A veces lo obvio se deforma para “adaptar” la realidad a intereses particulares. Esta ¿información? publicada en la web del sindicato italiano metalúrgico FIOM-CGIL es, desde nuestro punto de vista, un ejemplo de ese plegamiento de la realidad a los intereses del autor. Es lo que en periodismo se resume como “no dejes que la realidad te estropee un buen titular

La autora del mismo, Orsola Casagrande, quiere explicar cuáles son las pésimas condiciones de la clase trabajadora en el País Vasco, trasladando una visión apocalíptica de una economía en descomposición.

Para ello escoge los datos.

Empezando por la fotografía que ilustra el artículo. El edificio en cuestión es de la harinera Grandes Molinos Vascos S. A., que esta declarado Bien de Interés Cultural (de máxima protección).  Se trata de un gran edificio industrial de los años ’20 del pasado siglo, situado en una zona portuaria-industrial que se encuentra en pleno proceso de transformación siguiendo los parámetros que se están aplicando al resto de las zonas industriales y portuarias de las orillas de la Ria de Bilbao, como Abandoibarra, Urban o Zorrozaurre.

Podían haber escogido, por ejemplo, las imágenes del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, o, si éstas les parecen demasiado buenas para sus objetivos, las de una empresa clásica vasca, el Astillero de la Naval de Sestao. Cualquier cosa, menos un edificio que hace decenios que no tiene actividad económica.

Porque esa fotografía aportada así, sin una explicación de lo que es y de las características y destino del edificio, busca reforzar un mensaje incluido dentro del artículo y que nos parece que no transmite con honestidad la “realidad de las cosas”.

El siguiente elemento es el titular. “Paesi Baschi, dove la crisi è industriale“. Claro ¿Qué va a ser? ¿Agrícola?. el porcentaje de PIB en el País Vasco peninsular era, antes de que se iniciara la crisis, superior a la media de la UE. Ahora es equivalente a la media europea. Eso significa, no es muy difícil entenderlo, que se trata de una economía muy industrial y además muy volcada a la exportación (2/3 partes se destinan a mercados exteriores). No es extraño, por lo tanto, que la economía industrial vasca sea la que más ha sufrido las consecuencias del la situación internacional.

Luego está la selección de los indicadores. Las comparaciones se han escogido para dar la peor de las perspectivas posibles. Además de que las responsabilidades se repartan en función de los resultados. Si las cosas salen mal la culpa es de otros, si salen bien sólo propias.

Una forma extraña de informar de la realidad de un país y en la que, además, se trata a los lectores como a menores de edad, ya que se les niegan una visión equilibrada de los datos, con el evidente objetivo de asegurar que las conclusiones que extraigan sean las “adecuadas a los objetivos de la publicación”.

Si se quiere explicar y denunciar, la degradación de la situación y los derechos de los trabajadores en Europa, y en Euskadi, hay datos, razones y argumentos suficientes como para poder hacerlo sin tener que proyectar una imagen deformada y negativa de una sociedad en su conjunto.

 FIOM-CGIL – 8/4/2015 – Italia

Paesi Baschi, dove la crisi è industriale

L’indagine sulla popolazione attiva (EPA) pubblicata a fine gennaio dall’Istituto Nazionale di Statistica rivela che l’occupazione nello stato spagnolo nel 2014 è cresciuta del 2,53% (pari a 433.900 nuovi lavoratori). Si tratta del primo aumento dal 2007 quando si crearono 522.500 posti di lavoro. Se analizzati per comunità i dati dell’ultimo trimestre rivelano differenze abbastanza sostanziali: il tasso di disoccupazione è aumentato rispetto al trimestre precedente in Catalunya (più 30.500), Paesi Baschi (più 19 mila) e Comunità di Madrid (più 28.800). Analizzando la variazione annuale relativa al tasso di disoccupazione i Paesi Baschi sono l’unica comunità dove questo è aumentato (più 7 mila persone).

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2