bebasquetalentnetwork.eus

Martin Wolf es el editor asociado y principal comentarista económico del Financial Times. Y acaba de publicar un interesante artículo de opinión sobre las lecciones que los británicos pueden aprender del País Vasco para revitalizar zonas en declive. El artículo ha aparecido en FT, como es lógico, pero ya ha sido recogido por el diario mexicano Milenio.

Hace un análisis de lo pasado en los últimos cuarenta años en esta parte de nuestro país y de cómo ha resuelto la sociedad vasca los muchos problemas y desafíos los que se ha tenido que ir enfrentando. A modo de resumen alcanza la siguiente conclusión:  “Quizá la lección más importante es que los que viven y son responsables de la región deben tener tanto los recursos como la libertad para tomar decisiones”.

Nos recuerda mucho a la descripción que hizo, hace ya unos años, Richard Armstrong, Director de la Solomon R. Guggenheim Foundation para describir las claves que explican el éxito del museo Guggenheim Bilbao, cuando ante la pregunta directa del entrevistador de si el dinero era la clave del MGB, su respuesta fue: El dinero, combinado con una fuerte voluntad política y un deseo de reinventar el País Vasco.

Pensamos que esa «tercera pata» igual no queda tan clara en el artículo, magnífico, de Martin Wolf. Para llevar a cabo ese proceso es cierto que hay que tener recursos y la posibilidad de tomar decisiones. Pero también hay que crear un plan, una línea de actuación a largo plazo, que sea capaz de crear consensos básicos entre los actores principales de la política y la sociedad.

Junto a todo esto, además, hace falta la voluntad política suficiente para llevarlo adelante. Una voluntad política capaz de enfrentarse a los obstáculos de todo tipo que se puedan encontrar (incluso a la incomprensión de amplios grupos sociales). Y en nuestro País esos obstáculos han sido, y son, abundantes. Desde la oposición de ETA a todo proyecto que naciese de las instituciones, a la aparición de grupos que hacían exactamente lo mismo para cada uno de los proyectos que se ponían en marcha. Pasando por medios de comunicación que tenían, tienen, como misión principal no tanto informar de las cosas, como hacerlo de tal forma se desgaste la imagen de las instituciones. Ya se sabe lo bien que funciona entre ciertos medios de comunicación esa idea de que «no dejes que la realidad te estropee un buen titular».

También hay otro asunto importante. Los vascos están acostumbrados a legislar, recaudar y gestionar sus propios impuestos. Llevan 500 años haciendo. Eso hace que, dado el principio de «responsabilidad unilateral» con la que se rigen el Concierto y el Convenio Económico, sean muy prudentes en todo aquello que se refiera a «los dineros» porque saben que no tienen «donde pedir».

Resulta interesante, mucho, leer los comentarios que ha generado este excelente artículo.

Financial Times -30/11/2021 – Gran Bretaña

Lessons in ‘levelling up’ from the Basque country

How are declining regions to be revitalised? This question arises wherever erstwhile bastions of heavy industry have collapsed in high-income countries. Nostalgia for the past is futile. One must regenerate and renew instead. The Basque country in Spain has succeeded in doing so. Its success suggests some big lessons: first, renewal must come from within; second, it is never finished.

(Sigue) (Traducción automática)

Milenio  – 1/12/2021 – México

Lecciones del País Vasco para obtener “nivelación”

¿Cómo revitalizar las regiones en declive? Esta pregunta se plantea allí donde los antiguos bastiones de la industria pesada se han hundido en los países de altos ingresos. La nostalgia del pasado es inútil. En su lugar, hay que regenerar y renovar. El País Vasco, en España, lo ha conseguido. Su éxito sugiere algunas grandes lecciones: en primer lugar, la renovación debe venir de dentro; en segundo lugar, nunca se termina. https://www.milenio.com/negocios/lecciones-del-pais-vasco-para-obtener-nivelacion

(Sigue) (Traducción automática)

 


Lagun iezaguzu aboutbasquecountry.eus mantentzen!
Help us keep aboutbasquecountry.eus running!
Ayúdanos a mantener aboutbasquecountry.eus