La informacion que hemos leído en The Nevada Sagebrush nos ha producido una profunda desazón. Parece que existe la posiblidad de que una disminución en las aportaciones del Gobierno de Nevada a la Universidad del Estado puede afectar, seriamente, al funcionamiento del Centro. La importancia que tiene este Centro de Estudios Vascos, fundado nada más y nada menos que en 1967, se puede entender en toda su amplitud leyendo el artículo que le dedica la Enciclopedia Auñamendi.

Creemos que sólo la posibilidad de que la labor del Centro sufra recortes por un problema de presupuesto, debe poner a todos los vascos, los de USA, los del resto del mundo y, evidentemente los del interior, en una actitud de alerta. Los vascos vivimos una situación curiosa. Somos un pueblo pequeño, pero que ha tenido un papel clave en muchos lugares del mundo y en muchos grandes acontecimientos de la Historia. Somos, además, un pueblo sin estado y dividido en tres estructuras adminsitrativas diferentes, lo que debilita de una manera extraordinaria nuestra capacidad de actuación y de influencia.

Imposibilitados, o incapaces, de crear estructuras de representación oficial en los lugares del mundo que nos pueden resultar estratégicos como país, el peso de nuestra imagen y de nuestra capacidad de influir en los centros de decisión política, económica o mediática, se apoya, en muchos casos, en las asociaciones que los vascos de la diaspora han creado, por propia iniciativa en todo el mundo, así como con los centros de investigación  que sobre los vascos puede haber a lo largo del mundo. Unas y otros se han convertido, de esta manera, en los responsables de la labor de transmitir la verdad de lo que somos y hacemos los vascos, además de ser un referente básico para los vascos que se acercan a su área de influencia. En definitiva, son claves para mejorar nuestro posicionamiento internacional.

No hace falta esforzarse mucho para comprender que, sin la labor de todas estas instituciones sociales y culturales, la imagen de los vascos en el mundo se deterioraría de una manera muy importante. Ya que su existencia, y sobre todo su labor, son muchas veces la unica herramienta que tenemos para contrarrestar el constante bombardeo de informaciones negativas que ciertos grupos políticos y de opinión, asi como, incluso, algunos organismos estatales, se encargan de alimentar, con el objetivo de desprestigiar la voluntan de ser vascos que tenemos los vascos.

No sabemos cómo terminará este asunto de la asignación presupuestaria para el Centro de Estudios Vascos. Esperemos que se solucione de la mejor forma posible y que  pueda seguir realizando, con normalidad, su fundamental labor. Pero no podemos permitir que su futuro peligre por la retirada de una asignación presupuestaria. No sabemos que harán las isntituciones competentes vascas, pero esperamos, deseamos y pedimos, que asuman una clara actitud de defensa y apoyo. Porque un Centro de Estudios Vascos como el de Nevada es mucho más que un lugar para ir a sacarse una foto de vez en cuando.

 

The Nevada Sagebrush – 2/5/2011 – USA

Basque center in peril


Tucked away on the third floor of the Mathewson-IGT Knowledge Center is an area university administrators have called a gem of the University of Nevada, Reno campus. Inside the Center for Basque Studies, impressionist and modern artwork ornaments the walls that surround shelves filled with Basque literature. Book topics range from fiction to dissertations, with several campus scholars’ books featured in the collection.

(sigue)

anuncio-productos-basque-728x85-2