El 30 de julio se ha botado en el astillero La Naval de Sestao, el ferry que está construyendo para la compañía holandesa TESO.

Este ferry dará servicio a la mas occidental de las Islas Frisias, Texel, comunicándola con el Continente. Las islas Frisias se encuentran ubicada en el Mar de Wadden que es el mayor sistema ininterrumpida de arena y barro pisos intermareales en el mundo. Lo que ha llevado a la UNESCO a declararlo en toda su extensión (que abarca Holanda, Alemania y Dinamarca) Patrimonio de la Humanidad.

Esa ubicación ha hecho que la Royal N.V. Texels Eigen Stoomboot Onderneming , es decir, TESO, haya solicitado la construcción de un ferry que cumpla más altas normas medioambientales.Un buque que pueda usar gas natural para impulsarse y que realice un alto aprovechamiento de energía solar. Además, el buque debería ofrecer la máxima comodidad a los viajeros y tener un diseño interior que encajase en entorno donde iba a operar. Todo ello lo ha encontrado en un astillero vasco. En La Naval.

Al recoger esta información no hemos podido que recordar, por numerosas similitudes, otras de las joyas navales que han salido de los astilleros de la Ría de Bilbao. Uno construido por La Naval y otro construido por la ya desaparecida Compañía Euskalduna.

Nos referimos los buques de lujo de pasajeros Princesa Leopoldina, botado en Euskalduna en 1961 y al Princesa Isabel, botado en la Naval en 1962. Dos buques extraordinarios, que, durante más de 40 años, recorrieron el mundo mostrando la elegancia de sus líneas. Se puede conocer sus historias aquí.

Princesa Leopoldina construido por la Compañia Euskaduna
Princesa Leopoldina construido por la Compañia Euskaduna

 

anuncio-productos-basque-728x85-2