Nuestros lectores habituales saben bien que The Boston Globe se encuentra dentro del grupo de medios de comunicación por los que sentimos una especial debilidad. En el año que llevamos siguiendo con constancia diaria las informaciones que sobre nuestro país aparecen por el mundo, este diario no se ha significado por escribir mucho sobre nosotros (no es The New York Times. vamos) pero siempre que lo ha hecho hemos tenido la sensación de que lo hacia con cariño. Pero, a riesgo de darles un pequeño tirón de orejas,  no podemos dejar pasar la oportunidad que nos da un artículo que han publicado hoy, sobre la visita del Lehendakari Francisco Lopez a la sede de Progenika Inc en Mendford (Boston metropolitano). No podemos dejarlo pasar, porque nos va a servir para analizar un asunto que, reconocemos, nos irrita en sobremanera.

No es porque se diga que el Lehendakari ha inaugurado unas instalaciones que llevan meses abiertas. Porque de eso ya hablamos ayer.Lo que tanto nos irrita, es la costumbre, muy extendida, de que todos los asuntos relacionados con la violencia terrorista en Euskadi llevan, en todo el mundo, el adjetivo de vasco. Por contra, cuando se trata de hablar de cultura, industria, empresas, deportistas, artistas,…es decir los elementos positivos de una sociedad, la cosa no está tan clara, y muy a menudo a esos asuntos se les adjetiva de españoles.

No entendemos muy bien lo que hace que sólo este terrorismo sea universalmente conocido como vasco, mientras que en el resto de asuntos de nuestra tierra, nunca está tan definido su origen. No lo entendemos muy bien, desde el punto de vista conceptual, aunque sí sabemos porque ocurre. Es consecuencia directa de la esmerada, eficaz y muy profesional labor de cierto ministerio, responsable de la imagen del España en el exterior, y de los medios de comunicación españoles. Unos y otros llevan décadas explicando que todo lo vasco es español, excepto el terrorismo. Un trabajo tan bién hecho, que, incluso, en muchos lugares del mundo no entienden que existan vascos al norte de los Pirineos, porque  allí está la República francesa y, como es evidente (para ellos), si todos los vascos son españoles, no puede haber vascos en esa parte de Europa.

Toda esta situación es evidente en la información de The Boston Globe. Resulta que nos cuentan que el Presidente de la región vasca de España, visita una empresa española en Boston. El lector nortemaricano haría bien en hacerse alguna pregunta. ¿Por qué la visita?, ¿Será que es la única empresa española en Boston y por eso todos los responsables institucionales españoles la visitan cuando pasan por esta ciudad? El lector que tenga un poco de curiosidad intelectual no entendrá la razón de esa visita. Por la sencilla razón de que en ningún lugar explicar que esa empresa, es una empresa vasca, con sede en el Parque Tecnológico de Zamudio (Bizkaia-Euskadi). ¿Nadie les explicará por qué se llama Progenika? Con “k” de Euskera y de Euskadi.

The Boston Globe – 19/10/2011 – USA

Bio-tech firm opens US headquarters in Medford

Patxi Lopez, second from right, the president of the Basque region of Spain, watches a demonstration of the blood-testing process at Progenika’s new US headquarters at the River’s Edge complex. (Foto: Matt Byrne/Globe Correspondent )

Spanish bio-tech firm Progenika opened its new American headquarters in Medford yesterday.  Local, state, and Spanish officials attended a presentation and tour of the company’s facility at the River’s Edge development, which houses laboratory and office space. The headquarters was formerly located in Cambridge.  Progenika produces equipment and provides services for genotyping blood samples in faster, more efficient ways.

(Sigue)
Traductor de Google. Esta página no admite el sistema atomático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor
anuncio-productos-basque-728x85-2