Hace unos días publicaba Melvyn O. Herrera C, dentro de la sección de Opinión del periódico ecuatoriano El Diario, un artículo titulado “De no entender…”, en el que se analizaba lo acontecido en los prolegómenos de  la final de la Copa del Rey donde se enfrentaron el Barcelona F.C y el Athletic de Bilbao.

Lo único que podemos sacar en claro del texto es que, a su autor, la existencia de movimientos nacionalistas dentro del Reino de España no le hace mucha gracia. Eso sí, no tiene muy claro de qué esta hablando, porque confunde la ciudad de Barcelona con la Nación catalana, pero eso no le impide convertir sus alejadas y difusas opiniones personales en afirmaciones que sus lectores pueden tomar como auténticas, por mucho que no lo sean.

En primer lugar nos llama la atención que no se pregunte cómo es posible que la casi totalidad (por no decir que fueron todos) de los 50.000 asistentes al evento deportivo silbaron y pitaron de tal forma que hicieron inaudible  la megafonía de 100.00 vatios que se utilizó para  hacer sonar el himno del Reino de España. Para cualquier analista o simple observador de lo sucedido, esa debiera ser la primera, y principal, pregunta a hacerse.

A partir de esa ausencia de un elemento básico del análisis, el Sr. Herrera inicia su carrera hacia la descalificación. Empieza por afirmar : el Athletic de Bilbao, del llamado país Vasco. Él vive en Ecuador, una realidad política, social e histórica nacida hace apenas 200 años. Mientras que lo que el denomina el llamado País Vasco, existe desde unos cuantos siglos antes (por no hablar de miles de años). La integración de los territorios vascos en el Reino de España y en la República francesa se hizo a través del uso de la violencia y, por lo tanto, en contra de la voluntad de la mayoría de su población y de las instituciones que las representaban.Un proceso que se inició en el siglo XVI con la conquista por parte de Fernando el Católico del Reino de Navarra, continuó con la Revolución Francesa que eliminó el autogobierno de los vascos del actual País Vasco Francés y que finalizó con las guerras Carlistas del Siglo XIX que casi acabaron con todo vestigio de soberanía de los vascos peninsulares.

No sabemos si el citado Sr. conoce la Casa de Junta y el Arbol del Gernika, pero sería bueno recordarle que esa es la sede y el símbolo de uno de los parlamentos a través de los cuales los vascos se gobernaron a si mismo desde tiempos inmemoriales. Un parlamento que, posiblemente, sea uno de los más antiguos de los que estan en activo del mundo. Para que lo entienda, le recomendaríamos que leyese Defensa de las Constituciones de los Estados Unidos, que fue publicado en Londres en 1787. En ese libro, John Adams dedica todo un capítulo a la República Democrática Foral de Bizkaia. Es necesario recordar que John Adams fue el segundo Presidente de los EE. UU. De América del Norte  y uno de los Padres de la Constitución Americana. (Pueden leer el texto en ingles aquí y una traducción automática al castellano aquí). Pero no nos resistimos a recoger un par de párrafos:

En una búsqueda como esta, en busca de gente en Europa que tiene la habilidad, valentía, y fortuna, de mantener una voz en el gobierno, Vizcaya, en España no debe ser omitida. Mientras sus vecinos han resignado desde hace mucho tiempo sus pretensiones en las manos de reyes y curas, esta gente extraordinaria ha preservado su antigua lengua, genio, leyes, gobierno, y maneras, sin innovación, mucho más que cualquier otra nación en Europa. De ascendencia Celta, una vez llegaron a habitar algunas de las mejores partes de la antigua Boetica; pero su amor por la libertad, y su inconquistable aversión a una servidumbre extranjera, les hizo retirarse, cuando fueron invadidos y vencidos en sus antiguas hazañas, a estos campos montañosos, llamados por los antiguos Cantabria.(…)

Es una república; y uno de los privilegios en el que han insistido mas, es en no tener un rey: otra era, que cualquier nuevo señor (lord), en su senda, debería venir al país en persona, y poniéndose con una pierna de rodillas, y prometer bajo un roble (el árbol de Guernica) preservar los privilegios del reinado.

