Paul Almeida es, desde este mes de agosto, el Decano de la Georgetown University McDonough School of BusinessLa universidad jesuita, y por lo tanto católica, más antigua de los USA.

Paul Almeida, escribía a mediados de octubre un artículo en el Financial Times, en el que definía la estructura y los principios de funcionamiento que rigen a los Jesuitas, la obra de Iñigo de Loiola, como un modelo valido y actual para cualquier empresa multinacional.

En el artículo, sumamente interesante, describe los elementos del funcionamiento interno de la Compañía de Jesus, que han hecho de esta organización un “caso de éxito”. En el texto cita a dos vascos, santos y jesuitas: San Ignacio de Loiola y San Francisco Javier. Como dijo Miguel de Unamuno, «La Compañía de Jesús y la República de Chile son las dos grandes hazañas del pueblo vascongado».

Es curioso que a ninguno de los dos los defina en el artículo como vascos, cuando hay mucho del “ser vasco” en el espíritu de la Compañía. Resalta su estatus de “noble”, y su pertenencia a la clase dirigente. En realidad, la familia de San Ignacio provenía de una familia noble, que formaba parte de una sociedad donde la “nobleza” estaba muy extendida.

No somos expertos en Management, en realidad apenas sabemos algo más que unas definiciones generales. Pero nos ha llamado la atención que en el artículo se pase “de puntillas” por uno de los aspectos fundamentales de las técnicas de gestión empresarial que han aplicado con gran éxito los jesuitas a través de los siglos.

Su papel misionero, de difusión de la doctrina y los principios de la Iglesia Católica de Roma, les ha hecho llegar, como bien se explica en el artículo a todos los rincones del mundo. Adquiriendo además un papel de educadores, creando instituciones de formación en los que no sólo estudian los que “pueden”, sino en las que en muchos casos encuentran un lugar los que “valen”.

Pero lo han hecho, y es a la característica que echamos a faltar en esa descripción de sus valores, adaptándose a lo local; aprendiendo a encajar en su entorno; y optando para cumplir con sus objetivos, por posiciones de defensa de las sociedades donde se integraban que les llevó a enfrentarse al poder establecido en aquellos lugares, y a situaciones de persecución e incluso martirio. Desde las Reducciones jesuíticas, hasta un papel predominante en la Teología de la Liberación.

Releyendo definiciones de viejos apuntes, para recordar lo casi olvidado, nos encontramos con este principio:

El Management está comprometido con la integración de las personas en un proyecto común, y por eso se encuentra profundamente inserto en la cultura. Ello implica que entre los retos básicos a los que deben enfrentarse en una sociedad es encontrar e identificar aquellos elementos de su propia tradición, historia y cultura que puedan utilizarse como bloques para construir el Management.

Como decíamos más arriba no se puede obviar, para entender a los Jesuitas el origen vasco de su fundador. Lo mismo que no se puede obviar que, en fiel seguimiento de los principios marcados por el papado en el Concilio Vaticano II, fue con otro vasco como Prepósito General de la Compañía de Jesús, el padre Pedro Arrupe, cuando en 1974, los Jesuitas proclamaron que:

la fe en Dios ha de ir insoslayablemente unida a la lucha infatigable para abolir todas las injusticias que pesan sobre la humanidad.

Lo que les llevó a tomar reforzar su papel de compromiso con los más pobres en todos los rincones del planeta.

Recogemos, también, la aportación de Ivan Bofarull, así mismo publicada en el Financial Times, donde se resalta el papel de exploradores de los Jesuitas, en el que resalta la necesidad de conocer y de adaptarse a los nuevos escenarios. El autor de esta carta cita algunos Jesuitas exploradores. Nosotros no podemos menos que incluir en esa lista a José de Anchieta, el Padre Anchieta, el fundador de Sao Paulo, emparentado directamente con San Ignacio de Loiola y una pieza clave en la historia de Brasil. Que fue, qué casualidad, un profundo defensor de los indios y de su cultura y lengua.

Financial Times – 15/10/2017 – USA

Why a 16th-century saint is a model of modern management

When Pope Francis assumed the papacy in 2013, there were cheers from many around the world. Francis was the first pope from the Americas and the first Jesuit. While his appointment focused new attention on the Jesuit Order, the Society of Jesus has been around since 1540, when it was founded by St Ignatius Loyola.

(Sigue)


Financial Times – 27/10/2017 – USA

Jesuit explorers adopted a learn-it-all mindset

When Pope Francis assumed the papacy in 2013, there were cheers from many around the world. Francis was the first pope from the Americas and the first Jesuit. While his appointment focused new attention on the Jesuit Order, the Society of Jesus has been around since 1540, when it was founded by St Ignatius Loyola.

(Sigue)
Traductor de Google. Financial Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor
anuncio-productos-basque-728x85-2