No es la primera vez que la web Maison habla de asuntos vascos. Nosotros ya la hemos referenciado al hablar de un pintxo basado en la piperrada. Y ahora, al igual que en aquel caso, nos encontramos que llaman a las cosas de forma diferente a las que, por lógica, les corresponden.

La información, en lo referente a la Alhondiga, presenta correctamente el espectacular centro cultural constuido dentro del edificio que fue el antiguo almacen de vinos de Bilbao. Resulta curioso para nosotros, cómo cuando se habla de este centro cultural, en todos los artículos que hemos recopilado, pasa casi desapecibido el uso original del edificio. No sabemos cómo son, o mejor cómo eran, a principios del siglo XX, los almacenes de vinos de las principales ciudades europeas. Pero dudamos mucho de que puedan ser comparables con la Alhondiga bilbaina. Sobre todo teniendo en cuenta que ese edificio estaba ubicado en una población que, en  19o0, cuando se toma la decisión de constuir el edificio, superaba escásamente las 83.000 personas censadas. Mientras que toda Bizkaia no llegaba a las 315.000.

Pero junto a esta ausencia de atención al valor original del edificio contenedor, nos llama la atención la continua voluntad de Maison de bautizar con nombres extraños, lo que ya tiene nombre. Vuelven a cambiar el nombre a los pintxos, si en el caso del pintxo de piperrada, lo llamaban Tartine Basque, en este caso dicen que en el bar de la terraza superior de la Alhondiga, los bilbainos van a TAPEAR (sí, sí a tomar tapas). Pero, hay que ver que obsesión tienen.

Asunto aparte y mas serio, para nosotros claro está, es la idea que transmite de que Cette architecture inventée par Philippe Starck nous plonge dans toute la culture et l’esprit  hispanisant. La verdad es que, por mucho que nos hemos paseado por la Alhondiga, no somos capaces de percibir ese concentrado de la cultura y el espíritu hispano en el que, según la autora, nos sumergimos/introducimos al cruzar las puertas del edificio. Estamos pensando que, para la redactora, ese espíritu puede ser el que emana de una de las columnas diseñadas por Lorenzo Baroli que, según la redactora de la información, destila un aire flamenco (sic).

Resulta curioso ver cómo en cuanto algunos franceses cruzan, hacia el sur, la frontera de La Paz de los Pirineos, se sienten profundamente influenciados por todos los tópicos de lo hispano. Esa sensación que ha sentido la autora,  destila un je ne sais pas quoi de la visión que esos franceses tienen de lo que todo lo que queda debajo de ellos (y usamos el concepto debajo no sólo como una imagen geográfica)  y que con tanta maestría  proyectó Prosper Mérimée en su obra Carmen, a la que convirtió en opera-cómica Georges Bizet. En todo caso, igual somos nosotros los equivocados. Si ustedes al visitar nuestra Alhondiga, se siente impregnados de ese espíritu hispano,  hágannoslo saber.

Por ultimo y ya casi a modo de anécdota. Segun la redactora, el proyecto de Philippe Starck para la Alhondiga (del cuál nosotros estamos totalmente enamorados) tenía como objeto rehabilitarla y humanizarla. No nos imaginamos destino mas humano para un edificio que el de almacen de vinos. Se podrá decir que ahora se ha destinado al uso público, que se ha imbricado en la trama urbana, …. Se podrán decir muchas cosas, pero pensamos que como almacen de vinos no tenía un destino menos humano que el actual.

Maison – 15/6/2011 – Francia

Bilbao et Philippe Starck une histoire d’amour


Lors de sa première visite à Bilbao, Philippe Starck a été  conquis par le projet de réhabiliter et d’humaniser  « l’ AlhondigaBilbao ». Sur 43.000 m² le Maire de Bilbao voulait créer un lieu multi culturel,  de rencontre et d’échanges, ainsi qu’un espace sportif et une piscine. Un lieu pour  « les BilbaÏnos », pour animer le centre de la ville pour se retrouver,  discuter  entre amis et en  famille.

(sigue)

 

Les dejamos el video que, sobre las columnas de este Centro cultural ha preparado la propia Alhondiga Bilbao. No se lo pierdan, es hermoso e ilustrador.

anuncio-productos-basque-728x85-2