Hace 60 años, en julio de 1960, se fundaba en Centro Vasco de Cañuelas, en la Provincia de Buenos Aires. Y nosotros queremos unirnos a las numerosas felicitaciones que han recibido por esos 60 fructiferos años de vida.

Se fundo años después de que Radio Splendid de Buenos Aires le hiciera al Lehendakari Aguirre esa entrevista que nunca nos cansaremos de referenciar y en esos 60 años, los vascos que se unen en el Denak Bat de Cañuelas siguen al pie de la letra aquella petición del Lehendakari: ser en esa tierra de acogida, de entre todos los ciudadanos los mejores.

Los colores que llevan en el corazón los vascos de Argentina, no son ni dos ni tres. Ni sólo los dos de la bandera de aquella extraordinaria república que ayudaron a crear y que acogió a tantos y tantos vascos con los brazos abiertos; ni sólo los tres de la Ikurriña de su tierra de origen. Estos vascos llevan cuatro colores grabados en su alma: el rojo, el verde, el blanco y el azul.

Y los llevan de la mejor forma posible. Recordando su Patria vasca, la tierra de la que llegaron sus mayores. Se mantiene unidos a ella, con amor y entusiasmo, como buenos hijos de Euskadi. Pero también comprometidos con su Patria argentina, en la que la mayor parte de ellos nació y ha crecido. Un compromiso solidario con sus compatriotas argentinos, que responde fielmente a esa petición de José Antonio Aguirre.

Qué orgullosos nos tenemos que sentir los vascos del «interior» del compromiso, el trabajo y la entrega de nuestros hermanos del «exterior». Forman parte, son una pieza clave, de nuestra Nación.

Denak Bat de Cañuelas, Zorionak…. y a por el centenario, con el mismo entusiasmo y compromiso.