Lo sabemos, no es una noticia de actualidad. Pero aquí buscamos recoger informaciones que nos parecen relevantes para los vascos de todo el mundo y que se dan a conocer desde medios de fuera de nuestra tierra. Youtube es internet y, por lo tanto, podemos  incluirla sin mucho esfuerzo dentro de este grupo.

Pero vayamos a lo nuestro. Hoy hemos recibido un enlace a través de un correo electrónico, de la interpretación de una canción muy especial para todos los vascos, el Agur jaunak,  por parte del grupo The Kelly Family un grupo que ha vendido mas de 20 millones de discos en sus más de 35 años de carrera. En estos momentos este video tiene contabilizadas casi 400.000 visitas en Youtube desde 2007.

¿Por qué canta este grupo esta canción sagrada de los vascos? La historia nos la cuenta uno de los miembros del grupo, John Kelly, en la web de EuskoSare (link alternativo). Además de otras muchas historias increibles (pero ciertas, como conocer en Paris a Bruce Springsteen al cantarla como despedida a unos amigos en la plaza frente a Notre Dame) que les han pasado gracias a esta canción que se ha convertido, sin duda, en una especie de talisman para su grupo. Dada esa relación de este grupo con los vascos, incluimos esta entrada, también en la categoría de “Vascos en el mundo”.

Nos imaginamos que muchos de los que leen este blog ya conocen el video. Pero, como estamos seguros que no les va a importar volver a oirlo, nos hemos decidido a colocarla en nuestra web. Además colocamos dos versiones maravillosas de otras dos canciones vascas: la nana popular Aurtxo polita y la canción de Mikel Laboa Txoria txori.

No queremos cerrar esta entrada, sin copiar una parte de la entrevista a la que nos referíamos antes a John Kelly

Estuvimos tocando en las fiestas de los pueblos de Aragón hasta que casualmente llegamos a Pamplona con nuestros instrumentos para ganarnos el pan. Entramos en un restaurante llamado “El mesón del Caballo Blanco” y cantamos varias canciones para los comensales. En el momento de ir a pasar el sombrero, un tal Andoni, que estaba sentado en una mesa nada menos que con Jorge Oteiza, el escultor, dijo a un grupo grande de comensales que cantasen para nosotros el “Agur Jaunak”. Se pusieron de pie y es entonces cuando las notas del “Agur Jaunak” fueron escuchadas por nosotros por primera vez. Tanto fue el impacto y la perfección de aquellas voces que mi padre acabo llorando de emoción. Aquel grupo de comensales era la “Coral de Cámara de Pamplona”. Aquel día mi padre se pregunto: ¿Dónde estoy? ¿A que tierra he llegado? ¿Quiénes son estas gentes?

Pronto comprendieron que habían llegado a la capital del País de los Vascos y les gusto tanto que allí se quedarón por mucho tiempo.

Esperemos que disfruten tanto de estas canciones como las disfrutamos nosotros (que es mucho)

anuncio-productos-basque-728x85-2