El libro del Sr. Adams se publicó en 1787, unos cuantos años antes de que las élites políticas e intelectuales de Quito decidieran iniciar el proceso de emancipación de lo que es ahora Ecuador. Eso si con la inconmensurable ayuda de Simón Bolivar, el Libertador, de origen vasco como muchos otros héroes y participes del proceso de independencia de toda Hispanoamérica.

Le extraña al Sr. Herrera que muchos ciudadanos vascos y catalanes, posiblemente a la mayoría, no les gusta la idea de vivir en una estado monárquico. No entendemos porque le parece extraño. Sólo hay que ver que ninguno de los estados que se formaron tras el proceso de independencia de Sudamerica adoptó la monarquía como forma de gobierno. Le extraña porque tal vez no recuerda que la monarquía española no es una opción elegida por los ciudadanos, sino impuesta por un dictador, Francisco Franco, que derrocó el gobierno legal republicano, impuso una dictadura de 40 años y obligó a que a el le sucediera, como Jefe del Estado, un rey, Juan Carlos I. Es verdad que la mayoría de los ciudadanos del actual Reino de España aprobaron una Constitución que consagraba la existencia de una monarquía. Pero no es menos cierto que no existía alternativa alguna a dicha Constitución monárquica, y que la curiosa transición española hizo que el paso de la dictadura a la democracia, fuese capitaneado por los mismos dirigentes que habían llevado las riendas de la dictadura.Y estos no iban a permitir de modo alguno que España volviese a la República, que por otra parte hubiera sido lo natural ya que así se habría restaurado la legalidad quebrada por el dictador y sus secuaces.

Luego, como no puede ser  de otra manera, se centra en lo aparentemente anecdótico del asunto y afirma con toda la solemnidad que se pueden dar a esas palabras: Si tan acérrimos independistas y contradictorios a ese monárquico sistema son en estas 2 regiones ¿por qué asisten su público, barras y equipos a bregar tanto, tras el logro de un trofeo que precisamente es la Copa del Rey?

Es como preguntar por las razones que llevan a los opositores  a la dictadura de cualquier país a hacerse funcionarios o profesores universitarios; a acudir a las clases en las que se ensalza la figura del tirano; a disfrutar de un fin de semana cuando están en mitad de una cruel dictadura; o a pedir que la policía que los reprime investigue el robo de su casa.

La respuesta es simple, porque no queda otro remedio. La alternativa es no vivir, desaparecer.  Aparte de que cada vez que un equipo vasco o catalán se lleva la copa del Rey, que antes fue la Copa del Generalísimo (es decir del dictador), es un pequeño triunfo moral. Qué mas quisieran algunos que el Barcelona, el Athletic, la Real Sociedad, o el Osasuna (por decir algunos),  no participaran en las competiciones españolas. Eso sería un triunfo de los que quieren acabar con la existencia de Cataluña o Euskadi, o que al menos desean que sean invisibles para el mundo.

El Sr. Herrera no se puede imaginar el orgullo que significa que el Athletic, un equipo que sólo juega con jugadores vascos, sea capaz de enfrentarse a equipos españoles que, a base de dinero, tienen en sus filas a los mejores jugadores del mundo; o que sea uno de los tres únicos equipos que juegan en la Liga española que nunca haya abandonado la división de honor. Sí, el deporte es también política. Porque ¿No lo es cuando se enfrentan dos selecciones nacionales? Pues en este caso es algo similar.

Cataluña y Euskadi no son regiones sino países. Entendemos que al Sr. Herrera esa diferencia conceptual le pueda resultar complicada de entender. Así que le vamos a poner un ejemplo que pueda entender:

Desde 1789 la actual República de Ecuador, formó parte del Virreinato de Nueva Granada,  y por lo tanto Ecuador no era un país. Tras la independencia, en 1820 formó parte de la Gran Colombia, como Departamento del Ecuador, seguía por lo tanto sin ser un país ya que tampoco existían ninguna de las condiciones mínimas para que eso fuera así. Es partir de 1830 cuando la República de Ecuador se convierte en un Estado independiente, y es a partir de ese momento cuando se empieza la construcción de la nación ecuatoriana, con la creación de un sentimiento de colectividad y de pertenencia.

