The Guardian, es diario británico más prestigioso y uno de nuestros diarios favoritos, por lo mucho (y de forma equilibrada) que habla de los vascos.

Hoy volvemos a referirnos a este diario, porque ha incluido un artículo de Simon James, que es el responsable  mundial para el análisis de rendimiento de marketing en SapientNitro. Una de las tres divisiones de Sapient, una compañía de marketing y consulting que provee de servicios empresariales, de marketing y tecnológicos.

El artículo esta incluido en su sección dedicada la Asociacion de Agencias de Publicidad, y en él se pone al Athletic como un paradigma de cómo la necesidad, incluso la “auto-impuesta”, puede ser un magnifico motor de creatividad y de innovación. La conclusión de la reflexión es una evidencia:

For Athletic Bilbao there is no risk in their strategy because it is the only path open to them. There is no alternative. No opportunity cost. No fear. (para el Athletic de Bilbao no hay ningún riesgo en su estrategia, ya que es el único camino abierto a ellos. No hay alternativa. Sin costo de oportunidad. Sin miedo. Lo que hace que pueda ser un bien “libro de texto” para las empresas.)

Sin duda, el artículo comete el error de caer en importantes simplificaciones. El Athletic se alimenta de más canteras que la suya. Porque no es cierto que sea el “único equipo de la ciudad”. En la Ciudad Vasca, de la que habla Simon James,  hay otros equipos llenos de historia, foco de un intenso orgullos social, y con importantes canteras. Canteras alimentadas, también, por el orgullo de cubrir la mayor parte de su plantilla con jugadores locales.  Puede que por eso apenas haya jugadores de fútbol provenientes de la parte de El País de los Vascos, que se olvida de contabilizar el autor: Iparralde. Ente los del “norte” ese orgullo  deportivo de los vascos, ese orgullo social del deporte, se canaliza hacia el Rugby y es ahí donde se realiza el esfuerzo de la cantera.

Pero en cualquier caso, la política del uso exclusivo de jugadores locales, con todos los riesgos y limitaciones que eso significa, sólo se ha mantenido en el Athletic, tras el paulatino abandono de los otros equipos vascos de fútbol de esa “filosofía”. Un abandono ocurrido por las razones que sean, y entre la que no fue la menos importante las propias limitaciones que genera el escaso “producto vasco de calidad” que se puede conseguir en un universo de apenas 3 millones de personas.

Pero todo eso no empaña ni un ápice, pensamos nosotros, el análisis global que hace el autor sobre cómo el Athletic, sus limitaciones y su riesgo (como decimos además auto-asumido) puede significar un elemento de reflexión a las marcas.

Muy interesante

The Guardian – 8/9/2014 – Gran Bretaña

What Athletic Bilbao can teach brands about risk and innovation

Athletic Bilbao’s midfielder Ander Herrera (R) celebrates with Athletic Bilbao’s forward Aritz Aduriz (L). Photograph: RAFA RIVAS/AFP/Getty Images
Athletic Bilbao’s midfielder Ander Herrera (R) celebrates with Athletic Bilbao’s forward Aritz Aduriz (L). Photograph: RAFA RIVAS/AFP/Getty Images

Imagine a sports team from a city consisting entirely of players from that city, never trading or buying players from outside the city, consistently doing well, regularly selling their best players and then still doing well. The club refuses to pick anybody from any other city. Oh, and there is another popular club in the city that takes half of the available citizens to play for the arch rivals, depriving the club of half of the available talent pool.

(Sigue) (traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2