Kevin Daley reportero en el Tribunal Supremo USA del Daily Caller escribe un articulo sobre las peleas peleas legales que el Departamento de Estado mantiene con el Fiscal Especial Robert Mueller, encargado de la investigación del caso Trump-Rusia. En pocas palabras, y si lo hemos entendido bien, que la cosa no es fácil (al menos para nosotros), el Departamento de Estado está intentando que el Tribunal Supremo impida que el Fiscal especial divulgue públicamente detalles de la investigación. En un evidente intento de ocultar la verdad.

En este articulo cita como un caso que se está desarrollando en estos mismos momentos, sobre el asesinato de Jesús de Galindez, esta íntimamente ligado al desarrollo del caso Trump-Rusia.

Rafael Leónidas Trujillo, y su extraordinario parecido con el dictador Franco (y no sólo en el físico)
Rafael Leónidas Trujillo, y su extraordinario parecido con el dictador Franco (y no sólo en el físico)

Y es que esa misma maniobra de entorpecimiento de la difusión de los detalles de las investigaciones, es la que está utilizando el Departamento de Estado para evitar que se conozcan los detalles de la desaparición y asesinato deJesús de Galíndez, profesor de la Universidad de Columbia, afiliado al PNV y miembro de la administracion vasca en en el exilio. Galindez fue secuestrado pleno centro de Manhattan en 1956 y de allí se lo llevaron a República Dominicana para que fuera asesinado por orden del dictador Trujillo.

Resulta que el abogado y escritor Stuart McKeever, de 82 años, se ha pasado ha pasado décadas investigando la desaparición de Jesús Galindez, y quiere que un juez divulgue el testimonio secreto dado a un gran jurado de Washington DC que investigó la desaparición del político vasco. Pero el Departamento de Justicia argumenta que los jueces no tienen “autoridad inherente” para divulgar dicha información a menos que caiga bajo las exenciones aprobadas por el Congreso, que no se aplican en el caso Galindez, o en muchos otros, incluida la posible investigación de Mueller.

Parece que según el Departamento de Estado USA, el secuestro y asesinato de Galindez, en el que, con toda probabilidad, participaron miembros de la CIA, no “alcanza el nivel de importancia histórica excepcional“, que justificaría su liberación. Lo cual dice mucho de su conocimiento de historia, de su concepto de justicia, y de lo se pueden esperar cuando “las razones de Estado” (o “el que no se vean las miserias”) se impone a la Verdad y a la Justicia.

Si Stuart McKeever ganase el próximo mes la apelación y se pudiesen divulgar los testimonios secretos que se dieron en el caso Galindez, el Fiscal especial Robert Mueller tendría mucho más cerca el poder divulgar las informaciones del caso Trump-Rusia que el Departamento de Estado quiere ocultar.

En el artículo de Kevin Daley se cita otro de Josh Gerstein publicado en Político, donde se explica con todo detalle este caso, y cómo esa próxima sentencia, que se espera el próximo mes, puede afectar al caso Trump-Rusia.

La revista Life informa del secuestro y desaparición de Galindez (18-3-1957)
La revista Life informa del secuestro y desaparición de Galindez (18-3-1957)

Nosotros hemos hablado en varias ocasiones de este patriota y comprometido defensor de los principios democráticos en los que creía,. Su critica a la dictadura del sanguinario dictador Rafael Leónidas Trujillo, le llevó a la muerte. Su tesis para el doctorado en Filosofía versó sobre La era de Trujillo con el título: “un estudio casuístico de dictadura hispanoamericana”. En ella dejaba las miserias del dictador al aire. La tesis fue aceptada formalmente por la Universidad de Columbia el 27 de febrero de 1956. Días más tarde, el 12 de marzo, su desaparición causó conmoción en el mundo entero.

Este es el que puede ser su último texto antes de su desaparición. Se lo dejamos junto con las dos informaciones que hemos citado.

“Madrugada de una noche, víspera de Navidad, la gran ciudad neoyorkina duerme en silencio. Y la pluma corre sola, pergeñando cuartillas que nunca verán la luz del día porque fueron demasiado sinceras. Esta sola se salvó”.

Soy vasco: algunos se ríen y otros me odian

“Soy vasco… Algunos se ríen, otros me odian. Es todo lo que me queda cuando el desaliento me domina y camino por las calles a la deriva. Soy vasco, y allá lejos hay un pueblo al que pertenezco. Yo no soy nada, un amasijo de pasiones y anhelos sin colmar. Pero soy parte de ese pueblo. Al que veo en mis sueños despierto; vestido de gudari camino de la montaña, le veo en las romerías y al caer la tarde por una estrada, le veo en el esfuerzo del frontón y en los pescadores que salen a la mar, le veo cantando y rezando, le veo en la continuidad de los siglos. Estoy solo, solo con mis angustias. Pero seguiré, seguiré adelante aunque nadie me comprenda en esta Babilonia. Y algún día me tenderé a dormir junto al chopo que escogí en lo alto de la colina; en el valle solitario de mi pueblo, a solas con mi tierra y mi lluvia. Estas me comprenderán al fin…”.

Jesús de Galindez

Nunca pudo tenderse a dormir bajo ese chopo en lo alto de una colina de Araba. Pero somos muchos los que le entendemos, y le admiramos.


Daily Caller – 27/8/2018 – USA

HERE’S HOW KEY PARTS OF THE MUELLER INVESTIGATION COULD REMAIN SECRET FOR YEARS

A lawsuit currently pending before the U.S. Court of Appeals for the D.C. Circuit could severely impair special counsel Robert Mueller’s ability to share details of his inquiry into Russian interference in the 2016 election with the public.

(Sigue) (Traducción automática)


Politico – 27/8/2018 – USA

‘Sleeper’ case could torpedo Mueller report

A little-noticed court case stemming from the apparent murder of a Columbia University professor six decades ago could keep special counsel Robert Mueller from publishing any information about the Trump campaign and Russia that he obtains through a Washington grand jury.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2