En el mes en que se conmemora la masacre, el crimen contra la humanidad, que fue el Bombardeo de Gernika, el presidente de la República de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha intervenido en un pleno del Congreso del Reino de España.

Lo ha hecho explicando la tragedia que vive su patria., invadida por el ejercito ruso por orden del gobierno de Putin, y pidiendo ayuda y sobre todo valentía a los países democráticos, en la defensa de la democracia y el derecho internacional.

Pero, además, lo ha hecho comparando lo vivido en algunas ciudades de su país, borradas del mapa por las tropas rusas, con lo sufrido en la ciudad sagrada, y mártir, de Gernika.

Un paralelismo que no solo pasa por la destrucción de la ciudad, o la masacre sistemática de la población civil. Es un paralelismo que pasa, también, por la negación de los autores intelectuales, y materiales, de la masacre de su ser los responsables de la misma.

También hay otra semejanza. En ambos casos los agresores pensaban que la guerra iba a ser un “paseo militar” y en ambos casos no fue, ni por mucho sí. Solo esperamos que en el caso de Ucrania el final sea mejor que el de Euzkadi.

Parece que puede ser así porque, a diferencia de lo que pasó en la Guerra Civil, las democracias occidentales están tomado una posición de apoyo a la causa ucraniana. No como pasó con la República española en 1936, donde esas democracias occidentales tomaron una posición de «no intervención» que, en realidad, era un apoyo implícito a los rebeldes franquistas.

Tenemos que reconocer que teníamos la sensación de que esa referencia iba a estar en el discurso del presidente ucraniano. El bombardeo de Gernika es una imagen universal de lo que el totalitarismo puede hacer en su locura por imponerse. Una imagen muy útil para explicar lo que están viviendo los ucranianos.

Así mismo, sabíamos que si hacia esa referencia, a algunos españoles no le iba a gustar ni un poco. En especial a los que se sienten cercanos al sátrapa Franco. Ya ha habido una periodista, y política que formó parte de la directiva del partido que se inventó Mario Conde para intentar escapar de la cárcel, diciendo que algo así como que «la comparación no le gustaba, porque en Gernika lo malos no eran tan malos y los buenos no eran tan buenos». Seguro que lo dice convencida de que los asesinados por las bombas franquistas en Gernika estaban manchados por una especie de «pecado original», el de ser vascos y no defender el fascismo.

Hace un mes habíamos preparado, junto con nuestros amigos de Limako Arantzazu Euzko Etxea, y la colaboración de la Editorial Periodística Oiga,  un vídeo en que comparábamos Ucrania y Gernika. Lo hicimos impresionados al ver que lo mismo que ocurrió en Euzkadi hace mas de 80 años, se repetía en el otro confín de Europa.

Hoy lo recuperamos y lo actualizamos, incluyendo las palabras del presidente Zelensky sobre Gernika, recogidas en su discurso.


Lagun iezaguzu aboutbasquecountry.eus mantentzen!
Help us keep aboutbasquecountry.eus running!
Ayúdanos a mantener aboutbasquecountry.eus