía, que tanto impresiona a Jennifer Dempsie, es porque desde hace más de 100 años un partido político, que es a la vez un movimiento social de amplia base, encendió y mantuvo la llama de la libertad de los vascos. En los años 60, como reaccion a la dictadura de Franco y , seducidos por los movimientos de liberación de influencia marxista que salpicaron el mundo, jovenes nacionamistas vascos se separaron del PNV y fundaron ETA.  Una organización de lucha antifascista, que después de la muerte de Franco, convencida de que con la violencia iban a logar la independencia, se convirtió en una organización terrorista, que acabó asesinando incluso a sus propios miembros y ex-miembros. Ahora, los que realizaron, justificaron, e incluso jalearon, esos asesinatos, han comprendido que es un camino a ningun parte y están decididos a rectificar. De lo cual nos alegramos mucho.

Pero, eso sí,  están dispuestos a rectificar dando a entender que sólo los demás son los que siguen equivocados. El problema del uso de la fuerza para imponer los propios criterios, es que crea tics poco democráticos, como el de pensar que siempre se tiene razón, entre otras cosas porque el que no piensa como ellos, es liquidable.  Ese camino que ahora están tomando, lo tomó Yoyes y fue asesinada, lo tomó Aralar y fueron acusados de traidores a la causa. Ahora, lo dan ellos y quieren hacer creer al mundo que están llevando a cabo la gran revolución vasca, que abre el camino de la soberania.

En algo tienen razón, su abandono de la violencia, del apoyo a la violencia o de la tolerancia a la violencia (cada uno en el nivel que corresponda) abre un nuevo escenario de unión de fuerzas nacionalistas vascas. Pero hoy y ahora, y sin duda en los próximos tiempos, no son el fuerza que lidera ese movimiento. Ya no son los dirigentes elegidos por Karl Marx y el Che Guevara que conformaban la vanguardia revolucionaria responsable del liderazgo y la liberacion del Pueblo Vasco. Ahora van a ser, nada más y nada menos que lo que las urnas dicen que son. Se tienen que acostrumbrar a eso. Ya no tutelan al Pueblo Vasco, ahora, por fin, estan sujetos a la propia decisión soberana de los vascos, mostrada a través de los procesos electorales.  y no por las asambleas, ni por los grupos populares, ni por las asociaciones, ni por las vanguardias revolucionarias. Sólo por las elecciones.

Esto no tiene que ver con Madrid, ni con España. Sólo tiene que ver con las urnas. Y en las ultimas elecciones las urnas han hablado claro:

El voto nacionalista representa el 60% del voto emitido en la CAPV

En Navarra la situación es la inversa

El PNV es el partido mayoritario en Euskadi Sur

BULDU es una fuerza que ha acumulado el apoyo tradicional que recibia HB y EA

Entendemos que Jennifer Dempsie haya quedado deslumbrada por el brillo de BILDU. Pero no debe olvidarse de algo: hace 40 años, los padres ideológicos de buena parte de este movimiento, decian que el PNV era un partido de otro tiempo, un partido que no cabía en la nueva sociedad vasca. curiosamente 40 años después, los herereros de  aquellos que buscaban aplicar los principios del marxismo revolucionario de Cuba, Polonia o incluso Albania, en Euskadi, siguen diciendo lo mismo del PNV. Sin darse cuenta tódo lo que han tennido que cambiar de su discurso político, mientras que el PNV ha liderado la transformación de esta parte de nuestro Pais en un referente internacional, y en una potencia económica. Ahora oimos lo mismo, ellos son el futuro y el PNV el pasado. Puede, eso solo lo dira el tiempo y las urnas. Pero primero, antes que nada, tendrán que demostrar si son de verdad lo que ahora dicen que son, y si saben hacer de verdad lo que dicen que saben hacer. Ojala.

Scotsman -26-6/2011 – Escocia

Jennifer Dempsie: SNP can make their message mainstream

LAST week I returned from a trip to Catalonia and Basque country to learn more about what is happening in their independence parties and political movements. Accompanied by Xavier Solano, former Head of the Catalan Government’s Delegation to the United Kingdom, I had the advantage of having an expert at hand to gain a deeper insight than most. What struck me were the significant differences in the style of the politics in Basque country and Catalonia, and also the differences in the nature of support for independence compared to Scotland.
(sigue)
Traductor de Google. El diario Scotsman no admite la traducción automática, así que es necesario copiar el texto y pegarlo en el traductor

 

 

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2