El pasado 3 de diciembre alguno de los que participamos en este blog pudimos observar cómo en el estanque de la pérgola del parque de doña Casilda en Bilbao, flotaba una nube de pequeños elementos brillantes. Era evidente que se trataba de una prueba de algún tipo de espectáculo. Por un lado se trataba de algo muy bonito, y por otro había un servicio de seguridad que amablemente impedía que los curiosos nos pudiéramos acercar a la zona de la Pérgola.

Hicimos un intento, desde la distancia, de captar alguna imagen para compartir en nuestras redes sociales. Pero, como se puede comprobar, el resultado no resultaba lo suficientemente claro.

Así que nos quedamos sin poder compartir las imágenes y sin saber de qué se trataba.

Pero ahora el misterio se ha desvelado. Se trataba de una muestra de los «fuegos artificiales sostenibles» creados para un evento que se celebrará en Bilbao por el artista, inventor, arquitecto y empresario holandés Daan Roosegaarde.

Estas era las pruebas, y la forma de poder mostrar en un vídeo de forma anticipada lo que se mostrará en ese mismo lugar los días de 1 al 3 de junio de 2022: la nube SPARK BILBAO de 50 × 30 × 50 m. Un espectáculo que se podrá ver durante la celebración en esta ciudad vasca, capital de Bizkaia, del Wellbeing Summit for Social Change 2022.

Se espera que este encuentro, que celebrará en Bilbao su primera edición, reúna a más de 1000 líderes mundiales en las áreas de cambio social, gobierno y negocios. Con el objetivo de que «a través de conferencias, encuentros y experiencias artísticas se pueda profundizar en la comprensión del bienestar individual y colectivo en un contexto del cambio social, y comprometiéndose con la puesta en marcha de iniciativas».

Pero de este encuentro hablaremos, sin duda, más adelante. Ahora hablemos de la creación  de este artista holandés.

Se trata de una nube de 50 x 30 x 50 metros formada por miles de chispas de luz flotantes biodegradables y que está pensada como una nueva forma de celebración sostenible. SPARK es el cuarto proyecto de la serie DreamScapes con Media.Monks en el que un sueño se convierte en realidad para crear un mundo mejor.

Los medios de comunicación de medio mundo se han llenado con las imágenes, muy hermosas, de este proyecto de «fuegos artificiales. sin ruido y sin polución.

Les dejamos la web del Studio Roosegaarde, donde se presenta el proyecto, y dos  informaciones: una de Italia y otra de México.

Studio Roosegaarde – 1/2022 – Países Bajos

SPARK Organic fireworks as a sustainable celebration

Organic fireworks SPARK Bilbao illuminates the city as a new sustainable celebration. Artist Daan Roosegaarde became inspired by the magical light of fireflies, and the desire to update the ritual of fireworks. The result is SPARK Bilbao, a poetic performance of thousands of biodegradable light sparks which organically float through the air. SPARK inspires visitors to wonder and reflect.

(Sigue) (Traducción automática)

Corriere della Sera – 28/1/2022 – Italia

Il cielo sopra Bilbao si illumina con i fuochi d’artificio sostenibili di Daan Roosegaarde

Artista, inventore digital, attivista ambientale: Daan Roosegaarde continua a stupire con le sue performance en plein air aperte al grande pubblico. Dopo le piste ciclabili fluorescenti in Polonia e Danimarca e il cielo “catturato” dentro l’aeroporto di Schipol, il vulcanico olandese presenta Spark Bilbao, un’alternativa sostenibile ai tradizionali fuochi d’artificio, in scena dal 1 al 3 giugno 2022 al Wellbeing Summit for Social Change di Bilbao-Biscay, in Spagna.

(Sigue) (Traducción automática)

Criterio Hidalgo – 28/1/2022 – México

Il Así son los ‘fuegos artificiales’ biodegradables

Ver fuegos artificiales en el cielo es el clímax de varias celebraciones, algo que preocupaba al artista Daan Roosegaarde, originario de los Países Bajos, así que ideó una manera de festejo masivo y sustentable: SPARK (Chispa, en inglés)

(Sigue) (Traducción automática)

 

Película de Media.Monks dirigida por Jan Kooyman y Jos van Meerveld. Fotografía de Roberto Conte, Jontxu Fernandez y Daan Roosegaarde.