Una historia curiosa que toca el “tema vasco” de forma tangencial. Desde principios de los años 90 del siglo XX, un grupo de supervivientes  del ataque japones a Pearl Harbor (7 de diciembre de 1941), de la Población de Marin (California) se reunen en el restaurante Chalet Basque de San Rafael para mantener los lazos y recordar la historia que vivieron. Se reunen cada dos meses, pero, como es lógico, la reunión que se realiza en la fecha del ataque tiene un valor especial.

El Chalet Basque tiene una web en la que junto a un Escudo de Euskalherria se lee esta definición de la casa: Welcome to the Chalet Basque restaurant, a family style restaurant serving dishes inspired by the Basque regions of France and Spain.

Hay una anécdota de la que igual tendremos que hablar con mayor profundidad alguna vez. Junto con los miembros de algunas tribus indias americanas, los vascos jugaron un papel clave en la guerra del Pacífico entre 1941 y 1945. La razón, que eran los responsables de las comunicaciones y las que estaban a cargo de los vascos se hacían en euskera. Los radioescuchas japoneses jamás pudieron descifrar la clave que los militares de los EE.UU. estaban usando. Por la sencilla razón de que no había una clave, era un euskera proviniente, de Bizkaia, Gipuzkoa, Navarra o Iparralde. Para que luego algunos digan que no se entienden entre los vascos. Lo hacían, y muy bien, en la Segunda Guerra mundial, para desesperación de los militares del Imperio japonés.

Les dejamos la crónica del evento narrada en el Marin Independent Journal.

Marin Independent Journal – 6/12/2010 – USA

Dwindling Marin group of Pearl Harbor survivors treasures camaraderie


 

Every other month a group of Pearl Harbor survivors and their friends and family meet at the Chalet Basque restaurant in San Rafael to share war stories and socialize over lunch. The group has been getting together since the early 1990s, but its numbers are dwindling fast. (sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2