A lo largo de los diez años que llevamos haciendo este blog hemos recibido en numerosas ocasiones preguntas sobre el origen de los principales símbolos de los vascos. Personas que deseaban conocer más sobre el origen y significado de aquellos símbolos que aman y por los que se sienten representados.

También, es verdad, que nos hemos encontrado con afirmaciones y frases lapidarias, que intentaban darnos a entender que esos símbolos no tenían valor alguno.

Por ejemplo, afirmando que tales símbolos eran unos «inventos». Es difícil explicar a alguien que nos dice que la Ikurriña es un invento del siglo XIX que todas las banderas son inventos, porque ninguna crece en los árboles; o que la Ikurriña es un símbolo muy anterior a otras banderas que hoy ondean, sin cuestionamiento alguno, en la explanada de la sede de la ONU. No es que sea difícil de explicar, o de entender. Es que, en la mayoría de los casos a los que afirman eso, no les interesa conocer la verdad.

Los símbolos de una nación nacen cuando la nación los necesita. Y todos nacen a partir del finales del siglo XVIII, con la consolidación de la idea del estado-nación, y la sustitución de la propiedad personal de los reyes de súbditos y territorios, por la idea de la nación como una comunidad de ciudadanos, todos ellos con los mismos derechos y obligaciones.

Puede que el único caso que se sale de ese esquema histórico general sea el de la Confederación Helvética, que tiene una bandera desde al menos el siglo XIV. Algo tendrá que ver que es en esa época cuando se libraron, definitivamente, del yugo de reyes e imperios (qué envidia).

¿Qué se les puede decir a los los que aseguran que la Ikurriña fue primero la bandera de un partido político, o que se hizo copiando la Union Jack del Reino Unido de la Gran Bretaña (creada, por cierto, en 1801)? Pues que la ignorancia es un mal campo para que crezcan las ideas, pero es tierra fértil para que se asienten las mentiras y los engaños.

Llevábamos mucho tiempo pensando que era necesario escribir algo sobre este tema. Es cierto que no estamos hablando de informaciones sobre los vascos aparecidas a lo largo del mundo. Pero, eran tantas las preguntas y comentarios recibidos, que pensábamos que era algo que merecía la pena incluir.

La evolución de la ikurriña
La evolución de la ikurriña

Era un tema que nos encontramos con un pequeño folleto editado hace años por la Fundación Sabino Arana, y que cumplía perfectamente con el objetivo que buscábamos: explicar de una forma clara y amena, el origen de los tres símbolos claves de cualquier nación: bandera, escudo e himno.

Así que lo hemos decidido a actualizarlo ligeramente, como por ejemplo incluyendo una representación de la evolución de la Ikurriña desde su idea original de ser la bandera de Bizkaia dentro de la Confederación vasca (conformada por todos los territorios, confederados como hermanos libres e iguales), hasta representar a todo el país. En ese primer esquema de banderas, cada uno de los seis territorios tenía su propia «ikurriña» y había una que representaba a toda la nación.

Esperamos que sea útil para los que desean conocer mejor la historia de aquellos símbolos con los que se sienten representados, y que sirva para que el otro grupo, el de los que están dispuestos a vivir en la ignorancia con tal de no aceptar su valor, aprendan algo.

Folleto sobre los símbolos Nación (SAF)

 

 

Advertsiement