Una interesante historia que nos llega desde las islas de Saint Pierre et Miquelon, situadas en el Golfo de San Lorenzo, junto a la costa Canadiense. Nos la cuenta Linda Saci a través de la web de La 1ere.

Escudo de Saint Pierre et Miquelon
Escudo de Saint Pierre et Miquelon

Hemos hablado en numerosas ocasiones de este pequeño archipiélago que tiene en su bandera y escudo una ikurriña, para recordar sus orígenes. Algo que también han hecho en el Condado de Johnson, Wyoming, por la misma razón.

En estas islas la presencia vasca, proveniente de la parte de nuestro país situada al norte de los Pirineos (bajo administración francesa) fue muy importante desde la llegada de los primeros colonos. Esa presencia se ha mantenido hasta nuestros días como podemos comprobar en los artículos que hemos escrito sobre ellos, y que nos cuentan historias realmente sorprendentes sobre la capacidad de mantener la conexión con sus raíces por parte de una comunidad vasca a miles de km de su tierra de origen.

Esta historia no es menos sorprendente. Nos habla de un herrero de Montreal que viaja a estas islas a enseñarles cómo fabricar un hacha bizkaina según el método tradicional, es decir, tal y como se hacía hace dos siglos. Lo hará en una forja tradicional, La forge Lebailly, que ha sido recuperada  en Saint Pierre.

Mathieu Collette, que es como se llama en herrero, se ha mostrado sorprendido de saber que en una de las islas del archipiélago, l’île aux Marins, existen aun hachas fabricadas con las mismas técnicas que va a mostrar durante su clase.

Por cierto, cuando se habla sobre el valor de las hachas como instrumento de intercambio comercial, no hemos podido menos que recordar una de las historias que más nos ha gustado escribir. La del hacha vasca que se encontró en unas excavaciones de un poblado de la nación Hurón, ubicada en un estrato datado en el año 1500. Una historia apasionante que nos habla de la importancia e influencia de la presencia de los marinos vascos en la costa del Norteamérica.

Por cierto, esta es una buena ocasión para descubrir la ferrería de El Pobal, una ferrería vasca (de Bizkaia) con 500 años de historia a sus espaldas. Pueden hacerlo con el artículo, las fotos y el vídeo que incluimos aquí. Allí se dieron forma a muchas hachas como las que Mathieu Collette ha fabricado este pasado domingo. Alguna de ellas, seguro, llegaron a aquellas costas.

La 1ere – 17/9/2018 – Francia

La réplique d’une hache basque ancienne fabriquée devant public à la forge Lebailly

La forge Lebailly a ouvert ses portes au public dans le cadre des journées européennes du patrimoine, dimanche 16 septembre 2018. Mathieu Collette, fondateur des Forges de Montréal, a forgé une réplique d’une hache biscayenne, d’origine basque, à cette occasion. Un travail de plusieurs heures.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2