Segunda entrada sobre el Bombardeo de Gernika escrita en la conmemoración de este acontecimiento en 2015:

Verdades y mentiras sobre el Bombardeo de Gernika, en 1937

——————————

Este domingo, 26 de abril de 2015, muchos conmemoramos un año más, aun con el corazón encogido a pesar del tiempo pasado, el crimen que supuso el Bombardeo de GernikaSon muchas las ocasiones en que nos hemos referido a este acontecimiento histórico. En este aniversario, queremos compartir con nuestros lectores algo diferente, que une tres elementos de aquel momento histórico que para nosotros siempre han tenido una especial importancia.

El bombardeo de Gernika y la red de mentiras de los culpables y sus “amigos”

En muchas ocasiones hemos hablado de este crimen de guerra,  y hemos denunciado  los burdos y miserables (así con todas las letras) intentos de minimizar aquella tragedia. Algunas veces lo hemos hecho tan llenos de indignación, que hemos tenido que medir mucho las palabras para no cruzar la línea que marca el respeto a nuestros lectores.

Si tuviéramos que escoger cuatro artículos que reflejasen la tragedia de Gernika, y la tragedia de las mentiras sobre Gernika, pensamos que nos quedaríamos con estos:

En esos cuatro artículos podemos decir que están resumidos lo que consideramos que es lo más importante de nuestro “discurso” sobre la destrucción de la Ciudad Sagrada de los Vascos. Además de contener descripciones de primera mano de periodistas internacionales y estudios bien documentados de historiadores de verdad.

La extraordinaria historia y labor de George L. Steer

La noticia del Bombardeo de Gernika, firmada por Steer, en la portada del New York Times
La noticia del Bombardeo de Gernika, firmada por Steer, en la portada del New York Times

Dentro de este amplio abanico de artículos hay un protagonista con nombre, e historia, propios del que también hemos escrito mucho: George L. Steer. El periodista que contó, con la mayor capacidad de difusión, la matanza que las tropas defensoras del totalitarismo fascista realizaron en esta población vasca. Su descripción del bombardeo se ha convertido en un referente del periodismo, y su libro, El árbol de Guernica, que recoge sus experiencias durante su estancia en Euskadi durante la contienda, en un documento de obligada lectura para el que quiera saber qué pasó entonces.

Los “Niños Vascos de la Guerra”

Una de las consecuencias de aquel bombardeo fue la decisión del Gobierno Vasco de enviar a países seguros a miles de niños vascos. La destrucción completa de una ciudad como Gernika demostraba que las amenazas del fascismo no eran baladíes, y que su afirmación que que iban a arrasar el territorio vasco libre de la bota del totalitarismo no era una bravata.

Some of the children, teachers and helpers shortly after their arrival at North Stoneham, Eastleigh.
Some of the children, teachers and helpers shortly after their arrival at North Stoneham, Eastleigh.

Son también numerosos los artículos que hemos dedicado a aquellos niños que tuvieron que salir de sus casas dejando atrás a sus familias sin saber qué les esperaba o cuánto tiempo tardarían en volver. Y lo que es peor, qué se encontrarían  al regreso.

La mayor parte de nuestras referencias se han centrado en los que se refugiaron en Gran  Bretaña. Nos hemos encontrado numerosos artículos sobre ellos debido , de forma fundamental, a la extraordinaria labor de difusión que realiza la Basque Childrens of ’37 Association of UK (BC’37A UK). Dignos herederos y guardianes de la bondad de aquella Sociedad civil británica que, en contra del criterio de su gobierno (muy cercano a los fascistas españoles), decidió tomar la iniciativa y acoger a 4.000 de aquellas niñas y niños que huían de una posibilidad muy cierta de morir asesinados en un bombardeo masivo sobre la asediada Bilbao.

La relación Bombardeo de Gernika – Steer – Niños vascos de la Guerra – Sociedad civil británica

Nicholas Rankin es el autor del libro Crónica desde Guernica: George Steer, corresponsal de guerra (otro libro de lectura imprescindible) y en 2011 ofreció una brillante conferencia en el encuentro anual que organiza BC’37A UK. 

En este texto Nicholas Rankin, traza de una forma brillante y amena las lineas que conexión entre el Bombardeo, Steer y la llegada de los niños a Gran Bretaña. Con una detallada descripción del debate que se desarrollo entre la mayoría de la Sociedad británica y un gobierno claramente simpatizante de la causa del franquismo (orden, y anticomunismo). Un debate que ganó la sociedad civil y que permitió que 4.000 niños vascos encontraran refugios al otro lado del Golfo de Bizkaia.

El documento, un PDF, está en inglés. pero en este caso la traducción automática de Google permite leerlo en castellano fácilmente. Merece la pena. Al hacerlo, entenderemos mucho mejor como incluso cuando la desesperación parece total, siempre pueden aparecer rayos de esperanza.

Esperanza en forma de periodistas dispuestos a jugarse su vida por contar la verdad. Esperanza en forma de sindicatos, partidos políticos, asociaciones, grupos cristianos,… gentes de derechas o de izquierdas, que entendieron que la solidaridad para los que sufren la injusticia es mucho más importante que la realpolitikque los gobiernos occidentales practicaron durante la Guerra Civil y durante la dictadura franquista para con los sufrimientos del Pueblo Vasco.

Queremos, en vísperas de la conmemoración de 2015 del Bombardeo de Gernika, darles las gracias (a ellos y a todos los que, desde todos los rincones del mundo ayudaron a la Causa del Pueblo Vasco y a su lucha por la Libertad y contra el totalitarismo).

A todos ellos queremos asegurarles que seguimos recordando su bondad y su compromiso, con la misma intensidad que recordamos la tragedia de la guerra que los vascos vivieron en 1936-1937 y que luego alcanzó a toda Europa y a todo el mundo. Ellos fueron unos auténticos Amigos de los Vascos.

Eskerrik Asko

 Basque Childrens of ’37 Association of UK  – 15/10/2011 – Gran Bretaña

“George Steer, the War in the Basque country and the Basque refugee children”

2011 BC’37A UK Annual Lecture, given by Nick Rankin

Now what I want to try and persuade you this afternoon, ladies and gentlemen, is that G.L. Steer also played a pivotal role in the evacuation of some 4000 children to Britain in May 1937, the historic event of nearly 75 years ago that led to the organisation that joins us all here today.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2