Nos hemos encontrado en The Telegraph una historia que se presenta como perfecta en este año en el que se conmemora el 75 aniversario de muchas de  lo grandes sucesos que los vascos vivieron en la Guerra Civil.

Davey “Potato” Jones fue un capitán galés de la marina mercante británica que tuvo una significativa actuación, junto con otros capitanes británicos, en la historia de los vascos que lucharon contra el golpe militar franquista.

El Gobierno británico se olvidó, durante esta guerra de la democracia contra el fascismo, el papel de los vascos durante el bloqueo alemán a las Islas a lo largo de la Primera Guerra Mundial. La naviera de Ramón de la Sota y LLano perdió entre  1914 y 1918,  por efecto de los torpedos de los submarinos alemanes unos veinte cargueros (un total de 50.000 toneladas de registro bruto), por su arriesgada apuesta de colaboración con el Almirantazgo inglés, al que arrendó parte de la flota. Por ello el Gobierno británico le concedió el 9 de marzo de 1921, el título de  Knight Commander of the Order of the British Empire por ser buen amigo de Inglaterra y sus nacionales. El cónsul británico en Bilbao, Madden, destacó en la ceremonia en la que le fue impuesta la orden, el 29 de abril de este mismo año, que los buques del señor Sota, con sus valientes tripulaciones, se hacían a la mar cargados con minerales para Inglaterra, desafiando la campaña submarina. Por cierto, es el mismo Ramón de la Sota que como miembro de EAJ-PNV fue elegido, en 1918, diputado a las Cortes de Madrid por Balmaseda,  y que afirmó:

«…Tenemos que elegir mandatarios para un organismo extraño, para las Cortes españolas de Madrid. Los diputados vascos que a ellas llevemos deben saber que son extranjeros en esas Cortes, que no van a ellas a defender los intereses de España, sino los sagrados de su patria: Euzkadi…

El Gobierno británico, apenas 15 años después, correspondió al nacionalismo vasco, que lideraba en Euskadi la lucha contra el fascismo, con la firma en el Pacto de no Intervención y permitiendo que fuera Londres la sede del Comité de No Intervención.  Esto supuso, en la práctica, el no apoyo de Francia y Gran Bretaña a los republicanos y la ayuda, sin límites, de Alemania e Italia a los sublevados. Con las consecuencias que todos conocemos y que aún sufrimos.

Pero, por suerte para los vascos, una cosa era el Gobierno Británico, asustado e incapaz de reaccionar ante el poder que estaba alcanzando el Fascismo en Europa, y otra muy diferente los ciudadanos británicos. Ya hemos recogido aquí muchas historias sobre los Niños vascos de la Guerra acogidos en Gran Bretaña. Pero sólo habíamos hablado de forma tangencial de los barcos y marinos británicos que rompieron el bloqueo para auxiliar a esos niños y para transportar suministros a los vascos que luchaban contra los insurrectos.

De la historia de uno de esos capitanes nos habla el artículo de The Telegraph y de la búsqueda de información que un descendiente suyo ha realizado para crear un perfil de este personaje histórico. El artículo nos habla de cómo transportó armas escondidas en el buque que capitaneaba, con la intención de entregarlas en el Puerto de Bilbao. Pero buscando un poco nos hemos encontrado con una narración de otro capitán galés, que también participo en labores de apoyo a los republicanos vascos y que nos cuenta cómo el protagonista de esta entrada, recogió en el Puerto de Bilbao (incluso sometido a un bombardeo) a 1.000 refugiados vascos en su barco y los alejó de la guerra, esquivando no sólo los barcos de los rebeldes, sino los propios de la Royal Navy.

Toda una historia de lobos de mar. Por cierto, sus actividades le dieron tal popularidad en Gran Bretaña que incluso un famoso dúo de cantantes de la época le dedicaron una canción

The Thelegraph – 21/6/2012 – Gran Bretaña

An online encounter with my uncle, the gun-running ‘Potato’

David “Potato” Jones, skipper of the Marie Llewellyn

Apropos of not much, I got involved in a chat about family trees, which prompted me to investigate out the tale of my only (as far as I know) notable forebear, a Welsh cargo ship captain named Davey “Potato” Jones. Potato Jones, – my great, great uncle – hit headlines worldwide in 1937, including in this newspaper, as the mouthiest of a group of British merchant skippers planning to run the blockade of Bilbao. Franco had attempted to cut off access to the Basque port to starve Spanish Republicans.

(Sigue) (Traducción automática)

—————————————–

Ceredigion Council Country – Gran Bretaña

‘Thirty Eight Years at Sea’, Memories of Captain Lewis James Herbert, Borth (1900-1981)

I decided it was time for me to return home and I travelled via the Cunard to Southampton. I decided to call in at Cardiff and see what the prospects of employment were. To my surprise, I was immediately offered a berth as Chief Officer. I agreed to accept on one condition – that I had ten days at home. The owner was surprised at this request, but I explained to him that I had just returned from Canada and that I was engaged to be marries. As the owner knew my prospective wife to be, this was arranged. Twelve months later, we were marriesand the onwer came to the wedding and stayed in Borth for a week. A few months later I was promoted Master in the same firm and remained with them until all the ships were sold. When the ship on which I was serving was sold. the new owner asked me to remain. Judge my surprise, when I was told that the ship was now chartered to the Spanish Government and ‘promised me the moon’ if I agreed to stay. Sad to relate the promise never materialised! The Spanisg Civil War was then at its height. All went well for a while but eventually we were told to run the blockade to a North Spanish port. To wait for this run, we had to proceed to the fishing port of St. Jean de Luz in South West France and await orders. I was thoroughly enamoured with this delightful port, so much so, that we named our first daughter Jean. Orders came to proceed to Santander and we arrived without sighting and of General France’s warships. We discharged our cargo, sometimes under difficult conditions, (Franco’s aeroplanes were droppingbombs) and than we were equipped to carry refugees to France. Also in port was the legendary Captain ‘Potato’ Jones, another vessel.

(Sigue) (Traducción automática)

 

The Two Leslies – Old Potato Jones / Now You’ve Been and Gone and Done It (1937)

anuncio-productos-basque-728x85-2