Nos encontramos en la web de la  Agencia Católica de Informaciones (ACI), una asociación educativa sin fines de lucro vinculada a la Iglesia Católica con sede en Perú, algunas informaciones acerca del País Vasco que nos han dejado un poco desconcertados.

La primera de ellas se refiere a las recientes declaraciones del Obispo de San Sebastián Mons,  José Ignacio Munilla durante un reciente encuentro con jóvenes gipuzkoanos. Un encuentro en el que el obispo ensalzaba la figura de San Juan Bosco (cuya fiesta se celebra el viernes de esa semana) quien “desarrolló un moderno sistema pedagógico, conocido como el sistema preventivo” y que “cambió la vida de los jóvenes en Europa”. Pero en esa misma charla  también denunciaba “los nacionalismos exacerbados” hacen “tanto daño” a la paz.

¿Qué nos llama la atención de esta información?

Una cosa de sentido común. El obispo no ha nombrado a ETA es esa charla, o por lo menos, esta referencia no aparece en la información. En cambio, en las etiquetas, los redactores de la información que se recoge en ACI, han incluido, para indizar la información, los términos  Terrorismo y ETA.

¿Por qué nos llama eso la atención? Porque no entendemos que relación de exclusividad tienen las palabras del obispo con ese “nacionalismo exacerbado” en concreto. Por qué no han pensado que se referían al que llevó a la independencia de Perú, y a las diferentes guerras que, por razones nacionalistas y territoriales (e incluso por intereses particulares de su clase dirigente), ha tenido ese país sudamericano con sus vecinos. Sin duda esos conflictos fueron consecuencia de un “nacionalismo exacerbado”, pero en este tema no les ha parecido pertinente incluirlo. Como tampoco les ha parecido pertinente considerar  que se refería al “nacionalismo exacerbado” que guió al movimiento de Unificación italiana, realizado a “sangre y fuego” y que tuvo como un entusiasta aliado al propio Don Bosco.

Cualquier creyente con criterio sabe que el daño más importante a la Paz en el mundo lo hace la injusticia, y la incapacidad de enfrentarse a ésta para defender las verdades evidentes que transmitió Jesús de Nazaret. Unas verdades en las que, por cierto, no se encuentra la definición de la Nación española, que tanto ha preocupado siempre a una parte de la jerarquía católica española. Porque les ha preocupado tanto, que han puesto esa creencia de ellos, la de la indisoluble unidad de la patria española, por encima de los principios marcados por Aquel que dicen seguir.

Porque si el obispo de San Sebastián habla de “nacionalismo exacerbado”, ¿por qué no pensar que se refiere al que guió a buena parte de la jerarquía católica durante la “Cruzada” que llenó de sangre las tierras de su nación española, y de parte de El País de los Vascos? Es decir, al  “nacionalismo exacerbado” que rezumaba buena parte de los miembros de esa jerarquía cuando defendían a los sublevados y les perdonaban, justificaban, o aplaudían ( e incluso cuando co-realizaban), las barbaridades que  se se dieron a lo largo de toda la guerra y en los 40 años de esa dictadura cruel y sanguinaria. Eso sí, los sacerdotes y religiosos fusilados por las tropas de Franco, o muertos en las cárceles de la dictadura, por mantenerse firmes en los principios marcados por Jesús de Nazaret, nunca serán beatificados, porque fueron perseguidos y martirizados por “razones políticas” y no por defender la Fe.

Eso sí. El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), P. José María Gil Tamayo, no ha dudado en desautorizar las declaraciones del Obispo Emérito de San Sebastian, Mons. Juan María Uriarte, afirmando que  los demócratas están “obligados” a “anteponer la unión contra el terrorismo“. ¿La Unión? ¿Con quién? ¿Bajo qué principios? ¿Con qué criterios?  ¿Con qué objetivos?.

La  parte de la Jerarquía católica española que  nunca se sintió en la obligación de “anteponer la unión contra el fascismo“, ni condenar a los que no lo hicieron,  pocas lecciones tiene que dar a una parte importante de la Iglesia vasca que defendió la Justicia y la Democracia, en los duros tiempos de la dictadura.

Eso sí la CEE, no ha debido ver necesario, en cambio, enmendar la plana a otro miembro de la Iglesia vasca, el arzobispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar, cuando afirmó que “con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación”… “El señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa, es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado”

Nos da la impresión que algunos miembros de la Iglesia católica española, aun guardan el palio con el que honraban al dictador Franco. Pensando que “puede haber suerte” y vuelva a tener utilidad. Ustedes ya nos entienden.

ACI Prensa – 31/1/2014 – Perú

Obispo acusa a los “nacionalismos exacerbados” de dañar la paz

ppjoseignaciomunilla290114
Mons. José Ignacio Munilla

El Obispo de San Sebastián (España), Mons. José Ignacio Munilla, ha denunciado que “los nacionalismos exacerbados” hacen “tanto daño” a la paz, en un encuentro junto a 600 jóvenes escolares guipuzcoanos, en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián. En el acto, Mons. Munilla ha ensalzado la figura de San Juan Bosco, cuya fiesta se celebra este viernes, quien “desarrolló un moderno sistema pedagógico, conocido como el sistema preventivo” y que “cambió la vida de los jóvenes en Europa”.

(Sigue) (Traducción automática)

——————————-

ACI Prensa – 3o/1/2014 – Perú

Vocero de Obispos recuerda obligación de anteponer la unión contra el terrorismo

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), P. José María Gil Tamayo, ha evitado valorar las declaraciones del Obispo Emérito de San Sebastián, Mons. Juan María Uriarte –que se mostró en “absoluto desacuerdo” por el encarcelamiento de personas que han trabajado en la izquierda abertzale para “plantarse” ante ETA–, pero sí ha recordado que todos los demócratas están “obligados” a “anteponer la unión contra el terrorismo”.

(Sigue) (Traducción automática)

——————————-

180.com – 20/1/2014- Uruguay

Ser gay es “deficiente”

El arzobispo emérito de Pamplona Fernando Sebastián Aguilar forma parte de los 19 nuevos cardenales que serán ordenados el 22 de febrero y cuyo nombramiento anunció el papa Francisco el pasado día 12. “Con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación”, afirmó Sebastián en una entrevista publicada el domingo en el diario local Sur de Málaga, la ciudad donde reside.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2