Se trata, sin duda, de una historia mágica y un poco sorpresiva. Es verdad que sabíamos del liderazgo de los vascos en la fundación de la cervecera mexicana”La Modelo”( un ejemplo preclaro de cómo entre vascos se entienden mejor). Pero lo que no sabíamos era que había una íntima relación entre los vascos que vivían en la Ciudad de México, las panaderías y la cerveza.

Una relación que se inicia con la predominancia de la presencia de vascos de la Montaña navarra al frente de las panaderías de la capital mexicana, a partir de los primeros años del siglo XX. No tanto, como explican en la información que les traemos aquí, por su relación anterior con ese negocio, como por su capacidad de organizarlo y por su visión de la forma adecuada de llevarlo adelante. De los despachos de pan, pasaron a  la compra de propiedades productoras de trigo y la creación de molinos harineros, y de forma natural a la creación de fábricas de levadura. No era, por lo tanto muy difícil que, sabedores de la gestión agrícola del cereal, de la producción de levadura, y poseedores de una visión comercial muy afinada, acabaran dedicándose a la producción de cerveza, que tiene una base de productos muy similar a la del pan (cebada+levadura+lúpulo+agua).

De aquellos activos navarros, nos queda una de las cervezas más conocidas y valoradas del mundo: Coronita. Fabricada por la Cervecería Modelo, y apreciada en todo el mundo. Todo ello gracias, en especial, a la labor de un baztanes, Braulio Iriarte Goyeneche, que después de asentarse en el mercado de las panaderías, puso en marcha con otros socios vascos la sociedad Levadura Comprimida Leviatán, y que tras una mala experiencia con socios españoles, acabó sacando adelante, también con socios vascos, la citada cervecera, que hoy en día controla más del 60% del mercado nacional y de exportación en México.

Nos queda, también, una serie de panaderías de gran calidad y tradición a lo largo de toda la capital mexicana. Tan importante, que hasta se pueden hacer recorridos turísticos para conocerlas. Ahí es nada.

Una historia muy interesante y seguro que desconocida para muchos de nosotros

Mexico Cooks – 26/5/2012 – México

Wheat, Flour, and Yeast: Basque Spanish Immigrants’ Bakeries in Mexico City

Braulio Iriarte Goyeneche

Pan Segura, Legítimo Estilo Jalisco(Bread Segura, Real Jalisco Style) is almost literally a hole in the wall on Calle 16 de septiembre in Mexico City’s Centro Histórico.  There’s just enough open space for a person to squeeze single file and sideways past a bread case and into the slightly wider part of the bakery to pick up a tray and tongs.  Buy bread here often enough and you probably won’t fit through the door! A few weeks ago, Mexico Cooks! received an email from a total stranger: Jane Mason, the owner of Virtuous Bread, asked me where to buy certain kinds of specialty flours in Mexico City or anywhere in the rest of the República.  Originally based in England, Jane Mason has recently been working on a bread-baking project in the Distrito Federal.  After exchanging several notes with me, she mentioned that she and her partner were taking a Centro Histórico tour of traditional bakeries that weekend.  Would I like to join them?  Did I leap at the chance?  You bet!

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2