Tal vez habría sido más correcto haber titulado esta entrada como La influencia de un nacionalista vasco en la formación ideológica de Augusto Cesar Sandino. Porque, la verdad, parece que queda poco del ideario de Sandino en el Movimiento Sandista actual.

Pero vayamos al asunto. El periódico nicaragüense El Nuevo Diario, publicaba hace unos días un artículo de opinión titulado Sandino y sus Ideas, firmado por Jorge Eduardo Arellano. En este artículo el autor describe las diferentes fuentes  de pensamiento que crearon el corpus ideológico que guió al líder de la resistencia contra la ocupación norteamericana de Nicaragua: el heroe nacional Augusto Cesar Sandino . Entre las influencias que destaca el autor está la Ramón de Belausteguigoitia, que queda definida en el artículo como el cooperativismo anarquista vasco que le planteó en el libro -Reparto de tierras y problema nacional- (1933) (nos imaginamos que se refiere al libro publicado en 1932 por la editorial Espasa Reparto de tierras y producción nacional).

Tenemos que reconocer que aunque en un principio no lo ubicábamos com precisión, puede que por el calificativo de anarquista que le adjetivaba, el nombre de Ramón de Belausteguigoitia no nos era desconocido. Así que recurrimos a la Enciclopedia Auñamendi (un recurso de la red sobre temas vascos que siempre recomendamos efusivamente) y ahí nos encontramos con la gran sorpresa. El anarquismo atribuido al escritor, abogado y periodista vasco, se transformaba, como por arte de magia, en nacionalismo vasco, y del PNV.

Sandino y Ramon Belausteguigoitia

Este alavés de Llodio, abogado, jugador del Athletic de Bilbao, impulsor de proyectos agrícolas en America, escritor, periodista, soldado del Ejército de México contra el nazismo, miembro de la Sociedad de Estudios Vascos, miembro activo del Centro Vasco de México y de la oposición antifranquista, viajero,….Este hombre extraordinario era, sobre todo, un nacionalista vasco del PNV. Un nacionalista que defendía la recuperación de la plena soberanía que había disfrutado el pueblo vasco hasta 1839. Con un proyecto nacional vasco consistía en la cooficialidad del euskera y castellano, el desarrollo de Ia universidad vasca, una sociedad interclasista, una Iglesia nacional y la autonomía administrativa.

La pregunta es por qué sus planteamientos cooperativistas pueden llegar a ser definidos como anarquistas. Sin duda, es debido a que la idea cooperativista que está inserta en el alma del nacionalismo vasco de esa época (y que fue el germen del cooperativismo vasco de hoy), es revolucionaria. Es revolucionaria porque se sitúa, a un tiempo, en oposición al capitalismo desalmado y al marxismo deshumanizador. Puede que, por eso mismo, Sandino asimilase sus ideas con facilidad, porque esa visión anticapitalista y antimarxista era la que guiaba su pensamiento político. Resulta curioso ver como hoy en día, esa convencimiento de la existencia de una Tercera Vía, claramente presente en el nacionalismo vasco de los años 20 y 30 del siglo pasado y alimentado profundamente por la Doctrina Social de la Iglesia, sigue siendo tan revolucionaria que merece la etiqueta de anarquista.

Un abertzale, con una visión social muy avanzada, con una ideología similar a la que  poseían los que guiaron a los vascos en los duros años de la Guerra Civil, es el Ramón de Belausteguigoitia del que nos habla el artículo del diario nicaragüense. Si algún lector tiene interés en conocer más en profundidad la visión y el pensamiento de este vasco, les recomendamos el trabajo de Iker Gonzalez-Allende: El imperialismo espiritual de Ramón de Belausteguigoitia: América y España en el pensamiento de un nacionalista vasco, publicado en la Universidad de Nebraska. También podemos darles la referencia de un fragmento de su libro Con Sandino en Nicaragua. La hora de la Paz (1934).

El Nuevo Diario – 19/5/2012 – Nicaragua

Sandino y sus ideas

El pensamiento de Augusto C. Sandino, ecléctico e inorgánico, asimiló las corrientes de su época. En primer lugar, la red impulsada por los políticos e intelectuales latinoamericanos que integraron, entre otros, el peruano Víctor Raúl Haya de la Torre (1895-1979), nacido en el mismo año que el nicaragüense; el mexicano José Vasconcelos (1882-1959) y el argentino Manuel Ugarte (1874-1951). Haya de la Torre, con su Indoamérica y su indoamericanismo, resultó clave para la creación del indohispanismo —categoría muy utilizada por Sandino—, orientada a reconocer equilibradamente el mestizaje como factor de identidad (“la raza indohispana”).

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2