Por el contrario en el caso de Euskadi y Cataluña, la existencia de esa historia, cultura, tradiciones,  lengua propia y sentimiento de pertenencia, es una realidad desde mucho tiempo atrás. Más de 1.000 años en el caso de Cataluña, que se forma a partir de la Marca Hispánica de Carlo Magno y la creación del Condado de Barcelona. En el caso vasco, los vascos llevan viviendo en la misma tierra, hablando la misma lengua, superando invasiones y gobernándose por su leyes desde tiempo inmemoriales.

No debe confundir el Sr. Herrera la existencia de un estado soberano con la existencia de un país. Porque si lo segundo dependiese de lo primero, Ecuador, por ejemplo, nunca hubiera existido. Lo cuál, evidentemente, es un absurdo.

Hichas de los dos equipos

Por último el Sr. Herrera remata su faena afirmando : la existencia del ETA, un verdadero ejército clandestino y terrorista al servicio de extremistas vascos. En primer lugar quisiéramos saber qué considera él como extremistas vascos. Porque esa era la misma consideración que tenían los independentistas sudamericanos para los realistas españoles (o sudamericanos que también los había y muchos), aparte, claro está, de ser calificados como traidores y bandoleros. ETA, muy señor nuestro, es un movimiento terrorista, minoritario y violento, de corte marxista-leninista, que se ha alimentado para sobrevivir, de la opresión y de la represión que vivió el Pueblo vasco durante la Dictadura de Franco. En absoluto ha sido nunca un ejercito clandestino, como lo fue el IRA en los tiempos de la lucha por la independencia de Irlanda.

Pero donde el Sr. Herrera se supera hasta niveles insospechados es cuando afirma: los barceloneses no se quedan atrás, demostrándolo entre otras actitudes con el generalizado uso de otro idioma, el catalán, en lugar del español. Es decir, demuestran su fobia al sistema y monarquía vigentes y propugnan su separatismo de España usando su lengua propia. Algo que, por cierto también hacen cada vez más vascos.

¿Se imaginará el Sr. Herrera que los catalanes han inventado una lengua para no tener que hablar castellano? Realmente nos ha dejado desconcertados con esa afirmación. Parece que no sabe que es la lengua habitual de unos 4,4 millones de personas; además, son capaces de hablarlo unos 7,7 millones y es comprendido por cerca de 10,5 millones de personas. Parece que desconoce que es un dioma que existe desde, al menos el siglo X, es decir tiene la misma edad que el castellano; que fue el idioma del Reino de Aragón en su expansión por el Mediterraneo y hoy en día se habla todavía en la ciudad italiana de Alguer en la isla de Cerdeña; o que tiene una gran producción literaira de enorme calidad. Con esa afirmación sólo ha demostrado que ha hablado desde la ignorancia, o desde el desprecio absoluto a una cultura milenaria.Usted dirá.

Por cierto, en el partido no solo no hubo incidentes, sino que fue de una cordialidad exquisita entre las dos aficiones.

Sr. Herrera, si usted no ha entendido todo esto, es porque usted no quiere entenderlo. Lo cuál evidentemente nos llevaría a otro campo de juego, al de los posicionamientos políticos.

El Diario – 11/6/2012 – Ecuador

De no entender….

Ciertamente son de no entender algunas cosas que suceden en este mundo; tratemos algo futbolístico: Hace unos días en Madrid, se jugó la final de la Copa del Rey entre el Barcelona de esa ciudad catalana y el Athletic de Bilbao, del llamado país Vasco; recordemos que estas dos regiones españolas se distinguen por su fobia al sistema y monarquía vigentes y propugnan su separatismo de España; de ahí la existencia del ETA, un verdadero ejército clandestino y terrorista al servicio de extremistas vascos; sin llegar a lo anterior los barceloneses no se quedan atrás, demostrándolo entre otras actitudes con el generalizado uso de otro idioma, el catalán, en lugar del español.

(Sigue)

 

La pitada de la polémica
http://www.youtube.com/watch?v=ylZ0WLw5GV8

anuncio-productos-basque-728x85-2