Hemos recogido una casi infinita cantidad de artículos escritos en todo el mundo con motivo del 25 aniversario de la inauguración del Museo Guggenheim Bilbao (MGB).

Está claro que ha sido un momento aprovechado por muchos medios para recordar la historia de esta institución vasca y el impacto local y global que ha tenido.

Nosotros hemos escrito mucho sobre este museo y sobre su engarce en el proceso de transformación urbana del Bilbao Metropolitano. En algunos casos para resaltar cómo el autor del artículo ha entendido lo que es este proceso, así como el papel que su elemento más emblemático, el Museo, ha jugado en el mismo.

En otros, en muchos casos, para recordar a los autores de los artículos que dicha transformación del Bilbao Metropolitano no dependió del Museo, ni éste fue la causa o el impulso de dicha transformación.

El Museo fue una gran apuesta realizada, en contra de la opinión de muchos, por el grupo de visionarios que estaban impulsando la metamorfosis de esta parte de nuestro país y que entendieron que su construcción y puesta en marcha iba a ayudar de una forma notable a la proyección internacional y a la mejora de la imagen de nuestro país. Lo hizo, y con una intensidad que ni sus promotores, ni los que realizamos este blog (defensores acérrimos del proyecto), nos hubiésemos atrevido a imaginar. Aunque, también es verdad, que ver a la CNN abriendo su informativo desde Bilbao aquel 18 de octubre de 1997 nos empezó a dar una idea de los que este edificio iba a significar en el presente y futuro de nuestra sociedad.

En contra de los que primero se mostraron en contra y luego, ante el éxito de la apuesta, se dedicaron a decir que ese interés iba a ser efímero, 25 años después el MGB se ha convertido en un referente global. Ya lo explicamos hace 6 años: ni fue una «locura», ni es un «producto perecedero».

Como decíamos entonces

«Hoy los vascos podemos decir que hemos conseguido algo que parecía un imposible. Les hemos “robado” uno de sus iconos a los habitantes de New York. Si en 1995 se hablaba del Museo Guggenheim, se pensaba en el que diseño Frank Lloyd Wright  en la Quinta Avenida de New York. Hoy en día la mayor parte de las personas cuando se dice Guggenheim, se imaginan el que Frank Owen Gehry diseñó para Bilbao.»

Y para aquellos que apostaron en contra, que apostaron a que fracasaría espectacularmente, esto ha sido bastante exasperante. Tanto como para no desperdiciar oportunidades para tratar de socavar la imagen del Museo y minimizar su importancia.

De todos esos artículos recibidos, hemos decidido escoger dos que por su enfoque representan la mejor, y más acertada, visión de lo que ha sido el MGB. Uno, de William Cook, se publicó en Independent. El otro, de Sam Jones, en The Guardian. Los dos, por lo tanto, diarios británicos.

El artículo de William Cook, en Independent, se analizan los 25 años del MGB desde una perspectiva que se está convirtiendo en una constante entre los británicos: la nivelación. Y la verdad es que su análisis es interesante.

En relación con que el MGB ha llegado a la élite de la escena internacional para «quedarse», a pesar de la oposición de tantos, lo puede indicar una frase de este artículo:

One of the world’s most iconic buildings like the Eiffel Tower. Yet, like the Eiffel Tower, its construction was extremely contentious – looking back, it seems remarkable that it was ever built at all.
(Uno de los edificios más icónicos del mundo como la Torre Eiffel. Sin embargo, al igual que la Torre Eiffel, su construcción fue extremadamente polémica: mirando hacia atrás, parece notable que alguna vez se haya construido.)

Una interesante lectura que sin duda ayudará a muchas personas, en el mundo y en nuestro país, a entender las razones que llevaron a construir el Museo y las consecuencias que para los vascos ha tenido su éxito global.

Por cierto, para leer el artículo de Independent (muy recomendable) hay que estar suscrito (solo hay que dar unos datos y es sin pago, al menos por ahora)

Sam Jones escribe para el diario The Guardian un artículo en el que se intenta, con bastante éxito, definir el peso y la importancia que ha tenido esa infraestructura cultural en el renacimiento del Bilbao Metropolitano.

Puede que el resumen clave de lo que es el MGB y el famoso «efecto Guggenheim» para la transformación urbana de Bilbao, sea la explicación que da Juan Ignacio Vidarte, impulsor del proyecto del Museo y su brillante y exitoso director desde su inauguración:

“If people use the phrase ‘Guggenheim effect’ to communicate the idea that cultural infrastructure can have a transformative effect that goes beyond the purely cultural sphere – that it can have a social, architectural, planning and economic impact – then I’d go along with that.
But they need to understand what all that involves. I don’t like it when that phrase is associated with projects that have nothing in common with this one besides a spectacular building, or with grabby projects. It’s about having the other ingredients that are fundamental to understanding why it worked here but hasn’t worked in many other places.
This project was part of a much bigger plan and it fitted in with that plan and didn’t happen in isolation”

«Si la gente usa la frase ‘efecto Guggenheim’ para comunicar la idea de que la infraestructura cultural puede tener un efecto transformador que va más allá de la esfera puramente cultural, que puede tener un impacto social, arquitectónico, urbanístico y económico, entonces estaría de acuerdo. con eso”
Pero necesitan entender lo que implica todo eso. No me gusta cuando esa frase se asocia con proyectos que no tienen nada en común con este más que un edificio espectacular, o con proyectos llamativos. Se trata de tener los otros ingredientes que son fundamentales para comprender por qué funcionó aquí pero no ha funcionado en muchos otros lugares.
Este proyecto era parte de un plan mucho más grande y encajaba con ese plan y no sucedió de forma aislada, no se hizo por capricho».

Dos brillantes miradas a lo que es y significa el Museo Guggenheim Bilbao la de estos dos periódicos británicos. Ojalá todos los periodistas fueran tan capaces de entender las cosas como ellos. Por desgracia muchos han caído en el «corta y pega» de usar reflexiones muy abundantes, pero equivocadas para seguir dando la misma visión equivocada y simplista de lo que es el museo Guggenheim Bilbao y las causas y razones de su éxito global.

Pero de esas no vamos a hablar hoy.

Y para acabar,

Zorionak Guggenheim Bilbao


 

Independent – 6/11/2022 – Gran Bretaña

Can Bilbao’s Guggenheim provide a model of art-led levelling up?

Outside Bilbao’s Guggenheim Museum, beside the Río Nervión, stand two sculptures by Eduardo Chillida, the Basque Country’s greatest modern artist, which symbolise the rejuvenation of this gutsy Spanish port. These robust iron monoliths reflect Bilbao’s rustbelt origins, a city built on shipbuilding and steelmaking, and its dramatic shift to service industries, clean energy and research.

(Sigue)
Independent no admite la traducción automática. Puede copiar el texto y pegarlo en Google Translator

The Guardian – 31/10/2022 – Gran Bretaña

Guggenheim effect: how the museum helped transform Bilbao

Evening approaches Bilbao’s old port, bringing with it the joggers who pinball along the promenades, the tourists mulling a cruise on the dark green waters of the estuary, and the woman in the artisan ice-cream booth who keeps vigil behind tubs of dulce de leche, passionfruit and bubblegum-flavoured “blue smurf”.

(Sigue) (Traducción automática)

Foto cabecera: Museo Guggenheim Desde La Salve – Foto Museo Guggenheim Bilbao


Lagun iezaguzu aboutbasquecountry.eus mantentzen!
Help us keep aboutbasquecountry.eus running!
Ayúdanos a mantener aboutbasquecountry.eus