Hace un tiempo empezamos a recopilar una curiosa lista que intentaba recoger la “presencia vasca” en el Sistema Solar. Asteroides, cráteres, y otros accidentes geográficos en planetas, lunas y asteroides tienen nombres relacionados con los vascos.

Hoy queremos añadir un nuevo elemento que incrementa esta lista de elementos con conexión vasca en Sistema Solar. Nos hemos enterado gracias a la web del Smithsonian en que recoge el nombre con que han sido bautizados algunos accidentes geográficos de Mercurio y de una luna de Plutón. Curiosamente, el artículo esta firmado por Julissa Treviño que tiene un apellido con una evidente relación con nuestro país.

Es en Mercurio donde hace su aparición una nueva “relación vasca” con los cuerpos celestes de nuestro “vecindario”.

En la en la Cuenca de Caloris, hay una serie de depósitos que ofrecen un aspecto rojizo y brillante. La International Astronomical Union (IAU) ha dado un nombre a siete de ellas. Nombres basados en el térmico Fácula (que significa punto brillante) acompañado  del termino “serpiente”. Cada una de esas fáculas lleva el término serpiente en un idioma diferente.

Uno de ellos se llama Suge Facula, y tal como se puede ver en su ficha de la IAU, el Término “suge” ha sido tomado del euskera (y basándose en el diccionario Basque-English publicado por la University of Nevada-Reno).

Smithsonian – 16/4/2018 – USA

Sci-Fi and Snakes Rule in New Official Names for Features on Pluto’s Largest Moon and Mercury

With each new missions into space, we get spectacular views of stars, asteroids, planets and more. And with each discovery of crater and mountain on these far-flung worlds, researchers need identifying names.

(Sigue) (Traducción automática)


Science – 9/4/2018 -USA

Mercury’s ‘snakes’ get formal names

When NASA’s Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry, and Ranging spacecraft made its first flyby of Mercury in 2008, astronomers spotted strange deposits: blankets of material ranging from tens to thousands of kilometers wide whose color led researchers to informally dub them “red spots.” To date, scientists have cataloged more than 150 of these objects—and now, the International Astronomical Union has given them formal names.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2