La historia y las aventuras de Eusebio «El Vasco» Zamacola Abrisquet dan para un buen libro y para una de esas series que se vuelven un éxito global.

La historia la hemos encontrado en la web de la cadena argentina Todo Noticias, TN,  firmada por Cecilia Di Lodovico. Buscando mas información de este extraordinario personaje, nos hemos encontrado con un magnífico artículo de Javier Echarri en Euskonews (cómo no, siendo como es una de las joyas de la cultura y la historia vasca en internet)

Este vasco nació en Basauri en 1904, creció en Galicia y fue llevado como soldado de reemplazo a luchar en Tetuán contra los bereberes que se levantaron contra la opresión colonial del Reino de España.  Tras esta experiencia tan dura volvió a la Península y allí se convirtió en anarquista y sindicalista para luego emigró a Argentina.

Eusebio Zamacola Abrisqueta en 1924. Archivo Museo Policial del Chaco.
Eusebio Zamacola Abrisqueta en 1924. Archivo Museo Policial del Chaco.

En aquel país sudamericano se convirtió, a partir de 1930 en un conocido, y popular, bandolero, formando parte de la banda de Segundo David Peralta «Mate Cosido». Se puede decir que era el arquetipo de los bandoleros que reciben el calificativo de «Robin Hood»: Robaba a los ricos y nunca a los pobres, caía bien entre las clases populares y jamás asesinó a nadie.

Como explica Cecilia Di Lodovico en su artículo:

«Los artículos periodísticos celebraban un aspecto de su estilo que lo distinguía de Peralta: “No mata”, resaltaban. Incluso, deslizaban las crónicas cierta admiración por el Vasco: saqueaba a empresas que explotaban trabajadores y entregaba parte del dinero a quienes lo ayudaban. Otro valor que destacaban sus contemporáneos: no robaba a pobres.»

O como dice Javier Echarri  en el suyo:

«Zamacola no fue un hombre común, ni un delincuente común. Se enfrentó a una policía corrupta y a las poderosas empresas que explotaban a los trabajadores, manteniendo aquellos ideales que lo hicieron emigrar de la península. Fue respetado por la gente humilde del Chaco, con la cual convivió cuando hubo pagado sus delitos. Él tuvo coraje y ambición, tuvo principios y códigos, tuvo ideales políticos y sociales de los que nunca se desprendió, tuvo palabra, solidaridad y respeto por la vida. A Zamacola, ‘El Vasco’, todo ello lo convirtió en una leyenda en el Chaco».

Como es habitual en estos casos, acabo siendo detenido, en 1938, y pasando una buena temporada en la cárcel. Allí le decía al resto de los internos «Lo peor que puede ocurrirle a un hombre es llegar a ser delincuente».

Y eso fue el aviso de lo que sería un nuevo logro de este vasco en el Chaco.Hizo realidad esta apuesta por abandonar el camino de la delincuencia, se convirtió en  «un hombre de bien», se instaló en Quitilipi, a 140 kilómetros de la capital chaqueña. Allí trabajó como administrador de un aserradero, y fue donde nacieron sus siguientes ocho hijos, porque ya había tenido dos durante su etapa de bandolero. Vivió una madurez y vejez pacífica, y se retiró a la provincia de Buenos Aires, donde murió en 1983.

Una historia que es, como decíamos al principio, digna de una serie en una de esas plataformas de TV que tanto éxito tienen. Una historia de un vasco en el mundo, y una historia, que no es conocida en nuestro país y pensamos, que incluso es poco conocida en su localidad natal, Basauri.

Para los que la quieran conocer mejor: el autor del artículo de Euskonews que recogemos, Javier Echarri, es el autor del trabajo «Eusebio Zamacola Abrisqueta Un basauritarra en el Chaco argentino», ganador de Premio Manuel de irujo en 2010 y publicado,  como libro, por el Gobierno vasco. Un libro que esta disponible en formato PDF de forma gratuita  en la web del Gobierno Vasco.

TN – 3/4/2022 – Argentina

Las dos vidas de El Vasco Zamacola: asaltos extravagantes con Mate Cosido y buen vecino en Quitilipi

Eusebio “El Vasco” Zamacola Abrisqueta fue pieza clave en la banda de Segundo David Peralta, más conocido por su alias, “Mate Cosido”. Aunque el pasado lo ubica como el lugarteniente del célebre bandido rural, algunos se atreven a asegurar que fue, en realidad, su líder. Todos coinciden en remarcar que fue el único del grupo criminal que alcanzó la utopía: reinsertarse en la sociedad, dejando atrás un tendal de delitos memorables.

(Sigue) (Traducción automática)


Euskonews – 2011 – Euskadi

Eusebio Zamacola Abrisqueta: un basauritarra en el Chaco argentino

El ensayista chaqueño Ramón de las Mercedes Tissera, en un artículo publicado en el Diario El Territorio en 1969, sostuvo: Los bandoleros representan algo muy distinto de las manifestaciones vulgares o tenebrosas de la perversión: el crimen, la corrupción, la servicia, el latrocinio furtivo… Los pocos maleantes que han trascendido el mero campo del delito para convertirse en bandoleros, se presentan como hombres dotados de condiciones especiales. Hasta sus actos más alevosos se revelan como excepciones. Tienen no sólo el arrojo para entregar su destino a la suerte de cada momento, sino que consiguen la solidaridad —manifiesta o íntima— de mucha gente y hasta de sectores sociales que no han renegado de sus principios morales pero ven en ellos una especie de reparación o desquite de sus calamidades, de su pobreza, de sus desengaños.

(Sigue) (Traducción automática)


Lagun iezaguzu aboutbasquecountry.eus mantentzen!
Help us keep aboutbasquecountry.eus running!
Ayúdanos a mantener aboutbasquecountry.eus