Por mucho que lo intentamos no siempre somos capaces de recoger todo lo que aparece sobre los vascos y nos parece interesante. De vez en cuando hacemos repasos para ver que nos hemos ido dejando en el tintero, y vamos encontrándonos con temas que podrían haber sido bonitos de recoger en su momento pero que el tiempo los ha dejado “desfasados”. Pero algunas veces nos topamos con historias que por su tema o importancia tienen un sitio asegurado en nuestra web con independencia de cuándo las encontramos. Uno de esos asuntos en el de los Niños Vascos de la Guerra, que siempre tendrá un lugar especial en nuestra web.

 

El pasado 17 de junio el Bristol Post publicaba un hermoso artículo en el que se recordaba la llegada a esa ciudad de un grupo de 49 niños vascos refugiados de la Guerra civil; de porqué llegaron; y cómo fue su vida en esa ciudad portuaria del sudoeste de Inglaterra.

El artículo se basa en la memoria, y la memoria tiende a recordad de una forma especial lo bueno y a olvidar los problemas. La llegada de aquellos niños que huían de la barbarie no fue fácil. El Gobierno británico y una parte de la opinión pública no veía muy bien que hijos de “rojos” se refugiaran en Gran Bretaña. Sin darse cuenta que su “enemigo” no eran los republicanos, sino los fascistas insurgentes que acabarían llevando al mundo al desastre.

Por suerte, la Sociedad británica tenía muchas personas  solidarias, y de buen corazón, que hicieron todo lo posible porque aquellos niños pudieran alejarse de los desastres de la guerra y vivir en las mejores condiciones posibles. Una muestra clara de que ni los gobiernos ni los periódicos reflejan en muchas ocasiones lo que, de verdad, es la Sociedad.

Los Vascos estarán siempre en deuda con aquellas personas  y organizaciones. Los años hacen que las personas con una memoria directa de aquellos actos que están entre nosotros  vayan siendo cada vez menos.  Pero esa historia no debe desaparecer, se debe hacer todo lo posible no sólo para que se conserve en las baldas de la bibliotecas encerrada dentro de los libros de historia. Esa historia de guerra, y de solidaridad. Esa auténtica historia de Buenos y Malos, permanezca viva en los lugares donde pasó.

Aunque hay una afirmación que queremos puntualizar en el artículo. En un momento, el texto afirma que:

The Spanish Civil War raged between the democratically elected Spanish Republic and the nationalist rebel troops led by Franco (La Guerra Civil española estalló entre la República Española, elegido democráticamente y las tropas rebeldes nacionalistas, encabezados por Franco)

Eso no es correcto. como decíamos en una entrada sobre un asunto similar: No eran Nationalists eran Insurgents, o simplemente Fascists

 

Bristol Post – 17/6/2014/ Gran Bretaña

How Bristol took care of Basque children fleeing civil war

July 1937: Lord Mayor of Bristol A.F. Moon welcomes some of the 49 Basque girls who stayed in the city
July 1937: Lord Mayor of Bristol A.F. Moon welcomes some of the 49 Basque girls who stayed in the city

“CHATTERING Excitedly in their high-pitched Spanish patois, the 49 Basque girl refugees whom Bristolians have adopted for a year looked through the windows of the train that had brought them from the Southampton camp to their new home yesterday. “While the porters piled their meagre luggage – a few cheap suitcases, paper parcels, and toffee tins on a truck they stood together on the platform looking brown and happy, clutching paper packages, some munching sandwiches and they looked for all the world like a party of Sunday school excursionists.”

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2